miércoles, 2 de diciembre de 2015

Diciembre sin la panza de Santa

Como yo soy súper rutinaria no me molesta todos los años escribir de lo mismo en diciembre. Y básicamente el mensajes el mismo pero le pongo el sabor del momento: NO tienes que engordar 20 mil kilos durante las fiestas y el hacerlo o no hacerlo es tú responsabilidad.

Es una época donde nos relajamos más, compartimos en familia, visitamos a los amigos que llevábamos años sin ver, algunos se vuelven locos con la compradera de regalos. En fin, es una mezcla de felicidad y estrés donde siempre hay una constante: comida y alcohol. Usted escoja el suyo que seguro encuentra.

Y tener la tentación tan cerca hace vencer hasta al que tenga la voluntad más dura del salón. La comida es un acto de socialización y es duro decir que no sin herir sensibilidades. Más allá de eso, pensamos en que es el único momento del año en que lo hacemos así que por qué no disfrutar (y en eso concuerdo completamente)
Lo que pasa es que no podemos pretender tener una dieta alta en calorías y simplemente no engordar. No hay matemática que funcione. Porque no crean que pueden lograr el déficit calórico sólo a punta de ejercicio. Claro que el ejercicio te puede ayudar, pero si te sobrepasas -y con las comidas y tragos en Navidad eso es facilito- vas a engordar. No hay otra.

Muchos buscan los tips para no ganar esos kilos, la receta mágica que te haga descomer la hallaca o pan de pascua, la manera de que el ponche o cola de mono sepa igualito pero sin calorías. Y si bien hay maneras de cocción que pueden aminorar el impacto calórico, no lo desaparecen. Y todo en exceso, hasta lo más sano, engorda.

Quiere decir que no disfrutes tus platos navideños? A mí no me parece una opción. Lo que tienes que aplicar es un poco de conciencia y responsabilidad en las decisiones que tomes. No hay tal cosa como "no sabía" o que Santa se lleve las calorías.

Lo que puedes hacer es:
-Distribuir tus batallas: Planificar cuales son los días que sabes que de manera inequívoca vas a comerte tu montón de calorías navideñas. Balancear esos días con otros de elecciones inteligentes, sanas y con los nutrientes que en realidad necesitas.
-Aprovechar los días sanos para comer más de lo que necesitas: Esto es más vegetales. Porque a ellos los olvidamos cuando tenemos un plato navideño al frente. Yo NO CREO en dietas detox a punta de batidos verdes pero si puedes usarlos durante esta temporada para incluirlos como meriendas. Come tus proteínas magras, carbos complejos, grasas saludables. Tu sabes cómo es el cuento.
-No dejes de moverte: No es que tienes que hacer 20 horas de ejercicio (porque si no, cuándo vas a rumbear?) pero sigue poniendo el ejercicio en tu lista de prioridades. Es un magnifico momento para tratar de volverte un poco más mañanero (just saying), hacer tu ejercicio y salir de eso.
-Recuerda que el alcohol tiene calorías: Tu sabes que es así pero de eso hablaremos en profundidad en otros post. Y recuecuerda que mantenerte hidratado (con agua, no vino) es fundamental.
-No te pongas metas imposibles: Tú crees que de verdad es el momento de hacer el reto "diciembre con 10 kilos menos", o cualquier esfuerzo sobrehumano que te aleje de compartir con tu familia y amigos? No digo que no puedas, y de hecho recomiendo que comas súper limpio la mayor parte del mes. Pero el ponerte estos planes que son fáciles de romper cuando la tentación abunda, puede hacerte sentir más frustrado. Además, te deja mucho más cerca de esos sentimientos de arrepentimiento y obsesión sólo por disfrutar un plato de comida que no estaba en tu plan.


Y aunque la bendita palabra moderación esté más trillada que los memes de John Travolta, la verdad es que en ella (y el balance también) está la clave. No es hacer la dieta de la hallaca, pero tampoco la de la lechuga en ayunas a las 10 de la noche. Y con un poquito de ánimo, algunos tips y buena actitud, seguro terminas el diciembre sin la panza de Santa.

Y les dejo el video de December (Collective Soul) porque es finísimo y es perfecto para empezar el mes: 


No hay comentarios:

Publicar un comentario