miércoles, 7 de octubre de 2015

Trucos de pérdida de peso que realmente funcionan


Vamos a estar claros, todos sabemos que para perder peso hay que comer bien y hacer ejercicio, pero si alguien nos puede hacer ese trabajo un poco más fácil pues se lo agradecemos. Y la verdad es que no hay fórmula mágica como tal, pero si algunos "trucos"  que te pueden ayudar. Estos me los leí en Womens Health y los completé con unos tips míos que sé por experiencia que si funcionan. Claro, de magia tienen nada, pero si te pueden encaminar mas a lograr tus objetivos.

Muévete más durante el día: La verdad es que muchos piensan que ir al gimnasio es suficiente actividad para quemar grasa, pero tu consumo calórico también se ve influenciado por la cantidad de calorías que quemas en el día y esto es, con el resto de las actividades que hagas. Busca  la manera de caminar más, de no tomar el ascensor, de hacer una caminata rápida al medio día. Toda esa actividad cuenta como tu consumo calórico total.

Adiós al alcohol: Esto les suena duro a muchos, pero aquí no estoy hablando de dejarlo para siempre. Déjalo "mientras tanto". Cuando yo quiero perder unos kilitos, lo dejo y funciona perfecto. Y yo no bebo todos los días, pero igual esas calorías extras y darle ese descanso al hígado para que el pueda dedicarse a utilizar los nutrientes de manera correcta, pues es un éxito. Y si eres de los que beben todos los días una copita de vino/un whiskisito pues más. Como dije, no es eterno, pero ponte focus mientras llegas a tu meta.

Come temprano y acuéstate a dormir: No es que tienes que hacer una cosa detrás de la otra pero la técnica de no quedarse pegado viendo TV, revisando las redes o vaya usted a saber qué otra actividad nocturna sea la de preferencia, funciona. Yo como a las 8 y a las 10 trato de estar en la cama. Y que tiene esto de magia para la pérdida de peso? Que te evitas estar comiendo de más. La mayoría de las personas que se quedan hasta tarde haciendo cualquier cosa después de la cena, tienen más posibilidades de seguir comiendo. Por fastidio, por ansiedad, porque ven él algo en la TV que les da hambre. Si te acuestas temprano te evitas ese "monchi nocturno".

Atento con tus porciones y adiós a lo extra: Quizás ya tienes claro cuánto te toca de cada macronutriente pero cuando andas en modo medio nazi, es mejor que estés súper atento. Cuando llevamos tiempo en esto, nuestra mano es más laxa, nuestro ojo tiene más hambre. Vas a ver que si te sirves justo lo que te corresponde y dejas de lado esos extras (la doble porción, ese poquito más de mantequilla de maní, etc) los kilos se irán más fácil.

Es más efectivo en el gimnasio: Es decir, pasar tres horas dando vueltas como un perdido, no te va a hacer perder más peso. Y la verdad es que mientras más intensos sean tus entrenamientos, estos pueden ser más efectivos. Hacer circuitos de pesas y sesiones de HIIT pueden ayudarte a quemar más grasa sin que tengas que vivir en el gimnasio el resto de tu vida.

Si eres mañanero, tómate un café antes del ejercicio: Yo les digo si son mañaneros de ejercicio porque a mi particularmente el café me desvela y no puedo estar tomándolo todo el tiempo. Pero una taza de café antes de hacer ejercicio puede ayudarte a acelerar tu pérdida de grasa durante tu sesión de ejercicios. Si eres sensible como yo, trata de evitarlo en tus entrenamientos de tarde o nocturnos porque pueden interferir en con tu patrón de sueño.

Foto de http://mashable.com/wp-content/uploads/2013/07/The-Office.gif





No hay comentarios:

Publicar un comentario