lunes, 23 de marzo de 2015

Voy a perder peso... Y luego hago pesas!


Para que no haya confusión. Sobre "perder peso primero y luego hacer pesas" NO. Ese no es el camino más divertido...

Si estas un plan de pérdida de peso, mi recomendación es SIEMPRE trabajar con pesas desde "aló", trabajar en la resistencia muscular. Desde el PRINCIPIO. Así te sientas que eres lo más gordito del salón que "las pesas te van a endurecer la grasa/vas a ponerte más cuadrado/tienes que bajar peso para poder hacer pesas" o cualquier cuento raro que haya frente a las pesas.

El músculo pide más que un niñito en diciembre. Eso quiere decir que es metabólicamente exigente. Está usando calorías todo el tiempo. Es lo que te hará quemar grasa después del ejercicio. Es más bueno que el pan con mantequilla recién tostado. Es exitosísimo. Y ocupa MUCHO menos espacio que la grasa. Guich is gud porque así te ves rica/o y apretadito y no fofito. Así que no existe tal cosa como "voy a hacer cardio para rebajar y cuando baje peso hago pesas!". Tu plan de ejercicio tienen que tener pesas y cardio. 

Lo que yo digo cuando te estás planteando metas es que si tienes que se yo, un 26, 30% de grasa corporal, tu meta inmediata no debería ser "tener los brazos de Madonna". Primero lo primero, guitarrista rockanrolero. Baja tu grasa corporal (que si, va a conllevar a que pierdas peso) y plantéate metas específicas (los brazos de la rubia). Tu meta debe estar centrada en cambiar hábitos, hacer del ejercicio tu amigo, no la obligación maluca y luego trabajas en esas transformaciones súper específicas. Claro que es una meta finísima, y tenla ahí en tu cuaderno. Pero no es lo que vas a lograr en pocas semanas. De hecho, más cuando eres mujer, hasta las que entrenamos durísimo no vemos cambios de la forma en la musculatura en pocas semanas (yo no). Ponerte una meta así, en poco tiempo, sólo llevada por los sentimientos, sólo te dejará más cerca de la frustración.


Lleva tiempo, así que take it easy. Ahh porque este proceso es más largo que mis post así que agárrense pues!

No hay comentarios:

Publicar un comentario