jueves, 10 de septiembre de 2015

Esos pequeños detallitos


Cuando alguien me pregunta por qué no está perdiendo peso, en la mayoría de los casos viene acompañado con "si yo lo estoy haciendo todo bien" (y luego las clásicas frases sobre desespero y tristeza que comprendo totalmente)

Y es que aunque la fórmula impelable para llegar a tu peso adecuado sigue siendo comer bien y hacer ejercicio, hay más detallitos que tenemos que tomar en consideración. Porque son en esos pequeños detalles donde vemos la diferencia entre "no estoy perdiendo peso y estoy haciendo todo lo correcto" o "estoy haciendo de VERDAD lo que me toca (y no hay más nada, estoy en el camino correcto pues)

-Comes mucho: Suena un poco maluco pero es así! Claro que si haces ejercicio te vas a sentir que tienes más hambre que niñito llegando del colegio que no ha comido sus meriendas. Pero tienes que comer lo que te corresponde y eso en muchos casos no es quedar con la barriga súper full después de cada comida. Es comer justo lo que te corresponde y lleva al paso dos.

-No comes lo que te corresponde: Si, la grasa buena es buena, y necesitas carbohidratos y proteínas. Pero TODO en exceso y sin orden, te pueden hacer engordar tanto como una dieta a base de hamburguesas y papas fritas. Tienes que definir cuáles son los macros y porciones correctas para ti. Es decir, gramos, porciones, como sea. Tienes que medir y calcular tu comida, no comer todo sin medida porque "es bueno".

-No comes muchos vegetales (y por eso comes mucho de lo demás): Los vegetales son un éxito. Le dan sabor, nutrición y sobretodo FIBRA a tu vida. La fibra es tu mejor amiga, porque ella ayuda a que te sientas más satisfecho, regula el azúcar en la sangre (lo que hace que no tengas tantos ataques de hambre en el día) y además, te ayuda con "número dos". Pero si no tratas de llenar tu plato (y varias comidas) de tu día con vegetales, siempre quedarás con hambre y tentado a comer más de las porciones de otros macronutrientes.

-Bebes calorías: Ok, los smoothies y jugos verdes son buenos, sanitos, divertidos. Pero tienen calorías. También la leche de almendras y otros extras que estas tomando a diario y no estás contando. Cuando llega la hora de apretar las tuercas, debes recordar que todo cuenta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario