lunes, 19 de diciembre de 2016

Un cambio a la vez


Este es mi último post en el blog del 2016 porque la verdad es que ya no queda nada y hay que agarrar fuerzas para lo que viene.

Pero siguiendo la idea de tener una navidad sincera, les propongo un ejercicio que les puede servir para de verdad formar hábitos. No es un plan de 21 días, 7 ó 15 para cambiar tu vida. Hagan el ejercicio de cambiar una cosa a la vez.

Cada día tienen la oportunidad de hacer algo para ustedes, darle la vuelta a lo que no les gusta y empezar de cero. Pero para muchos, el querer hacerlo todo de una vez es justamente lo que los deja a mitad de camino. Entonces en vez de hacer un plan nazi que van a dejar por la mitad el miércoles cuando la tentación del pan de jamón sea más fuerte que tu voluntad, cambien una cosita a la vez.

-No haces ejercicio? Hoy proponte hacer al menos 10 minutos de algo.
-Comes mucho dulce? Hoy proponte no comer ese postre.
-Tomas mucho café? Cambia uno por una infusión.
-Duermes tarde y te levantas muy cansado? Proponte acostarte 10 minutos más temprano. Apaga  ese teléfono!
-No tomas agua? Toma un vaso de agua por cada vez que vayas al baño.

Lo que sea, haz algo. No tiene que ser todo a la vez, toma tu tiempo, hazlo como creas que te funciona mejor. Vas a ver resultados inmediatos? Quizás no, pero quizás al tiempin empiezas a sentirte mejor, y eso también se hace un hábito. Y vas a ir por más.

Tu decides: todos los días puedes hacer un cambio.
Feliz navidad, año nuevo, fiestas y lo que venga

Nos vemos en el 2017

lunes, 12 de diciembre de 2016

Ejercicio y Navidad: sinceridad ante todo



Esto lo escribí  para mi cuenta de Instagram, porque si hay algo que pasa en estas épocas "fiesteras" es que con facilidad perdemos la forma que tanto nos costó lograr, o adquirimos forma, pero de tamal.

Para mi diciembre es todo sobre la sinceridad. Es decir, tener claro que quizás no es el menor momento para empezar un súper plan de entrenamiento y pérdida de peso, te puede salvar llanto y búsquedas innecesarias de la dieta rápida, porque estás claro que es más difícil y que si llegaste con unos kilos de más que no perdiste en 11 meses, es bien difícil que los pierdas todos en uno.

Claro que hay gente que sigue sus planes súper nazis y el día de navidad medio huelen un vinito y eso es todo. Bien por usted. Pero el resto, nos entra el espíritu navideño. PERO esto NO es que vas a decir "fuck it, en enero me compro una talla más de pantalones" y menos (por lo menos para mí) que digas que el único sudor que vas a sentir es el de cuando comes mucho. Yo creo que puedes tener un mes súper activo y divertido igual.

Yo no me voy de extrema. Muchos hacen hasta dos veces ejercicio al día como para poner su cuerpo en déficit. Gócenlo. Yo no. Y lo que si les digo es que si estuvieron todo el año diciendo que no tenían tiempo, por supuesto que ahora tienen menos. 

Y lo que tenemos es que rendirlo. Así que aquí van algunos de mis tips de ejercicio en diciembre.

-Go Rambo. Ok, ponle que ahora sólo haces ejercicio cuatro o tres veces a la semana. Baby no es el momento de hacer cardio en ayunas velocidad vieja chismeando. Haz que esos cuatro días sean diabólicos. Porque son cuatro días! Si vas a hacer de 5 a 6 sesiones, yo si sigo creyendo que debes variar la intensidad. Pero si son pocos días, pues como Rambo huyendo de los malos.

-Haz circuitos y no splits. Es decir, yo prefiero rutinas donde ejercito varios músculos y no hacer "día de hombros" porque baby tenemos que rendir el tiempo. Y hacer circuitos con ejercicios compuestos (tipo squats con press de hombros), hacerlos contra reloj (la mayor cantidad de repeticiones en tantos segundos) te alborota el metabolismo como One Direction alborota a las adolescentes (ellos siguen de moda? #Notengohijosasiquenose)

-Mezcla pesas y cardio. Es decir, salta de ese squat con press de hombros a hacer un minuto de saltar cuerda. Luego a un bulgarian squat con curl de bíceps, y luego otra vez saltar cuerda. Estás haciendo resistencia y cardio al mismo tiempo y vas a quedar loco y sudado. Las kettlebells son FINISIMAS para eso porque le puedes meter ejercicios como un simple swing que te pone a sudar entre set y set de otros movimientos.

-Si vas a hacer cardio, hazlo tipo HIIT. Otra vez, ponle que haces sólo tres días de ejercicio porque todos los demás no tienes tiempo, tienes resaca (pasa, pasa) o lo que sea. Bueno, es más efectivo hacer 20 0 30 minutos de HIIT que una hora de trote a velocidad "las señoras caminando me pasan de largo".


Aprovecho este espacio que no tengo en el Instagram, para darle un ejemplito de un ejercicio que pueden hacer en pocos minutos pero que puede ser efectivo. Todo sea por el amor a la sudadera extrema (incluso durante las fiestas)


lunes, 5 de diciembre de 2016

Errores que hasta los más Fit cometen


Esto de entrenar, meterse de lleno a la vida fit, buscar metas cada vez más altas es muchas veces, un proceso de ensayo y error. Y sobre todo de lo segundo. Porque muchas veces las cosas no salen tan derechitas como lo teníamos planeado.
Más de una vez me he encontrado en esa situación. Planifico todo, anoto todo, lo mido, lo peso. Y bueno, las cosas no salen como planeamos #shithappens.


Y en  muscleandfitness.com me leí sobre estos errores que cometemos en nuestra vida fit, desde las principiantes hasta las más avanzadas. Está escrito para mujeres pero de verdad que estos traspies no tienen sexo. Porque definitivamente errar es de humanos.

-Demasiado modo Rambo: yo he pasado por esto, pero bueno, la edad ya no me deja. El hacer ejercicio a alta intensidad es divertido, sentimos que trae resultados (el HIIT es buenísimo para la quema de grasas) y liberamos endorfinas como locos. Pero como dice el dicho "en la variedad está el gusto" y entrenar todo el tiempo como Rambo huyendo de los malos, no es lo mejor. Hacer mucho HIIT causa estrés en tus músculos y tu corazón. El incluir cardio de baja intensidad te sigue dando los beneficios del ejercicio, te ayuda a recuperarte y además, previene lesiones.

-No quieres descansar: otra vez, en esa mentalidad más es mejor o simplemente por esa alegría que te trae el entrenamiento, se nos olvida el descanso. Y lo peor es que el olvidarnos del descanso hace que los "resultados" se vuelvan lentos. A nivel muscular, la magia pasa cuando descansamos. Cuánto descansar? Depende de qué tan intenso hayas entrenado en la semana, como lo explico en este post. Yo me tomo uno o dos días de descanso total.

-Te gusta tu zumito de piña y tu casita gris: como decía David Summer. Y esto es, que no variamos. Yo peco de eso todo-el-tiempo porque por ejemplo, de comida, mis desayunos, almuerzos, cenas y meriendas se parecen demasiado. Pero trato de ponerle diversidad de nutrientes (por lo menos). Pero si te quedas en "sólo lechuga" como vegetal y pollo a la plancha, y no estás viendo resultados, quizás es hora de darle una vueltica a otros vegetales y proteínas. Y con el ejercicio también. Hacer todos los días el mismo entrenamiento sólo te llevará a ser la experta en ese entrenamiento, pero quizás no muy cerca de ver cambios en tu cuerpo.

-Te encanta una comida light/fit o cualquier cosa que venga empacada: no lo tomen a mal, una barrita o polvo de proteína es un éxito para solucionarlos la vida. Pero si tu dieta es más pre empacada que natural, no pones a tu cuerpo a trabajar. Es decir, tu metabolismo va a actuar mejor con comida natural que procesada, por más ultra fit, cero grasas, cero azucar que sea. Come comida real para que veas cambios.