lunes, 17 de octubre de 2016

Como ayudar y entrenar a tu fuerza de voluntad


La fuerza de voluntad está sobrevalorada. Es ultra necesaria para iniciar -y mantenerse- en cualquier plan de fitness pero más que necesario cuando el objetivo es perder peso. Porque si ponle, tú estás manteniéndote, el que comas cosas que son digamos, mas grasos, azucaradas y poco energéticas por decirlo de alguna manera, no pasa nada. Te las comas y ya. Pero si quieres perder peso, tienes que apretar. Y ahí necesitas en gran medida contar con tu fuerza de voluntad. Pero si le dejamos todo a ella, y no le damos una manito, pues la cosa se te puede complicar.

Y aunque algunos digan "ay que fastidio" el cuento es este: a la fuerza de voluntad, también hay que entrenarla.  Y esto lo podemos separar en dos grupos, cómo ayudarla y cómo ejercitarla.

Realdosenutrition.com nos comenta que hay cosas básicas que puedes hacer para ayudar a tu fuerza de voluntad:

-Controlar el ambiente: esto es, baby si no te resistes a la bolsa de papas, no la tengas en tu casa. Punto. Eso del entrenamiento tipo maestro ninja de controlar tus impulsos frente a lo que mueres por comer puede servirte en cierto punto (digamos, en mantenimiento, estilo de vida) pero perdiendo peso, mejor aléjalo.
-Distraerse: siempre digo que eso de "estoy muy ocupado y por eso como mucho" no existe. Lo que pasa es que no nos concentramos en lo que hacemos. Distraerte -y no viendo el canal del Reino de Recetas con Chocolate en youtube- sino en una actividad que de verdad ponga toda tu atención, ayuda a centrarte en otra cosa que no sea la comida.

-No confíes en tu fuerza de voluntad: es decir, en vez de tener que pensar en decir "no gracias", evita esas situaciones que te obligan a decir eso. Si de verdad tu fuerza de voluntad es como una bomba de jabón, hasta que no trabajes en ella, trata de obviar esas situaciones tipos reuniones, bebiendas, fiestas dónde vas a caer. No es que tienes que encerrarte en tu casa, pero escoge tus batallas. Quizás puedas ir a una o dos fiestas, pero si tienes eventos toda la semana, escoge dónde te vas a sentir más cómodo.

Y sobre para poner las cosas en movimiento, popsugar.com nos cuenta cómo entrenar tu fuerza de voluntad:

-Medita: el hacerlo por lo menos 10 minutos al día puede ayudarte no solo a tener mejor fuerza de voluntad, sino hasta a manejar mejor tus antojos. Te sentirás más enfocado y con mayor control sobre ti mismo.

-Relájate: cualquier actividad que te relaje puede ayudar a reducir el estrés y la ansiedad, y esto, fortalece tu voluntad.

-Haz metas pequeñas: según el artículo, las personas que se enfocaron en controlar algo pequeño que no estaban acostumbrados a controlar, ayuda a ejercitar el músculo de la fuerza de voluntad. Hazlo poniéndote pequeñas metas diarias que así te cuesten, sabes que las puedes realizar, cosas como no servirte dos veces, o servirte midiendo tu porción y no dejarlo al "ojo por ciento".


Una cosa que también señala Popsugar es que no debes recriminarte. El estar todo el día diciéndote lo mal que hiciste eso u otra cosa, no te ayudará con tu fuerza de voluntad. Enfócate en lo que has hecho bien. Si por ejemplo comiste algo de dulce un día, realza las otras opciones saludables que hiciste y siente la diferencia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario