lunes, 7 de mayo de 2018

Errores clásicos en la dieta Baja en Carbohidratos



Como comenté en mi cuenta de Instagram las dietas bajas en carbohidratos vuelven al ataque y están más de moda que Los Avengers Infinity War… Si lees esto dentro de unos años, vas a decir ¿"Los qué"?. Pero es que así son las modas, van, vienen, regresan, se quedan, desaparecen.

Lo low carb parece no desaparecer, muchos caen encantados en sus fauces. Y si tú ya te diste cuenta que una dieta baja encarbohidratos puede ser para ti  ahora te toca tomar en cuenta estos detalles para que no cometas errores. La lista es de Very WellFit y tiene de todo así que toma nota:

Me quito lo procesado y ya…
Si la vida fuese tan fácil, dime tú. Una dieta baja en carbohidratos no es quitarse las donas y galletas y listo. Efectivamente si todo lo procesado y ultra azucarado forma parte de tu día a día, al quitarlos vas a ver mejoras en varios aspectos de tu cuerpo. Pero una dieta baja en carbohidratos no es “quitarse lo procesado”. Requiere un poco más de cálculo y planificación.

Comer muy poquitos carbohidratos
Ok, tú dirás "pero esa es la idea ¿no?". Lo que pasa es que baja en carbohidratos no significa SIN carbohidratos. Claro, hay dietas cetogenicas donde los restringen al máximo pero aún consumen algo, porque los vegetales también son carbohidratos. Y dependiendo de cuántos gramos de este macronutriente establezcas en tu dieta, puedes consumir frutas también. La clave está en saber CUÁNTO de cada macro vas a comer.

Comer demasiado de lo "permitido"
 Y este es el clásico error de las dietas al ojo por ciento. Digamos que te permiten más proteína y grasa entonces quieres bañarte en whey protein, mantequilla de maní y queso (no junto, espero porque debe saber malísimo). Otra vez, lo de arriba, lo ideal es tener tu cálculo o la guía de lo que debes comer.

Tener miedo a las grasas
Está el que jura que su dieta es dos hojas de lechuga (que para ellos tiene muchos carbohidratos) y un montón de pechuga de pollo, o hacerse incontables omelletes de pura clara de huevo. #Lohevistotodo y miren eso es como con el amor, con hambre no dura. Las grasas además de cumplir un montón de funciones biológicas en tu cuerpo, no están solo para pegarse en tus caderas sino que te van a ayudar con la sensación de saciedad.

Olvidarte de la fibra
Como dije al principio, "bajo en carbohidratos" no significa sin carbohidratos y la mejor manera de conseguir este micronutriente -la fibra- es con vegetales y frutas. Ella, además de también ayudarte a regular el azúcar en sangre, te da una manito con el número 2 (ir al baño para los no entendidos).

Falta de planificación
Esto ya lo había comentado en el post que hice para Instagram pero si vas a hacer una dieta de estas, YO recomiendo primero que sepas bien qué vas a comer y a juro tienes que planificar. Tienes que limpiar tu despensa y nevera y llenarlas de las comidas que puedes consumir. En todo plan de alimentación tienes que hacer esto, no te caigas a cuento, pero cuando más limitado es tu menú, más planificación tienes que tener. Aquí no hay tal cosa como "bueno, hoy comeré este sanchuchito porque no hay más nada" porque así no funciona la cosa.