lunes, 9 de noviembre de 2015

Extrañas razones por las que NO pierdes peso


Seguro que más de uno piensa que lo ha hecho todo, de verdad de todo y nada que pierde peso. Algunos están en esa parte del espectro donde hacen ciertos esfuerzos pero sin guía. Otros se ponen extremos y si bien ven resultados, estos no son duraderos. Hay otros que utilizan la ley del mínimo esfuerzo y claro, no ven un carrizo. Pero es que a veces a pesar de tener hasta un plan de pérdida de peso, hay algunos factores que pueden jugarte en contra de tus objetivos.

Y claro uno dice qué carrizo está pasando? Bueno en Prevention reseñaron algunas razones que te pueden parecer medio raras pero que pueden ser las que te están saboteando tu pérdida de peso o de hecho, hacen que hasta ganes unos kilitos:

-Problemas de la pareja: Muchas personas piensan que es sólo en la fase del amor en que las personas engordan, pero las peleas, también te pueden llevar a tener kilos de más. Y si eres de los que están buscando echarle la culpa a otro por tus kilos de más, tu pareja puede llevar la culpa. Un estudio reciente de la University of Delaware encontró que las parejas que pelean tienen altos niveles de, Gerlina, la hormona del hambre y tienden a hacer peores elecciones de comida que las personas que son más amables. 

-Comer mucho hierro: Con tanta moda de dietas altas en proteínas muchas personas piensan que esta es la base para perder peso. Pero un estudio encontró que las dietas altas en hierro, como el que encontramos en carnes rojas, podían hacer bajar los niveles de leptina que es la hormona que suprime el apetito. Claro esto no es una señal de bajar el consumo de hierro, que lo puedes obtener a través de nueces, espinacas y tomates. La fuente más poderosa y con lo que rápidamente podemos sobrepasar nuestros niveles es con la carne roja.

-El ADN: Aquí saltan un montón de esos que dicen que tienen genes gordos pero espérense ahí. Todavía no se ha encontrado el link entre gordura y material genético pero un estudio realizado por la Texas Tech University encontró que pensar que tus problemas de sobrepeso tienen que ver con tu ADN te puede garantizar el engorar unos kilos extra. En el estudio, realizado entre 9000 personas por tres años, se encontró que mientras más las personas pensaban que sus genes eran "gordos" más peso habían ganado. Este grupo también era el que menos ejercitaba y comía bien (no wonder) mientras que las personas que pensaban que tenían control sobre su peso, tenían más tendencia a hacer ejercicio, hacer mejores elecciones de comida y tenían un Índice de Masa Corporal menor.


-Es simplemente más difícil de lo que era antes: Si eres de los que te gusta decir que tus abuelitos comían de todo y estaban en forma, pues estás en lo cierto. Un estudio realizado por la York University en Toronto examinó la dieta y ejercicio de 36000 personas desde 1971 hasta el 2008.  Y con una dieta con la misma cantidad de calorías, los adultos eran 10% más pesados que las contrapartes del 71. Cada vez entran más factores en la dieta y no es simplemente calorías entran y calorías salen. La solución? No morir en el intento, comer lo mejor que podamos y no olvidarnos del gimnasio.

Foto de Mister GC


No hay comentarios:

Publicar un comentario