lunes, 9 de enero de 2017

Planteate metas con los pies en la tierra


Es buenísimo empezar el año con propósitos, metas, sueños y planes. Ese cambio en el calendario nos da como un empujoncito para decir "vamos a empezar de nuevo". Y es buenísimo tener siempre otra oportunidad.

Digo otra oportunidad porque lamentablemente en el mundo del fitness, hay un montón de gente que se queda sin metas cumplidas. Es duro pero es así!
En mi cuenta de Instagram estuve hablando de eso esta semana. Hicimos un ejercicio en conjunto donde analizamos que fue lo que fallo. Porque parte de uno, de nadie más, el poder decir "no hice esto por mi culpa". Y el resumen era que no ponemos el fitness como una prioridad y las metas irreales nos llevan a que pocos lo acepten como un estilo de vida.

Entonces qué hacemos? Siempre vamos estar montados en ese barco y nunca bajarnos? Dejamos de intentarlo? No, no tiene que ser así. Vas a tener que volverte a plantear las metas pero desde un punto de vista más realista:

Primero, haz esto, perdónate. Si, date una palmadita un abracito, un beso y mira hacia delante. No cumpliste la meta que tenías propuesta? Pues más se perdió en la guerra. No te estreses por lo que no lograste porque ya pasó.

-Pregúntate que quieres en realidad. Claro que puedes decir "perder peso", "hacer más ejercicio", "no comer tanto dulce". Pero lo quieres en realidad? Lo quieres así como quinceañera a One Direction? Porque muchas veces nos planeamos metas pero no nos enamoramos de ellas. Decimos que "queremos" algo pero no ponemos todo nuestro corazón en eso.

-Se realista: no es para desanimarlos pero está bien reconocer que no lo podemos todo. Muchas de esas metas que no cumpliste se basan en que querías algo que quizás por tu tiempo, constitución física, por falta de apoyo, lo que sea, no cumpliste. Y está bien. Entonces por qué mejor que plantearte, digamos correr un maratón, cuando te cuesta pararte del sofá, algo como "voy a hacer media hora de ejercicio diaria"? Puede que haciendo este ejercicio tus metas te parezcan chiquitas, pero quizás más realizables.


Ahora, siéntate una vez más y anota lo que quieras, y lo que sabes que sí vas a lograr

No hay comentarios:

Publicar un comentario