martes, 20 de enero de 2015

Cuando ya tu rutina no da resultados


El ejercicio es parte de una vida sana y cómo no, una herramienta que también podemos usar para ponernos en forma. Se queman calorías, trabajamos en nuestros músculos y nos vemos mejor. Si ya tienes esto internalizado, pues buenísimo. Seguramente si estás en ese grupo, hasta amor tienes por la sudadera extrema.

Lo que pasa es que del amor al odio hay sólo un brinquito y lo que nos parecía fabuloso en un principio, al poco tiempo puede empezar a molestarnos, sobre todo cuando dejamos de ver resultados. Nos preguntamos cómo puede ser que con tanto esfuerzo, nos sintamos y veamos "igualitos"? Bueno, hay varias razones por las que tu entrenamiento puede que ya no de resultado y aquí te cuento algunas:

Prefieres caminar con lentejas en los zapatos que hacer ejercicio: Suena exagerado pero he visto casos. Cuando ya pasa el amor por el ejercicio y la gente lo siente como una obligación maluca, seguramente no te esforzaras haciendo lo que te corresponde. De hecho, seguramente echarás carro, no das lo que tienes que dar, no te esforzarás lo suficiente. Y lo mejor que puedes hacer en este caso, es tomarte un descanso. Y si después de tu semana de descanso te sientes igual de desmotivado, trata de cambiar la actividad que vienes haciendo. O el lugar donde lo haces. Esto puede hacer que veas con una nueva perspectiva todo tu entrenamiento y empieces a esforzarte más de nuevo.

Siempre te sientes adolorido o con una lesión: Cualquier dolor que vaya más allá del dolor de la recuperación puede estar indicándote que tienes una lesión. Lo malo es que muchas veces ejercitamos con lesiones, porque no son graves (o pensamos eso) y decimos que "ya se nos pasará". Pero la verdad es que una lesión es un signo de que debemos tomar un tiempo fuera. Ese dolor extremo y tensión muscular sólo te llevará a sobre entrenarte, que es poner a tu cuerpo a un estrés constante sin dejarle tiempo para que se recupere. No sólo afecta tu salud, sino que afecta tu desempeño deportivo, tus patrones de sueño y tu humor.

Llegaste a la meseta: Ponle que en un principio te sentías que estabas súper fuerte y duro, eras una máquina. Pero ahora no ves cambios. Te sientes estancado. Ese es el temido "plateau" o meseta de la pérdida de peso/quema de grasa/programa de entrenamiento donde tu cuerpo se adapta al ejercicio que venías haciendo y deja de brindarte resultados. Para poder salir de esto debes aumentar el tiempo de entrenamiento, la frecuencia (los días que entrenas en la semana) la intensidad (Sea en pesas o en resistencia) o todas estas variables pero no todas al mismo tiempo.

Estas siempre cansado: El ejercicio regular debe darte energía, no hacerte sentir más cansado. Cuando vives todo el día súper cansado con una bostezadera extrema, es uno de los signos de agotamiento que pueden ser una de las señales del sobre entrenamiento. Si te pasa esto tómate una semanita libre o dos, para que regreses con las energías renovadas.

Prefieres hacer sólo cardio: Un plan de resistencia muscular requiere más tiempo y planificación que simplemente irte hacia la caminadora o la bicicleta estática en el gimnasio. Y si estas en ese grupo de los que ya no quieren ver más las pesas, puede que sea porque estas aburrido de tu entrenamiento. Lo mejor que puedes hacer es cambiarlo. Hacer circuitos es una buena manera de poner tu cuerpo otra vez en el camino de la diversión con las pesas.

Tu entrenamiento es muy fácil: Siempre lo digo, tu ejercicio te tiene que gustar, pero te tiene que costar también. Si el ejercicio que haces te parece demasiado fácil, te sabes completa la coreografía, ya das más instrucciones que el profesor, es hora de cambiar un poco las cosas.


Sólo te dedicas en tus movimientos estrella: Claro que si tienes buenas piernas te va a parecer mejor trabajar sólo esos músculos. Pero ser el mejor del salón en un movimiento no va a hacer que veas más cambios en tu cuerpo. Todo lo contrario. Mermarás los resultados trabajando siempre los mismos músculos y dejando descuidados los demás.

Con info de http://www.livestrong.com/slideshow/1010914-10-signs-workout-isnt-working/?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=0408#slide=1
Fotos
http://media3.onsugar.com/files/2014/08/27/988/n/1922729/06ad1168cc077d91_shutterstock_61642609.xxxlarge_2x.jpg

No hay comentarios:

Publicar un comentario