lunes, 1 de febrero de 2016

Los SI y los NO para medir tu progreso

En este proceso de tratar de ponernos en forma, vernos mejor, perder peso, ser más fuertes, y todos esos "la mejor versión de mi", algo que nos impulsa muchas veces son los resultados. Queremos verlos, sentirnos y vivirlos. Pero medirlos a veces puede ser frustrante.

Porque pocos se fijan en lo fuerte que se vuelven cuando los números de la balanza no se mueven. Y si bien este puede ser un "control" que puedes llevar, hay maneras mucho más efectivas para ver si estás llevando tus esfuerzos hacia el camino correcto. Justamente en Livestrong encontré un artículo donde hablaban de esto, algunos finos, otros no tanto, unos a los que podemos acceder todos y otros no tanto. Pero si bien hay métodos tradicionales usados por décadas, yo por lo menos los descarto y te cuento cuáles son los SI y los NO para ver si tus esfuerzos están llevándote hacia el camino del éxito al estilo Notelocomas:

Los NO:

-Balanza: Ok está bien que tengas un estimado de tu peso. Y claro que si tienes cuatro tallas más de pantalón esos números van a ser mucho más grandes de lo que deseas. Pero no debe ser el centro de tu atención. Porque el peso es de verdad un número que varía demasiado, demasiadísimo. Puede depender de a cantidad de agua que tomaste en el día, cuantos carbohidratos o comidas saladas comiste el día anterior, fluctuaciones hormonales, si fuiste a número dos... Es tan variable que puede cambiar durante el día! Así que si estás en este proceso lo mejor que puedes hacer es esconderla. Pésate una vez al mes o dos veces máximo. Aléjala porque ella trae muchas veces más pesares que alegrías (sobre todo cuando no se mueve como quieres y lo peor es que eso no tiene que significar algo malo)


-Índice de masa corporal: Esto es lo que se conoce como ICM que es básicamente un número promedio que se saca peso en kilogramos dividido por el cuadrado de tu altura expresada en (kg/m2). Esto te coloca en una tabla de obesidad o desnutrición. Si bien por años lo hemos utilizado como referencia, no es preciso. Porque como es una simple división de números donde no se calcula masa grasa, masa muscular, ni nada de eso, lo que consigues es un número bastante superficial. Es decir, una chica que practique crossfit, llena de músculos, que se vea durazno pero que pese, exactamente su peso en oro (músculos pues) puede estar "en sobrepeso". No es que el músculo pesa más, recuerden que ocupa menos espacio. Y por eso una persona musculosa con tu mismo peso puede verse mucho más delgado, o de hecho pesar mucho más que tu (dependiendo de la cantidad de músculos que tengan). Otra vez, si tienes un montón de tallas de más de tu talla original, acumulada de manera bastante desigual en tu cuerpo, sabes que tienes sobrepeso, puedes entender que este número no será favorable para ti.

Los SI:

-Medirse: Medirse es un éxito. Porque ahí ves como se van los centímetros de grasa y de hecho, también puedes ver como aumentan en ciertas partes y no es algo tan malo. Tu cintura va a disminuir las primeras semanas por el cambio de alimentación, porque habrás perdido líquido y tu cuerpo se está acostumbrando, pero como después de la 4 semana, puedes ver que si bien este número va bajando más rápido, es más debido a la quema de grasas. Y quizás tus muslos (si eres de mi teampiernona) no van a ceder tan rápido, pero poco a poco. A mí la espalda me aumenta, pero no es porque gane grasa sino porque de verdad la estoy moldeando. Y de eso se trata la recomposición corporal.

-Ropa: Ok si bien no es que tenemos que obsesionarnos con un pantalón, hay una pieza de ropa que es de esas sinceras, sinceras que te dicen cómo va la cosa. Yo tengo algunos pantaloncitos que siempre me avisan. No son de spandex y no, no son los mismos de cuando tenía 18 años (tengo 40 for crying out loud!). Hay gente que le crecen mucho los muslos y dicen que no es una buena medida. Pero si la medida de la cintura también va en aumento, los vas a sentir apretados all over, se entiende? Si estás en modo desarrollar unas piernotas, pues veras que te aprietan en los muslos pero la cintura te queda floja. Si te entran bien, también vas por el camino correcto. Si te cortan la circulación en todo el cuerpo, sabes que es momento de tomar medidas.


-Fotos antes/después: Para mí el truco es hacerlas con más o menos tiempo de separación. No cada semana (a menos que vayas a un concurso y tu coach te lo pida). Pero para los humanos corrientes, nada de eso. Uno o dos meses. Ahí vas a ver cómo se ve esos dos cm menos en las piernas, o ese cm más en la espalda. Además que son súper animosas ellas: las primeras siempre te dejan un poco triste pero las segundas, seguramente te darán ánimo y ganas de ir por más.


-Diario: De todo. El de comida es perfecto para ver dónde estás fallando, si eres sincero de verdad. Si anotas todas tus escapaditas, o que no has sido muy preciso con tus porciones, y no ves resultados, puedes acomodar tu camino. Ves que tienes que ser más firme o que tienes que cambiar. Y el diario de ejercicio también es un éxito. Porque en el puedes ver algo que nadie se esfuerza en medir: que tan fuerte te estás volviendo. Ves si estás levantando mas peso, si aguantas más haciendo cardio. Esto de verdad verdad, es lo que te lleva por el camino correcto.


Fotos
Principal zirconicusso.
https://lopezfamilynow.files.wordpress.com/2013/06/scale.gif
http://www.thatscoop.com/img/big/55b381c640f9125072015123206.gif
http://38.media.tumblr.com/a99f0a366a3cf480fd14af2bc84570ea/tumblr_n1gcvuJqFN1tqs1heo1_500.gif

No hay comentarios:

Publicar un comentario