miércoles, 23 de marzo de 2016

Ejercicios mentales para llegar a tu meta (pon a sudar tu cerebro sin sudoku)


Cuando a mi me dicen que esto del fitness es 70 % comida y 30% ejercicio no me quedo muy contenta, porque para mí hay una parte de motivación importantísima que tiene que obligatoriamente entrar en la ecuación, sino, no vale ni el esfuerzo más extremo que hagas.

En la página de Tony Shober justamente me estaba leyendo algo de eso y es que hay que hacer de la motivación un hábito. si nos quedamos con los esfuerzos de sólo comer y hacer ejercicio para ver resultados, abandonamos la carrera. Él lo pone hasta más malucón -pero real- se crea un círculo vicioso. Empezamos con todo, enfocados en alimentación y ejercicio, pero eso no basta cuando las cosas se ponen malucas, entonces empezamos a "flojear", dejamos de ver resultados, abandonamos. Hasta que en otro momento decidamos volver a empezar y sin la motivación adecuada, volvemos a caer en la rueda del hamster. Es un circulo vicioso de empezar y rendirse porque no tenemos suficiente motivación
el habla de hacer la motivación un hábito. claro que en papel suena fácil pero cómo lo logramos en la vida real?  como hacemos para alejar esos pensamientos negativos que nos dicen que no vamos a lograr lo que nos proponemos?



Ahí entra el entrenamiento mental, porque no lo duden, el pensar en positivo es un ejercicio que debemos hacer todos los días. Y yo no hablo de leer El secreto y acostarse a dormir. Es más pensar en positivo y traducirlo en acciones.
En Livestrong.com encontré estos ejercicios de pensamiento positivo y acciones que te pueden ayudar a que logremos "hacer de la motivación un hábito" y lo mezclé con cosas que se (por experiencia propia) que funcionan. Y uno nunca sabe, quizás te funcionan a ti también:

No lo llames una dieta: la verdad es que la pobre palabra dieta la tenemos más dañada que el carrizo porque pensamos en ella y pensamos en lechuga y atún. La verdad es que la palabra dieta se refiere a la manera en que comemos. Puede ser una dieta loca, una dieta alta en proteínas, una dieta baja en carbohidratos, como sea. Y si bien en el artículo de Livestrong.com comentan que deberíamos llamarlo "comer sano", para mi comer sano es lo que deberíamos hacer todo el tiempo. Entonces para mi, una buena manera de encaminarte es decir "yo como sano, ahora estoy en un plan de pérdida de peso". Puede sonarles muy cuadrado pero de verdad los encamina. Los centra. Y además sabes que ese esfuerzo es para algo en específico. El resto del tiempo? Con comer sano tienes.


Llevar un diario: te hace pensar en la acción antes de cometerla: a mí me encantan los diarios porque si los haces sinceros, ves dónde estás "pecando"  y la verdad es que esto te hace pensar a futuro sobre las decisiones que vas a hacer. El darse cuenta que es uno el que tiene el control y no es culpa de nadie más.

Presta atención a lo que piensas (esas excusas que nos decimos): esto tiene que ver con la manera en que nos hablamos, que muchas veces es de lo peorcito. Cuando fallamos no escatimamos en comentarios -negativos- sobre nuestras acciones. Y si bien es un éxito darse cuenta de que fallamos, y reconocerlo, el revolcarnos en comentarios negativos no va a cambiar lo que está pasando.



Reemplazar lo negativo por pensamiento positivo (cambiar el tono de las excusas o buscar la solución) siguiendo con lo anterior, mientras más nos hundamos en el lodo, mas difícil salir de ahí. Si son acciones que cometiste o excusas que te estás poniendo,  tienes que darle la vuelta hacia algo positivo. Caíste comiendo dulce? En vez de decir que no te puedes controlar, toma acciones: sácalos de tu vista. Es que en la oficina todo el mundo tiene un dulce a la mano? Ten tu una merienda que se adecúe a lo que tu necesitas!


Pasa la página y perdónate: siempre lo digo, quejarse no quema calorías. Si te caíste no queda otra que levantarte. Porque es lo que uno hace con todos los aspectos de la vida. Y en el camino de la pérdida de peso, caídas sobran. Y esto no es la excusa para que todos los días te salgas de tu plan y digas "me perdono, mañana empiezo" porque esto tampoco te va a llevar muy lejos. Lo que deberías hacer es tratar de aprender de ese resbalón. Es decir, aprende y deja ir. Y esto tiene que ver con el punto de reemplazar lo negativo por lo positivo: tenías muchas comidas "detonantes de antojos" cerca? Sácalas de tu vista. Es que tienes hambre 24/7? Revisa si estas comiendo lo que te corresponde. No te gusta nada correr y siempre pones excusas? Pues busca otro ejercicio que te guste un poco. Aprende, deja ir, y vuelve a empezar.

Fotos
http://m0.her.ie/wp-content/uploads/2015/06/09144949/thinking_0.gif
http://www.hahahamster.com/wp-content/uploads/2014/06/Amazing-Hamster-Wheel.gif
https://img.buzzfeed.com/buzzfeed-static/static/2014-12/9/13/tmp/webdr10/anigif_mobile_07fe4732cbc936186668389fb8680c00-0.gif
http://i.imgur.com/AnXzxO8.gif

1 comentario:

  1. Me parece muy buena esta entrada y la verdad es algo que me estaba haciendo falta. Gracias

    ResponderEliminar