lunes, 13 de julio de 2015

Los clásicos errores de chicas cuando hacemos dietas


En mi snapchat una chica me preguntó si podía escribir sobre este tema "por qué mi amiga comete los mismos errores que yo pero ella no engorda y yo sí". Esa pregunta tiene varias formas de ser planteada, porque si comemos lo mismo no nos vemos igual, porque ella pierde peso y yo no y todos esos etc de cuando nos compramos con otra persona.

Y es que si bien todos compartimos muchas características por el simple hecho de ser humanos, es justamente en las diferencias donde vemos los detalles. Y en un artículo de T-Nation escrito por Dani Shugart   señalan justamente eso: los errores que cometemos sobretodo  las mujeres al hacer dieta porque nos fijamos en lo general , en la tendencia que está de moda y no lo específico y por eso, no vemos resultados. Aquí les pongo algunos de los puntos que siento que más repiten las chicas a la hora de perder peso:

-Hacemos dietas que vemos en TV: Estas nos llaman la atención más que la palabra OFERTA en las tiendas Zara, porque se ven finas, divertidas, casi sin esfuerzo y prometen resultados diabólicamente exitosos. Muchas vienen con esos comentarios tipo "come todo lo que quieras.... pierde 4 kilos a la semana... sin mucho esfuerzo" etc. y por supuesto que a estas alturas del partido tu sabes que son totalmente mentira. Si alguna dieta de esas funciona es porque está basada en un aproach de poquitísimas calorías que lo que te aseguran es un efecto rebote a la vuelta de la esquina.

-Decimos que nos falta "justamente eso":Si, hay muchas cosas que la gente toma para perder peso. Rutinas que pueden ser reales o ficticias. Y siempre funcionan como el chivo expiatorio de nuestros errores. Qué quiero decir con esto? que es mejor decir que no tienes aceite de coco y por eso no estás perdiendo peso a pensar que no estás haciendo el esfuerzo como debes de verdad. Y si, quizás a una persona le  funciona perfecto el incluirlo en su dieta. Pero si no estás comiendo como debes ni haciendo el ejercicio que te toca, el problema no es el aceite de coco que no tienes, ni el vinagre de manzana ni la carnitina que no estás tomando. Es que no eres lo suficientemente organizada para llevar un programa que se ajuste a lo que tú necesitas.

-Obsesionarnos con quemar grasa: De esto tengo 20mil cuentos. Pero es que parece que todo el mundo VIVE en pérdida de peso. Es decir, viven pensando en que tienen que quemar grasa como si fuese limpiar la casa de insectos. Y la realidad es esta: no puedes vivir en perder grasa todo el tiempo. Perder grasa es un momento, un proceso que si puede ser largo pero que tiene un principio y un fin. Lo haces, llegas a tu objetivo y descansas. Te centras en otras metas y sigues tu camino. Volverá el momento donde quemarás grasa otra vez (porque engordaste, tienes otras metas, etc) pero no es un continuo. Pero muchas si viven así y esto pasa por dos cosas: o no estás haciendo las cosas como debes, que para mí es la causa principal y por eso nunca llegas a tu meta o estás obsesionada con algo que no es realmente alcanzable. Y es ahí cuando tienes que abrir los ojos y re definir tus metas.

-Comer demasiadas grasas buenas: Ok, ya pasando el miedo de los 90 que había con las grasas e incluyendo grasas buenas en la dieta, muchas chicas piensan que era "grasa" lo que les faltaba y que es lo que tienen que comer. Además,  es saludable! Así que lets go. Y si, si bien es necesario incluir ciertas porciones de grasa en la dieta, tanto cuando se quiere perder grasa como cuando andas en fase de mantenimiento, el comer 5 o 6 porciones de grasa puede que frene tus esfuerzos. Muchas piensan que es mejor quitarse un macronutriente como los carbohidratos y compensar con grasas. Y si, a muchos les funciona, pero a otras no. Porque otra vez, estamos hablando de diferencias. Y si te excedes en la cantidad de grasas que necesita tu cuerpo, te vas a ver justamente como una persona que se excede en grasas. Lo mejor es tener un consumo equilibrado de macronutrientes para tu cuerpo, intensidad de ejercicio y metas y no suplantar alimentos por otros "sólo porque sí".

-Irnos al extremo con los carbohidratos: En la misma nota del otro punto, la mujer tiende a irse al extremo con los carbohidratos, pero para abajo. Las dietas bajas en carbohidrato prometen una pérdida de peso rápida y finísima y si, muchas personas -sedentarias- se pueden ver beneficiadas por esto. Pero si tu estás haciendo un programa donde utilizas pesas y quieres formar músculo, una dieta muy baja en carbohidratos puede que no haga el truco. Las mujeres que hacen ejercicio no se dan cuenta de la súper capacidad de los músculos para almacenar glucógeno. La mayoría le huye a los carbohidratos y andan con esos músculos todos planos porque como cuando comen carbohidratos la escala sube, piensan que es que son "intolerantes a los carbohidratos como TODO el mundo". Cuando tienes más músculo de hecho puedes comer más carbos, y cuando dejas de comer carbos y haces ejercicio si, puede que tus músculos se vean más pequeños pero es sólo porque estás drenándolos de la energía (el glucógeno muscular) y el agua que tienen. No es porque estás quemando más grasa. Por eso es importante que no veas las dietas súper bajas en carbohidratos como la solución para un cuerpo fit.


 Otra vez, lo importante es buscar la fórmula que te funciona JUSTO a ti. Si, quizás tienes que pasar algunas semanas de ensayo y error y por eso es que es tan importante que tu plan sea de varias semanas y no de "10 días para el éxito". Un plan bien diseñado -y largo- le dará espacio a los ajustes específicos que tu cuerpo necesita.

Foto de http://rbk.h-cdn.co/assets/cm/14/50/320x426/54897658c5e80_-_rbk-9-diet-mistakes-slide-3-msc.jpg

2 comentarios:

  1. Clementina, muy buenos tus artículos. Estoy agradecida de haber llegado a tu blog y de seguirte en las otras redes sociales. Me gustaría mucho tener tu entusiasmo y disciplina, pero me ha costado un montón retomar mi vida "activa" desde que comencé a trabajar. Realizaba ejercicio a diario, ya sea elíptica o trote y algo de pesas... No soy mucho de hacer deporte en grupos, por lo que no me gusta el gym. Ahora me siento presa de una rutina que me deprime, trabajo 10 horas diarias sentada frente a un escritorio, de lunes a viernes; intento cuidar mi alimentación, pero salgo del trabajo y generalmente, como mal y no cuido las porciones, me da flojera cocinarme algo saludable y, equivocadamente, pienso en que merezco comer cosas ricas (no sanas, obviamente). No me hago el tiempo para hacer deporte y he subido 5 kilos en un par de meses. Me tiene agotada y triste este circulo, a tal punto que no siento ganas de juntarme con amigos y los fines de semana me siento tan cansada que no salgo mucho y "me echo a comer". Al principio comia mucho los fines de semana y en la semana hacia dietas extremas, pero ya me ha cansado esa combinación y, ahora simplemente, no tomo ninguna acción correctiva para los excesos del fin de semana. Te cuento todo esto, porque no sé como re tomar las riendas de mi vida; no se en que parte cortar el circulo vicioso que me hace estar de mal humor casi todo el tiempo.
    Probablemente no tengo la paciencia suficiente para comenzar un regimen que me permita resultados a largo tiempo y se que eso no me llevara a bajar el peso ganado.
    Gracias por leerme, un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Estos dos días justamente he escrito en el instagram sobre esos círculos viciosos y que si no hacemos ese cambio primero en la mente, no funciona ningún plan! Leelos para que empieces a pensar en ti, en por qué te esta costando el cambio, por qué caer otra vez. Claro que un trabajo demandante es duro, pero cuando uno le encuentra un poco más de placer a la actividad física uno busca el tiempo, y cuando veas resultados, te provoca más. Claro y uno tiene auque hacer metas realistas, porque no puedes proponerte hacer dos horas de ejercicio, o que vayas a ver cambios en poco tiempo. Quizas tu proceso es más largo, lento, pero igual de esa manera también se gana la pelea!

      Eliminar