miércoles, 18 de marzo de 2015

El Fitness te hace una Súper Mujer!

Aquí les doy mi segunda entrega para Personaling, tu personal shopper online para España y Venezuela. En esta ocasión, hablamos del fitness y de los súper poderes. Todas somos heroínas, pero con el fitness, sacamos todo nuestro potencial... Lee aquí cómo El Fitness te hace una Súper Mujer!


shutterstock_59208547
El 8 de marzo se celebra el día Internacional de la mujer, pero nada como tomarse todo el mes para celebrar lo únicas y divinas que somos. Y si todavía tienes dudas de lo poderosa que eres, el fitness puede ayudarte a potenciar todas tus mejores características, estar más fuerte, más positiva y ser la mejor versión de ti.
No es que la versión actual sea mala, pero siempre podemos darnos un cariñito, y es ahí cuando el ejercicio y la buena alimentación pueden darte una mano. Porque el fitness no sólo significa estar linda y en forma, sino que tu empaque esté también perfecto por dentro. Que te veas de lujo es sólo la cerecita en el helado. Porque el fitness puede hacerte sentir que lo puedes todo. El fitness te puede hacer sentir de verdad como una súper mujer.
Te pone de buen humor: Ok, puede que pensar en estar toda sudada después de correr una hora no es tu ideal de “estar alegre y de buen humor”. Pero la verdad es que un buen plan de ejercicios puede elevar tus endorfinas, esas hormonas que liberamos cuando nos sentimos bien, cuando nos enamoramos y comemos chocolate. Pero para que puedas recibir ese efecto positivo sin las libras en tu cintura, es mejor lograrlo sudando. Y sí, al principio te puede costar, pero ya verás que al rato sentirás que quieres más. ¿Has visto que alguna persona salga de una clase de zumba llorando?
shutterstock_83732998
Menos estrés: ¿Tuviste un día fuerte en la oficina? ¿Tu novio de verdad viene de otro planeta y no parece entenderte? ¿El tráfico está más pesado que nunca? Bueno, si la solución a tus problemas es tomar el pote de helado mientras ves el último capítulo de Grey’s Anatomy en pijamas o planificar en secreto un asesinato, detente. El fitness puede ayudarte a liberar todas las energías (malvadas) y convertirlas en positivas. Grita todas tus frustraciones mientras estás en tu clase de spinning, tae wo, body pump o corriendo en la cinta. Uno de los mejores beneficios del ejercicio es que puede ayudarte a manejar tanto el estrés mental como el físico. El ejercicio aumenta las concentraciones de norepinephrine un químico en el cerebro que ayuda a mantenerte calmada. Y además el ejercicio, al contrario del helado, te ayudará a mantenerte en forma (y lejos de la cárcel si de verdad planeabas ese asesinato).
Te sientes más fuerte: Sí el ejercicio te puede hacer más fuerte y hacer la vida más liviana. Y aquí no hablamos que las deudas o problemas que tengas con tu pareja van a desaparecer. Lo que quiero decir con esto es que el ejercicio puede aumentar tu fuerza y no sólo el en gimnasio. Si bien cuando estás frente un set de pesas te puedes sentir intimidada por su peso, y pensar “yo no puedo levantar eso”, poco a poco vas a ir aumentando tu resistencia. Y eso se traduce en lo que haces cada día en la calle. Te das cuenta que puedes llevar esas bolsas del mercado con más facilidad, puedes subir las escaleras sin sentirte que te desmayas y ya no tienes que pedir ayuda a nadie para mover los muebles. Te vuelves más fuerte y poderosa. ¡Eso es un súper poder!
shutterstock_138987017
Te da más energía: Aunque suene paradójico esta es la verdad, el hacer ejercicios  y comer bien te da energía. Quizás piensas en ejercicio y la idea de tener “energía” es lo último que te viene a la cabeza. Y el pensar en estar en la cocina preparando comidas “sanas” ya te da fastidio. Pero con el ejercicio tu capacidad cardiopulmonar se hará más fuerte, y las tareas del día a día, toda la actividad de tu agenda se te hará más fácil. Puedes hacer más en el día sin sentirte que te pasó un camión por encima. Claro que aquí también tiene que ver el hacer elecciones de comida adecuadas, porque son el combustible adecuado para que funcione tu cuerpo y no te resten bienestar. Y si al principio te puede parecer complicado, con un poco de orden e imaginación, puedes volverte una estrella en la cocina “saludable”. Recetas hay miles, sólo tienes que buscar un poco.
Te sientes más segura de ti misma: El lograr tus metas te hace sentir como de un millón de dólares. Y lo divertido del fitness es que el camino puede ser muy placentero. Es decir, esas pequeñas metas que cumples cada día para llegar a tu objetivo mayor, te harán sentir de lujo. Cada sesión de ejercicio, cada comida que elijas, el descansar porque sabes que le haces un bien a tu cuerpo, el poder balancear tu vida social con el ejercicio, trabajo, cuidarte y seguir relacionándote con tu entorno hacen que sientas que estás logrando algo cada día. Y eso hará que aumente tu confianza, porque las mujeres tenemos ese súper poder de hacer todo esto y más. Y lo mejor de esta “súper seguridad” es que no viene ni en una talla ni en un tamaño específico. Todas podemos.
shutterstock_174940388
Inspira a tus amigas: Muchas personas temen que cuando inician una vida sana, cambian hábitos y empiezan a hacer ejercicios, puedan sentirse aisladas de las personas que anteriormente las acompañaban a las “malas andadas”. Puede ser por miedo a perder el vínculo que las unía, por celos, por renuencia al cambio. Pero puedes usar toda tu nueva energía renovada para inspirar a tus amigas a una nueva vida. Cambiar los happy hour por una clase de yoga y continuar los brunch sabatinos si vienen después de un bootcamp. Puedes usar tu súper poder de vida healthy para inspirar a las personas que quieres, y seguro te seguirán el paso.
Y sí, te puede costar, pero como dicen por ahí, todo es empezar. Una vez que empieces a sentir los beneficios de una vida sana, no hay vuelta atrás. Esos súper poderes se quedarán contigo. Porque la verdad es esta: estar en forma realmente puede mejorar tu vida y quién sabe, también la vida de alguien más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario