lunes, 28 de diciembre de 2015

Los cambios mentales que tienes que hacer (para perder peso)


Ya se acerca la época de ponerle fin a toda la fiesta y fijarnos metas para el periodo que viene. Porque si, todo nuevo año trae consigo nuevos ánimos y la oportunidad de empezar de nuevo. Y para eso tenemos que plantearnos metas y cómo llegar a ellas.

Y todos sabemos que para muchos, sus metas terminan siendo las mismas de todos los años: comer mejor, ponerse en forma, perder peso. Porque muchos se lo plantean pero la verdad es que se pierden en el camino.

De las metas hablaremos en otro momento, ahora quiero hablarles de algunos cambios que también influyen en que no cumplamos con lo que nos proponemos. Y eso es que nuestra mente simplemente está en otra parte. Esos pensamientos negativos que de verdad no nos dejan avanzar. Y no creas que vengo con un cuento de libro de autoayuda (que para muchos, si cumplen su función) sino sobre ideas que dejamos demasiado tiempo en nuestra cabeza sobre la pérdida de peso. Popsugar.com resumió varias de ellas en este artículo y yo les doy la versión Notelocomas de este cuento:

-Toma mucho tiempo: Pasamos un montón de tiempo ganando esos kilos pero esperamos que en dos semanas, las cosas vuelvan a la normalidad. Y claro, viene la frustración. Porque pensamos que si hicimos tanto esfuerzo, las cosas deberían cambiar algo verdad? bueno no. Para que tu cuerpo pierda peso de verdad, vas a tener que esperar. Igual para ver músculos conforma y el abdomen más plano. Todos esos planes de cambia tu cuerpo en 21 días, tres semanas para el éxito y cualquier cosa con un número cortitio en el título tienen en común que son extremos, que no puedes continuarlos por largo tiempo y que cuando abandonas, en la mayoría de los casos vuelves a ganar lo perdido. Lo que pasa es que un título como "Tu nuevo cuerpo en 120 días si es que le echas todo tu esfuerzo porque si no es más tiempo" vendería muy poco.


-Tengo hambre: Como buscamos soluciones rápidas de esas que te cuentan hasta los gramos de lechuga que te comiste, pensamos que todo proceso de pérdida de peso viene con hambre. Y no es así. Primero deberíamos hacer el cambio de full a satisfecho. Es decir, las comidas no deberían dejarte en coma. Sino con la energía suficiente para poder funcionar. Y dos, si comes lo correcto, puedes sentirte satisfecho, con el azúcar en la sangre estable y sin andar pensando en qué la barriga te va a doler del hambre todo el día.

-Es que no puedo comer lo que me gusta: Todo proceso lleva un poco de sacrificio. Es decir, estudiar la carrera que quieres viene con un montón de asignaturas que quizás no son tan divertidas. Comprar un carro viene con cuotas e intereses no? Ok perder peso viene con algo de esfuerzo. Claro que no vas a comer pizza, donas y tocineta 24/7 pero un plan bien diseñado deja que esas comidas tengan su momento también. son las dietas extremas, de las que hablamos antes, las que te prohíben hasta mirar Gourmet Channel y que en la mayoría de los casos, terminan en atracones incontrolables.


-Es que odio el ejercicio: Ok, ahí si es que no hay tu tía María que salve. Quieres un cuerpo rico y apretadito pero sin moverte del sofá? Pues no existe. Lo que existe es que busques una actividad que te guste y te comprometas con ella. Y que seas un poco más abierto en el amor: quizás el ejercicio no lo ames al principio pero si le pones corazón, quizás no te parece tan maluco con el tiempo.


-Lo he probado todo: Si no tienes un problema médico, hormonal, metabólico o físico, seguramente no lo has probado todo. Haz buscado soluciones fáciles, no has visto cambios, te has frustrado y dejas todo en el camino. Y dices que lo has probado todo. Ahí viene el cambio más duro, que es de verdad plantearte metas de acuerdo a tu estilo de vida, ser realista y no esperar magia. Y es el más duro porque requiere asumir mucha responsabilidad de tu parte.


Y en esto es importante que trabajes desde ahora para poder triunfar el año que viene, porque la verdad es que los cambios que duran toda la vida, empiezan por lo que piensas.

Fotos 
http://andreakihlstedt.com/wpsys/wp-content/uploads/2014/01/change_mind.jpg
https://s-media-cache-ak0.pinimg.com/736x/43/bc/c8/43bcc882eef87cd8194e6a629becc1b7.jpg
https://s-media-cache-ak0.pinimg.com/236x/d3/4d/e7/d34de72eed650a986d773ca6269e98a6.jpg
http://images.medicaldaily.com/sites/medicaldaily.com/files/styles/headline/public/2013/08/04/0/78/7831.png

No hay comentarios:

Publicar un comentario