lunes, 5 de enero de 2015

Metas y sinceridad


El primer post del año no es de "cómo perder peso", que sé que es una de la mezcla de palabras más buscadas en distintos idiomas en Google este lunes. Es que para mí es fundamental hacer algo antes de decir "quiero perder peso" y es poner el juego clarito.

Si no cambias tu actitud, te vas a ver cada principio de enero en esto. Porque si bien entiendo que muchos han adoptado un estilo de vida saludable, fitness, activo como algo natural, para muchos otros, sigue siendo un juego de buscar resultados inmediatos. Buscamos lo que nos ponga en forma para finales de enero, para febrero. Si se puede para este fin de semana. Y por supuesto, al no funcionar, mandas todo para el carrizo viejo.

Y esto está es porque no somos sinceros al plantearnos nuestras metas. Queremos perder esos eternos cinco kilos en un mes, cuando ya pasó todo un año y al parecer, esos kilitos se quedaron ahí instalados en sus cinturas y traseros. Y cuidado y se le sumaron unos kilitos más.

Y es que esas metas tienen que estar de la mano con tu realidad. Tienes que hacerlas adecuadas a tu forma de vivir, y claro que hay que hacer esfuerzos pero no puedes pretender hacer cambios radicales de la noche a la mañana y que tu cuerpo los acepte como un "hábito". Yo ni siquiera creo en el cuento de los 21 días para hacer un hábito, creo que cuesta mucho más. Creo que 21 días es muy rapidito y que fácil al día 22 puedes volver a ser el viejo tu, con malos hábitos y sin metas claras.

Entonces, el primer ejercicio que se tiene que hacer al principio de año se llama sinceridad. Fíjate cuántas veces en tu vida has estado en este punto (el clásico este año voy a perder tanto peso, voy a hacer ejercicio, voy a dejar de comer tal cosa) y date cuenta por qué fallaste:

-Fue porque te propusiste hacerlo todo muy rápido? Entonces reevalúa tu velocidad.
-Fue porque tu plan falló? Hay que reevaluarse el plan (y cambiarlo por supuesto)
-Fue porque no tenías plan? Es hora de armar uno REALISTA.

Y la cosa es así, hay que estar clarísimos que hay que movernos de nuestra zona de confort. Haciendo lo que siempre haces, vas a estar cada principio de año en esta misma situación. Y si, no vas a encontrar una fórmula de ponerte en forma leyendo post de fitness desde tu teléfono echado en el sofá tomando refresco de cola. Porque más allá de tener toda la información, lo importante es que la pongas en práctica.

Y el momento, es ahora!



Foto de http://3.bp.blogspot.com/-UblzXZU_I18/VHGhnKqDrDI/AAAAAAAAAsg/8ac45rXM4g4/s1600/eha14.jpg

No hay comentarios:

Publicar un comentario