lunes, 6 de julio de 2015

Ejercicio y errores de alimentación (que debes alejar!)


Si de verdad andas comprometido en un plan para perder peso, sabes que la ecuación es hacer ejercicio y comer bien. También hay que meterle la parte del descanso pero vamos por lo más básico que es sudar y alimentos verdad? Y si, yo soy pro sudar y disfrutar la actividad física pero sé que sin una alimentación adecuada, los resultados pueden perderse, por más horas eternas que pases en la caminadora o en la clase de crossfit.

Y más allá de los resultados físicos (que son divinos) el alimentarnos mal también hace que esta misma actividad física sufra y si no la haces con la energía correcta, pues más difícil que llegues a tu meta no? En Livestrong.com me leí de algunos errores que muchos deportistas cometían con su alimentación. Y para que la ecuación funcione y no sientas que te está faltando algo como el valor de X, debes tratar de evitarlos:

-No hidratarte bien: Sólo un 2 por ciento de deshidratación se transforma en un 10% menos en tu desempeño deportivo. Además la deshidratación puede hacer que te duela la cabeza y contribuye a que te den esos dolorosos calambres post ejercicio. si apuntas a tomar dos litros de agua al día durante el transcurso del mismo no tendrás problema. Si eres de los que hace ejercicio temprano, igual recuerda beber un buen vaso de agua al despertar.
-Comer comida muy grasosa: Quizás te suena perfecto comerte una hamburguesa con queso, tocineta y papas fritas para luego ir a sudar en el gimnasio pero la grasa tarda más tiempo en ser digerida y dejar tu estómago. Lo ideal es comer una mezcla de carbohidratos y proteína (muchos recomiendan un ratio 2:1) una hora antes de hacer ejercicio, un snack pequeño, no un comidón.
-Comer comidas con mucha fibra: Si, la verdad es que yo soy pro fibra y me parece que es importante que la incluyas en varias comidas. Pero comerte una ensalada antes de una sesión de ejercicio no es la mejor idea. Además que retrasa la digestión (y por eso es tan buena para que te sientas más lleno durante el día) antes de hacer ejercicio puede causarte malestar estomacal, guich is not gud! A algunas personas hasta los ayuda con el número dos. No creo que así te quieras sentir cuando estés en el gym.
-Muy bajo sodio: Es verdad, la mayoría de las personas come mucho sodio y debería bajarle bastante su consumo. Pero muchos se dan a la tarea de tratar de quitárselo todo de la dieta y si estás haciendo ejercicio en un clima caliente, no es la mejor idea. Cuando sudas pierdes electrolitos, sodio y potasio. Esto te puede llevar a la deshidratación (lee el punto uno) y que tengas calambres diabólicos que te van a hacer sentir que el ejercicio es más malo que el diablo.
-Saltarte tu alimentación después del ejercicio: No importa que quieras perder peso, la alimentación después del ejercicio sigue siendo de suma importancia. De hecho si sigues un buen programa de resistencia muscular y cardio, el alimentarte correctamente te ayudará a perder más peso. Comer algo de proteína con carbohidratos es lo mejor, para ayudar a la síntesis proteica y formación de músculo (que es lo que te ayudará a quemar más grasa). Las cantidades siempre dependerán de tus requerimientos corporales y lo intenso de tu ejercicio.

-No comer suficiente: En el mismo orden del punto anterior, más de uno sigue pensando que comer poquito significa perder más peso. Y si bien debe haber un déficit calórico, el no proveer a tu organismo de la alimentación que necesita sólo hará que tu taza metabólica disminuya. Además que comer poquito es como un no no para rendir en el ejercicio, no crees?

Foto de Feelart

No hay comentarios:

Publicar un comentario