lunes, 16 de marzo de 2015

Una meta sin un plan es un deseo


El viernes hablé por email con una amiga que estaba en ese modo "frustrado", haciendo todo lo correcto pero aún así, enfrascada en esa no-perdida-de-peso que nos lleva súper rapidito a pensar "me fuñí, pásame la otra talla de pantalón, el control remoto y el helado que aquí no hay nada que hacer".

Y no, no es así. Luego de una larga respuesta sobre algo que para mí es muy importante -diferenciar entre comer sano y hacer un plan de alimentación/ejercicio justamente para perder peso, y que pueden leer aquí- tocamos el tema de las metas y por encimita, la estrategia.

Porque seguro todos tenemos metas. Pequeñas, medianas, gigantes. Superficiales, profundas, más o menos. Cómo sea. Lo importante es tenerlas pero también entender qué hay detrás de esta meta y por supuesto: cómo llegar a ella. Esto es, la estrategía para llegar a ella.

Porque como dicen por ahí, una meta sin un plan es un deseo. Es decir, si tu quieres viajar pero no ahorras, averiguas del lugar donde vas, dónde te vas a quedar, cuánto te va a costar, qué ropa vas a llevar, etc., lo que te va a quedar es una postal mental y no una experiencia de viaje. Pasa lo mismo con nuestras metas de fitness.

Y también por eso tienes que estar claro en lo que conlleva esa meta. Mi amiga quería correr medio maratón, y como le comenté eso es una súper meta. De esas metas de súper woman pues. Pero esa meta implicaba un plan de pérdida de peso? No. Es una meta que te puede poner en tremenda forma cardiovascular, y de retruque, "podría" hacerte perder peso. Pero las comillas tienen importancia. Puede que a pesar que entrenes, si no tienes una alimentación para bajar de peso y (como yo lo veo) un plan de ejercicios que también trabaje tu resistencia muscular, tu entrenamiento para el maratón puede que no te haga perder un kilo.


Por eso, cuando se planteen metas, trabajen también en lo que implica tu meta y cómo vas a llegar a ella. Si tienes un objetivo definido, no puedes dejar nada a la improvisación. Y tener un plan puede ser divertidísimo. Si se lo proponen, pueden disfrutarlo de verdad verdad!

No hay comentarios:

Publicar un comentario