lunes, 21 de diciembre de 2015

Sigue moviéndote en Navidad (Versión "salí de mi casa")


Como mi meta (y la de muchos) este diciembre es disfrutar pero no perder todo lo que hemos avanzado durante el año, hay que buscar ayuda en todas partes. Porque ya saben que las fiestas no distinguen calorías: si comes de más y dejas de hacer ejercicio, pues puede que esta época te deje más que lindos recuerdos y llegues a enero con arrepentimiento y kilos extra. #Sadbutrue

Y lo que pasa es que no hay magia, lo que hay es que ingeniárselas. Porque no existe pastilla que le quite las calorías a una hallaca, pan de jamón o pan de pascua. Lo que tienes que buscar son ideas para mantener tu vida lo más activa en esta época, para que te sigas moviendo y  sigas disfrutando. Y si vas a salir de tu casa, de tu zona de confort, pues tienes que buscar más maneras de arreglar tu horario para poder seguir haciendo ejercicios. En Freeletics nos dan estos tips de supervivencia para que sigas sudando incluso en Navidad:

-Planea: Si vas a pasarte las fiestas fuera de casa, recuerda meter en tu maleta tu ropa de ejercicios, zapatos cómodos y un par de ligas de resistencia. Te evitas la excusa de "es que no tenía cómo hacer ejercicio" porque con eso, lo puedes hacer hasta en una habitación de hotel.



-Haz un grupo: Pues recluta a tu familia, a tus panas de cuando eras chiquito, a tus primos, al vecino de la cuadra. La verdad es que todo el mundo quiere estar así sea un poquito en forma (un poquito no mas). Alguno de tu círculo seguro se anota en salir a dar unas vueltas trotando, a hacer un poco de ejercicio en la mañana, lo que sea que los motive y mantenga moviéndose.



-Ten un plan: En venezolano diría "séuna mentecita" y esto es, que planifiques estratégicamente. ¿Vas a reclutar a gente para hacer ejercicio? No lo hagas cuando tu primo acaba de abrir una cerveza y se sienta en el sofá. Aprovecha la mañana, antes que sus cerebros se den cuenta de lo que está pasando. ¿Vas a entrenar sólo? Aplica la misma técnica. No lo hagas justamente cuando es la hora de la reunión familiar, aprovecha la mañana, o la tarde justo cuando todos empiecen a arreglarse. Siempre hay manera de meter el ejercicio sin que influya mucho en tu horario ni en el de los demás.

-Busca un lugar: La verdad es que yo opino que puedes hacer ejercicio en todas partes, pero lo mejor es buscar un huequito donde no tengas a todo el mundo encima hablando o interrumpiendo. El sótano de la casa, tu cuarto, un parque si no hace mucho frío. Cualquier lugar donde puedas tener un poco de tiempo para ti y concentrarte en tu cuerpo.

-Mantenlo corto: Claro que si puedes hacer tus entrenamientos completos es un éxito. Pero normalmente, si estás reunido con la familia, vas a tener más tiempo social de lo normal. Así que si no tienes tiempo,  ríndelo. Recuerda que circuitos de ligas de resistencia o de peso corporal combinado con ejercicios como burpees , saltos, squats hechos reduciendo los tiempo de descanso, contra reloj, etc.  son tan efectivos como horas de ejercicio. Aprieta tu entrenamiento y ponte a sudar.



Luego les hablaré sobre más técnicas para aprovechar tus vacaciones y seguir en forma. Ahora  párate de la silla y ponte a sudar.


Imagen 1 theprobar.com
Imagen 2 Original
Imagen 3 giphy.com
Imagen 4 westcountybootcamps.files.wordpress.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario