lunes, 3 de octubre de 2016

Tips y mitos fitness que (no) te ayudan


A los que nos gusta esto del fitness siempre estamos buscando tips, artículos, entrevistas con entrenadores famosos, chismes, cuentos, lo que sea que tenga que ver con alimentación y ejercicio. Es así, siempre estamos esperando enterarnos de lo último que está de moda o la manera de hacer nuestros ejercicios más efectivos. Somos unos fans pues. Así como la niñita que se lee la biografía completa de los integrantes de One Direction, pues nosotros hacemos lo mismo con lo que nos gusta.

Pero es importante entender qué es lo que nos sirve y qué no. Es un proceso de autoconocimiento -y disfrute- y así como cuando uno va a una tienda y ve una falda muy linda pero no te la compras (porque no te queda bien) es lo mismo con el fitness: no todos los consejos o tips se acomodan a ti. Y tenemos que tener la mente clara para poder distinguir entre los sí y los no.  Y sobre todo entender lo que funciona realmente para tu cuerpo.

En Livestrong.com encontré unos consejos fitness y otros cuentos que si bien pueden ser bien intencionados, quizás no te acomodan o peor aún, te llevan en la dirección contraría de los resultados:

-Tienes que levantar pesadísimo si quieres ver resultados: ok, quizás algunos de ustedes dirán "ah pero tú dices que hay que levantar pesado" y claro que si, si vas a darte con las pesas, estas tienen que ser más pesadas que tu cartera. Pero muchos comen con los ojos. Se sirven de más. Es decir piensan que si con 6k puedo hacer fácil el ejercicio, voy a pasar a 20 para que me cueste bastante. Y no baby, no. Un peso que puedes trabajar es aquel que te permite hacer de 12 a 15 repeticiones completas. Claro que cuando buscas metas específicas (fuerza) se realizan levantamientos distitnos. Pero aquí hablo del "ciudadano común" que lo que quiere es verse en forma. Ve aumentando progresivamente y siempre cuando puedas hacer el ejercicio con completo rango de movimiento. Si lo haces chucuto, no sirve.

-Tienes que hacer abdominales para verte el abdomen plano: los músculos abdominales se tienen que trabajar, no hay duda de eso. Pero la verdad es que esos musculitos los trabajamos todo el tiempo, si hacemos las cosas correctas. Es decir, cuando hacemos squats, peso muerto, press de hombro estando de pie, ejercicios de suspensión (tipo TRX) y un montón de etc., trabajamos esos músculos. Y ni hablar de hacer ejercicios como los planks que no tienen nada que ver con los "abdominales" tradicionales (crunches/sit ups). Pero el meollo del asunto es este: estos ejercicios te ayudaran a fortalecer el músculo, no a tener el estómago plano. Si tienes pancita, eso se arregla con la comida. Es decir, tienes que comer, lo correcto.

-Si te mueves vas a quemar calorías: claro, esto es cierto. De hecho estas quemando calorías ahí sentando mientras lees esto y yo mientras lo escribo (lo escribí pues). Pero ¿eso es suficiente para "perder peso"? No mucho. Si vas a hacer ejercicio obligado, caminas tan lento que vas casi pa tras, usas la bicicleta o elíptica a velocidad vieja chismeando (saben, parando cuando el chisme está muy bueno) es difícil que veas cambios. Lo ideal es hacer de media hora a 45 minutos de ejercicio que no tiene que ser modo Insanitypero que te haga sentir un poco distinto a estar echado en el sofá. Sobre la zona quema grasa y otros demonios, lee un poco aquí.


-Un entrenamiento a la semana es mejor que no hacer nada: yo sí creo que algo es algo, al menos. Pero ojo, que eso te lleve a una meta, no creo. Si pensamos que vamos a dejar el ejercicio sólo para cuando tengamos tiempo y entonces hacemos ejercicio sólo el sábado en la mañana, no es que vas a ver cambios substanciales. Porque el truquito está en ser constante. Es mejor hacer así sea 25 minutos de ejercicio cinco días a la semana a hacer sólo una hora el sábado. Es difícil que hagas hábito si dejas esto para "cuando puedas". No es que 20 minutos te van a llevar a ver músculos torneados y definidos en un mes, pero si vas aumentando poco a poco la cantidad de ejercicio,  vas aumentando la intensidad, eres constante (también con tu dieta), vas a ver que los cambios llegan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario