lunes, 25 de julio de 2016

Descansa, recupera y logra tus metas.


Si tu intención es perder peso, ponerte en forma, ganar músculo, marcar los abdominales, o cualquier otra meta que tenga que ver con el fitness, hay una cosa que tienes que entender: debes descansar. Claro que muchos -sobre todo al principio de sus programas, piensan que el descanso es un gran "no-no". Que tienen que dar el todo por el todo 24/7 y lo peor es que muchas veces es por ese afán de estar moviéndose, la obsesión de quemar calorías, de levantar más peso, que no ven resultados en nada.

Y es que el mensaje que muchas veces vemos es de dar más, hacer maratones, bootcamps, competencias de crossfit, levantar más, correr más. Es decir, parece que nos dijeran que la única manera de ponernos en forma -o hasta disfrutar el ejercicio- es hacerlo como si fueses Rambo entrenando para huir de los malos. Pero dejamos por fuera un factor escencial de la fórmula: el descanso.

Pues sí, el descanso es parte fundamental de la rutina de ejercicios, sea cual sea tu meta. Self.com nos comenta que hacer ejercicio 6 o 7 veces a la semana puede mermar tus resultados más que impulsarte hacia ellos. Porque hay una cosa que tenemos que entender: no es durante esa sesión de sudadera y fuerza extrema que empiezan los cambios, es en la reparación y esto es el descanso. Durante tus rutinas de ejercicio básicamente estás "rompiendo" las fibras musculares y cuando descansan, estas mismas fibras se recuperan, sanan y crecen.

Bodybuliding.com nos explica que una buena noche de recuperación puede ayudarte con la magia de rendir más en tu sesión de ejercicio. Mientras menos duermas, más difícil es que puedas rendir con todo en tu próxima sesión de ejercicio. Y mientras mejor sea el descanso, mejor serán las ganancias en músculo y fuerza. Y ellos no hablan sólo del sueño como factor de recuperación, en tu proceso de descanso pueden entrar las siestas, tomarte días libres del entrenamiento, realizar actividades placenteras (fuera del gimnasio) y hasta practicar un hobbie.

Ok y quizás tú dirás "es que yo no quiero volverme todo musculoso, lo que quiero es quemar grasa", pues buenísimo por usted señor. Pero tienes que entender que es el músculo lo que hace que tu cuerpo queme más grasa, que te veas "rico y apretadito", que tu metabolismo sea más eficiente y hasta puedas comer más carbohidratos. Sin contar que el músculo además nos mantiene sanos. Y si, es importante que recuperes para que esta magia -la formación muscular- pase en tu cuerpo.

Ahora, además de la nutrición adecuada, hay suplementos que también pueden ayudar a la recuperación muscular. Dos de estos yo los he tomado con buenos resultados y hay uno "nuevo" para mí que sumé a mi lista:

Glutamina: este es uno de los aminoácidos no esenciales que tu cuerpo puede producir en buena cantidad en circunstancias naturales. Pero hay circunstancias especiales donde los niveles de glutamina pueden bajar que pueden ir desde el embarazo y lactancia, enfermedades, ayunos, estrés psicológico y ejercicio intenso. Yo lo tomé por un tiempo post ejercicio cuando hice un plan de entrenamiento durísimo y fue un éxito.


BCAA: Conocidos como los aminoácidos ramificados, son los bloques que ayudan a formar la proteína (leucina, isoleucina y valina) que son esenciales y no los produce tu cuerpo. Ayudan a prevenir el daño muscular y la fatiga tomado después del ejercicio. Los he tomado y de verdad también siento que me ayudan con la recuperación. Yo los he tomado post ejercicio sobre todo cuando estoy en planes de entrenamiento duros. Hay gente que toma estos aminoácidos en bebidas o en tabletas (depende de tu gusto)



ZMA: y como hablamos de dormir como el arma principal para la recuperación adecuada, hay un suplemento que de hecho yo voy a probar en esta semana que me encanta por su composición. El ZMA aunque suena a fórmula química, de verdad es Zinc, Magnesio y Vitamina B6. El zinc ayuda a la síntesis de proteína, la vitamina B6 ayuda a convertir la proteína en energía y el magnesio además se ser esencial para la fuerza muscular, el sistema inmune y un sistema nervioso sano, su deficiencia está vinculada a un sueño maluco. En estos momentos de mi vida no estoy durmiendo tanto como quisiera por lo que descansar de manera adecuada es un must para mi (luego les contaré que tal me va)



Una cosa que tienes que recordar es que todo es balance. Es decir, tienes que hacer ejercicio, comer para tus metas, descansar y suplementar -si puedes- de la manera adecuada. No por que descanses (y hgas el resto mal) vas a ver tus músculos crecer, o sólo por que tomes un suplemento  (pero descuides tu dieta) o si haces ejercicio 25 horas al dia ocho días a la semana tus músculos crecerán más (si no estás descansando). Todo tiene su lugar y momento preciso y si haces todo con calma, sin apuros y dándole importancia a cada uno de los factores, verás que los cambios llegan. De que llegan, llegan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario