lunes, 20 de abril de 2015

Mantequilla de maní: Te amo


Para quien lea con cierta frecuencia mi blog o sobre todo mi cuenta de Instagam, sabe que yo tengo una relación especial con la mantequilla de maní que va más a allá de un crush de adolecente. Yo la amo de verdad con todo mi corazón y sé que ella me ama a mí.

Y la verdad es que me encantaría que todo el mundo la amara. Pero entiendo que hay cosas horribles como alergias e intolerancias que te pueden alejar de esta relación. Pero para todos los demás, aquellos que dicen "ay no sé, es que no mucho", aquí les traigo algunas cosas positivas para que se unan a mi team de "yo amo la mantequilla de maní"

Ayuda a satisfacer tu apetito: El combo de fibra y proteína que tiene la mantequilla de maní (2 y 4 gramos por cucharadas) es el responsable de tan buen efecto secundario. Según un estudio del British Journal of Nutrition encontró que aquellos que comían mantequilla de maní en el desayuno mermaban sus ganas de comer hasta 12 horas después de la comida, quizás porque la mantequilla de maní está asociada con el aumento de la hormonaPYY que ayuda a que te sientas más lleno.
Te ayuda a adelgazar: Esta suena casi mágica a los amantes de la mantequilla de maní  pero la verdad es que cómo esta crema puede ayudarte a satisfacer tu apetito y a no comer mucho, la ventaja escondida es que puedes bajar de peso. Según algunos estudios, los que comen frutos secos tienen una masa corporal menor a quienes no comen frutos secos.
Baja el colesterol y ayuda a quienes tengan diabetes 2: Como el maní es una gran fuente de grasa monoinsaturadas, esto puede ayudarte a bajar el colesterol malo. Y otra ventaja es que como son bajas en carbohidratos ayudan a que el azúcar en tu sangre se mantenga estable y por eso es una buen alimento para aquellos que sufren de diabetes tipo 2.

Ahora, la parte mala -porque todo lo bueno viene con algo malo- es que grasa es grasa. Esto quiere decir que está cargada de calorías. Si bien un gramo de carbohidratos o de proteínas tiene 4 calorías, uno de grasa tiene 9. Así que dos cucharadas de 15 gramos de mantequilla de maní puede rondar las 200 calorías y por eso es importante que no nos volvamos locos comiéndola.


Lo otro es que muchas versiones comerciales pueden contener grasas hidrogenadas y azúcar agregado (Sólo tienes que voltear la etiqueta para darte cuenta). Lo mejor es si puedes comprar las versiones naturales o hacerla tu misma como te explico en este post. Eso sí, tienes que tener un buen procesador y paciencia, porque como todas las cosas buenas, resultados, regalos, peso perdido, la mantequilla se tarda en llegar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario