jueves, 24 de septiembre de 2015

Eres del Team Piernona? Lee esto





Quien me conoce sabe que mis piernas son algo serio para mí. Las amo, le llevan a casi todas partes, tienen buen color, son fuertes pero coh, mi grasa corporal las ama también. Y no soy de las que busca metas estúpida como tener un thigh gap cuando sé que va contra mi naturaleza (ni de chiquita tenía las piernas con separación y eso que por muchos años mi mamá pensó  que estaba desnutrida). Y porque tengo las rodillas un poco malucas, la idea de tenerlas todas marcadas con músculos prominentes está descartada también. Entonces mi tarea eterna es tratar de mantenerlas en buena forma y alejar el exceso de grasa como pueda.

Pero ese como pueda a veces es un terror porque como dije antes, la grasa ama mis piernas. No ama mucho mi barriga (solo un poco) ni mis bubies. Todo se va para allá. Entonces tengo que hacer mi tarea, y hacerla bien. Pero no es fácil. Como toda zona de esas que ama la grasa de tu cuerpo, a veces por más responsables que seamos, sentimos que nuestros esfuerzos son parecidos a nada. 

Y justamente pensando en eso me encontré con este artículo de la revista Prevention que habla sobre por qué esa grasa no se va  de tus piernas, así que si eres de mí #piernonasteam, toma nota:

-No eres realista: Más allá de tener claro -o no tenerlo- que hay formas de tu cuerpo que debes aprender a amar, muchas personas piensan que dos o tres semanas de ejercicio de repente le cambiará radicalmente el físico y sobre todo, la zona conflictiva. Y no es así, porque justamente es conflictiva. Si bien puedes empezar a ver cambios en tu cuerpo, debes esperar un mes o seis semanas para ver algo de resultados.

-Tu dieta no es amigable con tus muslos: Ok si todavía andas en una dieta de hamburguesa porque piensas que el ejercicio lo mata todo, pues no. Sorry pero no. Pero si vamos, ya estás en el nivel avanzado pero eres de los que dicen "yo como sanito" pero no tienes un diseño de los macronutrientes que debes comer, pues tampoco. Ojo, no hablo de mantenimiento, hablo de cuando de verdad queremos perder peso y tomar cartas en el asunto.

-No estás haciendo el cardio suficiente: Quizás me han escuchado decir que al cardio también tenemos que darle descanso, lo que pasa es que muchos le dan demasiado descanso. Tres días a la semana no es suficiente. Lo ideal es hacer 5 o 6. Dos o tres días a alta intensidad y dos o tres días a intensidad intermedia (o baja si estás muy muerta). Cambiar inclinado en la caminadora es perfecto, hacer sesiones de HIIT. Sobre el spinning hay opiniones encontradas, hay gente que dice que es un NO NO para las piernas gruesas y hay otros que dicen que no, que eso es un cuento de camino. Yo lo evito porque cuando lo practiqué no obtuve buenos resultados. Pero sin duda es un ejercicio que quema MUCHAS calorías que debe ser tu fin último en esta tarea) y a muchas personas le funciona.

-Ignoras los otros músculos de las piernas: Si eres ciclista o trotas, seguramente tendrás al menos el cuádriceps marcado, pero es importante que trabajemos otros músculos como la la parte trasera (hamstring) y la parte interna de los músculos. Mientras más músculos trabajes, más grasa se quema.

-No estás levantando las pesas como se debe: Como dije anteriormente, yo no puedo darle sesiones de piernas de esas que te quedas con los músculos flojitos y después te duele hasta ir al baño. Pero las pesas son parte fundamental para quemar grasa y tener unas piernas tonificadas. Hay entrenadores que recomiendan dos días con pesas duras, pocas repeticiones. Otros tres días con pesas moderadas (tipo 12 a 15 repeticiones por set). La verdad que creo que aquí entran las individualidades y lo que si estoy segura es que si no estás haciendo la dieta adecuada, puedes sentir que tus piernas están más grandes. Pero no hablo de las dos o tres primeras semanas de retención de líquido. Hablo de que de verdad esté creciendo. Y esto pasa, porque no estás quemando grasa. Es decir, claro que el músculo ha crecido, pero la grasa sigue ahí, igualita. Así que si no chequeas primero ese punto, olvídate de las piernas ricas y apretaditas!


No hay comentarios:

Publicar un comentario