lunes, 5 de febrero de 2018

Esto está funcionando?



En Instagram y en el blog siempre hablo sobre una cosa que tenemos que diferenciar: comer bien y comer para un objetivo. Porque muchas veces, pensamos que el "comer sano" es el esfuerzo suficiente para que alcancemos nuestras metas. Y bueno, la verdad es que a muchas personas les funciona. Es decir su tienes unos cuantos kilos porque te bañabas en dulce todo el día y hasta el agua te la tomabas frita, unos pocos cambios en tu dieta, incluir algo de ejercicio y el descanso adecuado y si, vas a ver cambios en tu cuerpo y en cómo te sientes. Mil puntos. Todo un éxito.

La cosa se pone más difícil cuando queremos algo preciso,  concreto, específico. Digamos que si estamos antojados de chocolate, un pedazo de cualquier chocolate nos satisface no? Pero si queremos un chocolate negro de 85% de cacao con almendras, no nos vamos a conformar con un Milkyway. Bueno, igual con la dieta. Si ya quieres un objetivo más específico porque digamos, ya comemos sano, tenemos que mover el barco justo a esa dirección. Porque ya el mínimo esfuerzo no funciona (y porque si fuese así, todas las personas que comen "sano" vivirían perdiendo peso no?)

Aquí es cuando le vienen ciertas dudas a algunas personas porque me dicen que ellas "están haciendo dieta" pero, cómo saber entonces si eso funciona? Yo le prestaría atención a esto:

-Tienes energía: una alimentación buena y variada tiene de todo y no te deja como alma en pena por las esquinas. Claro que puede que te sientas que el cambio es heavy metal sobre todo cuando no estabas acostumbrado a comer ciertas cosas. Pero si te hace sentir mal, sin ánimos o te duele algo, eso no lo vas a poder continuar.

-Va con tu estilo de vida: y aquí hablo de ponle, eres vegetariano y te busques una dieta donde reinen los veggies. Porque sería muy maluco que te digan "come carne" y tú la comieras así con asco porque no te gusta no? Si odias de todo el corazón digamos la palta/aguacate -que no sé si tienes sangre en las venas pero eso pasa- no deberías anotarte en hacer la dieta de "los 30 días del aguacate" porque te va a dar un veri-veri.

-Ves resultados: esta es la más bombita  de las señales! Si quieres perder grasa y estás perdiendo grasa, vas bien. Si quieres ganar músculo y estas ganando músculo pues vas bien. Pero si llevas seis meses comiendo de una manera y te ves como la mancha en el pantalón #igualita #nosequita, entonces esa dieta no está funcionando no? Claro, el truco aquí es que tienes que ser paciente. Si también esperas ver resultados en una semana, no te va a funcionar nada!

Y para mi, por más que sepas que estás comiendo para un objetivo en específico, es importante que pienses a largo plazo. Que así sea durante ese momento nazi y más estricto, entiendas que estás afianzando costumbres que puedes aplicar después (que se yo, tomar más agua, comer más vegetales) y también es importante entender que ninguna meta física vale la pena que pongas en juego tu salud. Así que aléjate de dietas locas y extremas que no te van a llevar por el camino de la felicidad. Ni ahora ni nunca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario