lunes, 7 de marzo de 2016

Entrenamientos funcionales



Esto del fitness es tan amplio que de verdad hay espacio para todos. Lo que tenemos es que encontrar nuestro huequito. Y si bien muchas veces le ponemos nombres un poco más cool a cosas (ahora las brownies son fit, las tortas son súper proteicas, correr es hacer running y pare usted de contar) hay entrenamientos que también todo el mundo quiere bautizar de manera especial, aunque su sentido sea mucho más básico de lo que pensamos. Los entrenamientos funcionales son ejemplos de eso.

Ahora todo el mundo hace entrenamientos funcionales. Saltas la cuerda y es un entrenamiento funcional, van al parque a hacer un circuito, y es un entrenamiento funcional. Haces cuatro vueltas canelas y listo, un entrenamiento funcional. Y por supuesto, todo el mundo tiene un físico tipo revista.  Ahora, vamos por conceptos.
La clínica de Mayo lo define bien clarito:  El fitness funcional son ejercicios que están diseñados para desarrollar los músculos que hagan más fácil las tareas que haces día a día, que pueden ir de ir al mercado a jugar con tus hijos. Es decir, hacer ejercicios para que tu vida sea mejor. No es entrenar para desarrollar un músculo en específico o para alcanzar una meta deportiva (digamos, correr un maratón o entrenar para una disciplina). Que si bien los atletas rinden más en un montón de otros aspectos de su vida? Claro! Pero el fin de su entrenamiento es su competencia, o verse de tal manera en tarima, no "cargar las bolsas sin cansarme y subir las escaleras sin preocupación".

En acefitness.org de hecho van un poco más allá con la definición, porque nos explican que los ejercicios tienen que ver con el continuo que significa el movimiento y los ejercicios funcionales ayudan a potenciar la coordinación y relación entre el sistema nervioso y muscular. Que todas tus actividades sean fluidas. Caminar, correr, parte, sentarte, doblarte para un lado y para el otro involucra movimientos rítmicos que trabajan los tres planos cardinales: sagital, frontal y transverso.

Para la misma página del Mayo Clinic ejercicios como el tai chi y Pilates pueden ser un ejemplo de entrenamiento funcional. Estos ejercicios están bien lejos de darte unos súper músculos y físico de atleta pero si sirven para que tu cuerpo funcione bien.  También nos explican que los ejercicios que utilizan varias articulaciones también podrían calificarse de funcional.

En un entrenamiento funcional se trabajan entonces ejercicios que te ayudan a tus movimientos que haces de manera "natural" y los puedas hacer más seguro. Por ejemplo, levantar cualquier cosa del suelo, es una acción que hacemos día a día. Lo que se nos cae, recogiendo las cosas de los hijos, la ropa, etc. Ejercicios que trabajen el core y la espalda baja nos pueden ayudar, como el peso muerto. Otro movimiento que hacemos todos los días es agacharnos (justamente para levantar las cosas que se nos caen al suelo!) , también lo hacemos para sentarnos y pararnos. Por supuesto la sentadilla es el ejercicio rey para esto.  Cuando tenemos que tomar cosas de estantes, arreglar algo que está más alto, por encima de nuestra cabeza, usamos los hombros, los abdominales y otros músculos de la espalda. Ejercicios como el press por encima de la cabeza es perfecto.

Lo fluido de estos entrenamientos está en mezclar estos ejercicios y hacerlos en conjuntos, y de hecho, para muchas personas son entrenamientos muy entretenidos. En mensfitness.com puedes ver una rutina de entrenamiento funcional que puedes hacer tanto en tu casa como en el gimnasio.

Ahora, entrenamientos en máquinas de ejercicios de esos que aíslan músculos, no son los más usados para entrenamiento funcional pero eso no quiere decir que no deben estar en un programa de entrenamiento, porque quizás este ejercicio ayuda a desarrollar la fuerza de un músculo débil. Y quizás el músculo débil lo ayuda a realizar ejercicios o actividades de día a día de mejor manera. y a evitar lesiones
Una cosa que si vemos ahora es que en todas partes se hacen "entrenamientos funcionales" o venden implementos para "ejercicios funcionales". Balones, ligas especiales,  equipos de suspensión, conos, paracaídas, lo que sea. A todo le ponen "entrenamiento funcional" al lado y claro, eso vende! Pero si te pones a ver, yo no creo que correr con un paracaídas en la espalda para aumentar la resistencia sea algo que asemeje la presión del viento que vivimos todos los días no?

Si bien todos esos entrenamientos son divertidos y los juguetes también, no tienes que dejarte llevar por los títulos que le ponen a las cosas.Y como siempre, tienes que pensar en tus metas. El ejercicio bien hecho te va a ayudar a que te muevas y te sientas mejor día a día y si, un entrenamiento funcional bien hecho va a lograr que alcances eso.


foto de lekkyjustdoit



No hay comentarios:

Publicar un comentario