lunes, 28 de marzo de 2016

Tres cosas que autosabotean tu proceso


Yo creo que el mundo del fitness tiene que ver con varios aspectos de tu vida, de cómo te sientas, cómo afrontes tu día a día, que te puedas mover mucho, no estar tan cansado, tener buen ánimo, ser más positivo. Para algunos esto es como mucho -ni que el ejercicio y la alimentación fuese mágico- pero si, para mi tiene algo de mágico.

Y por eso también creo que conceptos de otros "mundos" que algunos no relacionan con el fitness, si se pueden aplicar a ese ámbito. Porque el pensamiento estratégico, planear inteligentemente, ser proactivo y positivo, te pueden ayudar a alcanzar cualquier meta de fitness que te propongas.

Y eso lo encontré en un artículo de Livestrong.com sobre cómo nos saboteamos en nuestra carrera profesional. Y muchos aplicaban completamente al fitness! Tu mismo puedes ser tu cheerleader o tu archienemigo  y estas actitudes te llevan a parecerte mucho más al segundo que al primero. Lee y aparta estas actitudes de tu vida:

Ser muy negativos: cuántas veces te has dicho "esto es muy difícil", "esto no es para mí", "no voy a poder", "voy a ser gordito toda mi vida"... Estas cosas las escuchamos normalmente en personas que viven empezando y abandonando el barco. Y muchas veces -en mi experiencia personal- en aquellas personas que creen en soluciones y pociones mágicas. Ponen sus energías, no ven resultados -o ven muy pocos- y mandan todo para el olvido. Y si analizas bien, estos pensamientos negativos los puedes alejar mientras pienses de manera más realista, tengas metas adecuadas a tu realidad. No pretendas correr un maratón si no sabes caminar. Empieza poco a poco y esto puede ayudarte a alejar el "yo no puedo" de tu mente.

Ser demasiado rígido: miren, el mundo es bien complicado. Y tus metas de fitness son divertidas y en algunos casos necesarias -cuando la salud está comprometida- pero no lo es todo en el mundo. El enfrascarte en que no puedes salirte de la dieta, muchas veces te lleva al fracaso. Esas personas que piensan que si no tienen tal ingrediente no lo van a lograr, que si no hacen este ejercicio no van a ver resultados, o si no cumples la dieta al 100% es mejor abandonar todo... Eso es ponerse unas gríngolas y no ver soluciones. Hay maneras y vías que tú tienes que buscar, que se adecuen a tu realidad. Sea por problemas de presupuesto, tiempo, comodidad, tienes que darle la vuelta. Si piensas que es solo "esta manera o no hay manera" difícilmente avanzarás.

No aceptar la responsabilidad: muchas personas viven buscando el culpable, que nunca son ellos. No pueden perder peso o ponerse en forma por que trabajan mucho, porque su esposo no los acompaña, porque tienen hijos, porque su trabajo es muy exigente. La verdad es que todo esto se llama vida. Y siempre van a estar ahí. No puedes, ni debes, encerrarte en la granja de The Biggest Loser para perder peso. Eso es lo que no es real. Y vamos con el punto uno, lo que debes es ponerte metas reales y adecuadas a tu realidad. Tienes sólo 20 minutos diarios? Mientras vas acomodando tu horario tendrás que sacarle la médula a esos 20 minutos, agregar más movimiento a tu día, enfocarte más en tu alimentación. Vas a ver tus abdominales marcadísimos en sólo dos semanas, claro que no! Tus resultados ´puede que sean más lentos, pero resultados siempre son resultados.

Foto: Stuart Miles


No hay comentarios:

Publicar un comentario