martes, 13 de marzo de 2018

Ciclo menstrual, pesas y otros cuentos




Hay una cosa que nos une a casi todas las mujeres y son “esos días del mes”. Pero por más que tengamos algunas semejanzas de sistema reproductivo, esto dista muchísimo de ser “igualito” para todas.

Algunas tienen periodos cortos, otras largos. Algunos dolorosos, otras ni lo sienten. Es ultra difícil generalizar en algo tan particular e íntimo.

Yo pase años de feliz anticoncepción con pastillas. Nunca me alteraron el peso, ni el humor, tenía periodos casi inexistentes y me controlaron desde jovencita los ovarios poliquísticos. Lo único que puedo decir que era una “lata” era comprarlas mensualmente pero por lo demás, todo 1000 puntos. Pero a un MONTÓN de conocidas, estas mismas pastillas hicieron estragos en su cuerpo, siendo retención de líquidos lo más lindo. Sufrían de depresión, dolores de cabeza y otras calamidades.

Justamente porque no todas somos iguales.

Ahora, si vemos el ciclo menstrual como un hecho biológico que podamos apartar de las diferencias de cada quién, entre ese mismo vaivén de hormonas podemos ver cómo le podemos sacar provecho hasta para los entrenamientos  en “esos días”.

En T-Nation nos dan unos tips de cómo sacarle provecho a tu entrenamiento no sólo durante “esos días” sino durante tu ciclo completo. Claro, el ejemplo aquí es con un ciclo de esos perfectos de 28 días. Todas las demás tendremos que sacar nuestra cuenta al ojo por ciento:

Fase folicular: comer carbohidratos y entrenar más fuerte.
Esta fase que incluye el periodo de ovulación es cuando tenemos mayor tolerancia al dolor, más fuerza y mayores niveles de rendimiento. Baby denle con todo! Yo soy de las que sufro más durante la ovulación que durante el período, es decir, siento más dolor. Pero si me dicen que en este momento es cuando tu cuerpo está más apto para utilizar el glucógeno muscular para darle energía a tus entrenamientos, pues yo le digo al dolor Bring it on!. Como tu sensibilidad a la insulina está más alta durante este periodo, tu cuerpo va a usar más la energía de los carbohidratos para las ganancias musculares.

Fase ovulatoria: compite contra ti misma.
Ok, aquí todavía la fuerza está en alto  y puede que te sientas The Stronger Women on Earth. Por eso en la publicación dicen que si quieres romper tu propio record, este es el momento. Yo soy cero competiciones pero vaya, si tú lo gozas, dale con todo, levanta ese peso muerto que tanto te ha picado el ojo. Eso sí, también puedes estar en mayor riesgo de sufrir lesiones por el subidón de estrógeno que puede impactar el metabolismo del colágeno e influenciar tu control neuromuscular. De hecho citan un estudio del American Journal of Sports Medicine donde señalan que las probabilidades de lesionarte están de cuatro a ocho veces más alta durante esta fase de tu ciclo. Auch!

Fase lútea: Intensidad baja y pérdida de grasa.
Me imagino que a un gentío se le puso los ojos como unas estrellas porque yo estoy segura que la gente busca más "como quemar grasa" que "como ganar dinero" en Google. Pues bien, aprovecha tus hormonas también para eso. Pero no vayas a pensar que es tarea fácil, no no no, la cosa durante esta fase se pone difícil y pesada. Durante esta etapa tú temperatura corporal está más alta de lo normal y  hay mayor tensión cardiovascular. Además de esto, puede que esté reteniendo más liquido debido al síndrome premenstrual, por lo que es más incómodo realizar actividades muy intensas tipo HIIT. Pero como el mundo no es tan malo, tu cuerpo utilizará más la grasa como fuente de energía por lo que aprovechar para hacer ejercicios quema grasa te puede ayudar. Esto puede ser el propio momento para hacer cardio de baja intensidad y pesas moderadas, porque seguramente no tengas ganas de hacer mucho más y está ok. Si lo tuyo son síntomas premensturales del diablo, quizás es el momento de hacer algo así como yoga o pilates.

Eso sí, tu cuerpo va a estar así como en lo máximo de utilización de energía y hasta puedes experimentar mayor efecto térmico de la comida ya que tu cuerpo va a utilizar más energía en la digestión que en otras etapas. Lo que tienes que tener cuidado aqui es de no sucumbir a los antojos de carbos y chocolates desmedidos. Como tu serotonina va a estar baja, vas a tener un humor que no te aguanta ni tu mamá, es normal que quieras comidas azucaradas/altas en carbohidratos. La cosa está en que vas a tener la sensibilidad a la insulina por el suelo y como los entrenamientos son de baja intensidad, lamentablemente no es el momento de vivir en el mundo del dulce y el pan. Y cómo controlar esos antojos? Bueno eso te lo cuento en otro post sobre cómo combatir el síndrome pre menstrual porque esto está muy largo, incluso para mí!