jueves, 31 de julio de 2014

Por ESTO no pierdes peso


Es frustrante. Y a muchos les pasa. Hacen "lo correcto", comen lo que creen que es sano, beben agua, hacen ejercicio, pero la balanza nada que se mueve. Empiezan a volar en tu cabeza ideas de enfermedades, de tiroides que funcionan mal, de un metabolismo que se fue de fiesta y no regreso más nunca. Mejor comprarse una talla más de pantalones y sentarse en el sofá cierto?

Bueno, no. Siéntate pero cuando te toque descansar. Ahora lee este artículo y fíjate en esos "pequeños detalles" que pueden ser los que arruinan tus planes de estar en tu talla correcta.

No tomas agua: Muchas personas piensan que si toman agua. Se toman uno o dos vasos al día y como no llevan un registro, no se dan cuenta que no es suficiente. Y peor, hay otro grupo de personas a las que simplemente no les gusta tomar agua. Pero este líquido de verdad puede hacer maravillas por tu cuerpo. Además de mantenerte hidratado, el agua te ayuda a controlar tus porciones, ayuda a que los riñones funcionen de manera efectiva lo que a su vez hace que el hígado funcione bien. Esto se traduce en mayor quema de grasas. Si no te gusta tomar agua, prueba esto.

Piensas que caminar un poco es suficiente: Si crees que esa caminata con tu perro o la media hora tres veces a la semana te van a salvar de los kilos de más, estas por el camino errado. Según varios estudios, debes moverte al menos 30 minutos 5 veces a la semana o acumular 150 min a lo largo de la misma "para mantenerte sano. Pero si tu objetivo es la pérdida de grasa necesitas un poco más de eso. Recuerda que poder perder peso significa crea un déficit calórico entre comida y ejercicio y esa cantidad no es suficiente. A menos que sean 30 minutos de actividades intensas, como circuitos de pesas o de kettlebells.

Comes demasiada comida sana: Muchos tienen la idea que sano es igual a libre. Y no es así. Toda la comida tiene calorías y la comida "saludable" también tiene. La grasa, así sea saludable, son 9 calorías por gramo, por dar un ejemplo. Todas las recetas fitness que ahora están tan de moda, lo que sirven es para sustituir comidas no tan sanas de la dieta pero en ningún caso quiere decir que estén exentas de calorías.


Tu pareja no anda en la misma nota: No es que necesites a alguien que coma exactamente lo que tu comes para poder perder peso (has logrado otras cosas tu solo, cierto?) pero sin duda que si la persona que tienes al lado tiene los mismos objetivos, es más fácil seguir un plan. Y cuando tu pareja está comiendo cosas que no son de tu plan de alimentación, es más fácil que comas cosas que no te corresponden, o porque caes en la tentación o porque empiezas a comer "un pedacito de". En estos casos, como en cualquiera que tenga que ver con la pareja, la comunicación es lo más importante. Habla con tu pareja y comenta tus objetivos, recuérdale que comer sano no es sólo una cuestión de pérdida de peso sino para estar más sanos. Y por último, has concesiones de comidas no tan "católicas" que puedan disfrutar juntos.

Dejas por fuera grupos alimenticios: Hay dietas de moda que quitan todo un grupo alimenticio, y exageran en otros. Las mujeres somos bastante propensas a eso de quitar completamente los carbohidratos, cosa que si bien puede darte un "resultado" en un principio, al ratito te dejará triste, si energías y con los músculos flácidos. Igual quitarse todas las grasas o obviar todos las proteínas. Los extremos no son sostenibles y normalmente le dan son vueltas de canela a tu metabolismo haciéndolo más lento.


Estas "más o menos" a dieta: Comer sano puede ser algo intuitivo pero cuando quieres perder peso, la verdad es que tienes que seguir un plan y no dejar las cosas a la suerte. Tener un plan te va a ayudar a alcanzar tus metas, a comer lo que justamente necesitas y no lo que crees que necesitas y además, deja espacio para hacer ajustes cuando las cosas empiezan a andar un poco más lentas.


Fotos http://www.freedigitalphotos.net/

martes, 29 de julio de 2014

Mentiritas que nos decimos...


Perder peso también es un juego de sinceridad. En serio. Porque ese cuento de "lo he hecho todo" muchas veces no es tan así, y no has hecho tantísimo. O si, haz hecho parte de tu trabajo pero en otras partes eres más "laxo". Lee aquí esas mentiritas que nos decimos que no te llevan a ningún lado, porque a la hora de perder peso, el trabajo es definitivamente tuyo.

Yo como poquito: Es verdad que el juego de calorías entran calorías salen es una matemática bien rara, donde muchas veces por comer poco puedes parar tu proceso de pérdida de peso. Pero tengan en claro esto, quién tenga kilos de más, en serio, COMIÓ DE MÁS o esta comiendo más de lo que no debe. Y sí, puede ser que sentiste que no comiste mucho durante el día, pero todo es averiguar bien si ese "no mucho" resulta ser de comidas calóricamente muy densas. Es decir, quizás te tomaste un par de cafés pero con crema y azúcar, algunas sodas, un "pedacito" de chocolate (esos pedacitos son una cosa seria) y ahí tu ingesta calórica seguramente se fue al cielo. Entonces cuando digas que comes poquito hay que ver de dónde viene ese "poquito".
Yo hago ejercicio durísimo: Miren esta es la verdad, como seres humanos siempre nos vamos a proteger del dolor, de la incomodidad. Y el hacer ejercicio es muchas veces eso (Dolor e incomodidad) y en el 90 por ciento de los casos, el esfuerzo percibido es mayor al esfuerzo realizado. También tendemos a confundir sudor con "quema de calorías" cuando en realidad el sudor es una manera de regular nuestra temperatura interna. Y si bien cuando haces ejercicio sudas, más sudor no significa "más calorías quemadas". Si no tienes un monitor cardiaco, lo que debes es de verdad prestarle atención a tus entrenamientos. Aleja distracciones, como el teléfono (Dios ahora la gente piensa que si no se toma una foto en el gym no está haciendo ejercicios!) ni chatees cuando estás en la bici, y sorry si suena nazi pero no estés hablando. Si puedes llevar una conversación mientras estás haciendo cardio, no le estás dando tan duro como deberías!
Yo no me voy de fiesta: Ya sabemos que el alcohol y la pérdida de peso no van de la mano (si, es así de triste la vida) pero es normal que nos tomemos nuestros traguitos de vez en cuando. Lo que pasa es que no contamos mucho ese "de vez en cuando" y si, puede ser que sea eso lo que no te deja perder peso. No es sólo cuestión de las calorías vacías que tiene el alcohol (7 calorías por gramo) es el proceso lento que pasa tu hígado tratando de sacar las toxinas de tu cuerpo. Y mientras tu hígado esté ocupado en eso, son 72 horas en las que no vas a perder grasa. Y eso cuenta para ese happy hour o el par de vinitos que te tomaste en el almuerzo, porque todo cuenta. Y así sientas que no estás engordando, la verdad es que tampoco vas a poder perder peso.
Yo no tengo tiempo ni dinero para estar en forma: Sabes qué? YO TAMPOCO! Y seguramente si te pones frente a un gimnasio y haces la encuesta del tiempo te van a decir que "no tengo tiempo pa eso". Porque todos tenemos agendas súper ajetreadas, trabajos, familia, amigos y pare usted de contar. Lo que pasa es que tenemos que ponernos firmes y darle prioridad a lo que tu quieras. Y si tu cuerpo y tu salud está en esa lista, vas a encontrar el tiempo. Sobre el dinero, bueno, hay quienes nadan en el y otros tanto que no. Pero no es la excusa. Cada vez hay más herramientas a la disposición para ponerte en forma donde estés. Videos GRATIS en internet, rutinas de ejercicio que puedes bajar en tu computadora, equipos de entrenamiento súper accesibles para todos los presupuestos. La cosa es poner tus ganas y tu inventiva a trabajar.

Yo no puedo perder peso/No es mi culpa: Si de verdad NO tienes ningún problema médico, todo el mundo puede perder peso. Si, es un trabajo y te toca a ti hacerlo. Con leer información, comprarte zapatos deportivos y contratar a un entrenador no es suficiente. Tú tienes que asumir tu responsabilidad en esta pelea y si subes de peso, si, es tu culpa y sólo tú vas a poder salir de ese atolladero.

Foto http://hrpeople.monster.com
Con info dehttp://www.shape.com/fitness/workouts/5-little-white-lies-sabotage-your-results#072814

lunes, 28 de julio de 2014

Errores a la hora de desayunar


Yo soy súper pro desayuno. No sé porque exactamente pero la mañana para mi es como un éxito multitudinario. Tengo la mente fresquecita, me vienen como miles de ideas, tengo energías y además, tengo hambre. Me dan muchas ganas de comer, y si, soy de las que piensan que el desayuno es la mejor comida del día. Pero no porque sea la mejor, quiere decir que puedas comer cualquier cosa. La idea es que comas algo que te de energía para el resto del día. Y muchas veces, simplemente por comer algo o por comer algo que piensan que puede ser "sano", cometen los siguientes errores:

Tomas jugo: Muchas personas piensan que el jugo es sano. Viene de las frutas, no? Bueno, hold your horses. Cuando hablamos de jugos empacados esto no es tan cierto, ya que la mayoría de los jugos además de la fruta, vienen con un montón de cucharadas de azúcar agregado. Y estos son los que dicen que son "de fruta natural". Hay unos cuantos que son simplemente químicos como cualquier refresco. Y si tu opción es tomar un jugo "100% natural recién exprimido de la fruta" pasa lo siguiente, no te estas comiendo (Tomando pues) una porción de fruta, sino varias porciones. Y que pasa? Que a pesar que no soy la odia-frutas de la película, estás comiendo (otra vez, tomando) mucha azúcar. Esto es una bomba de glucosa para tu torrente sanguíneo. Y esto hará que tengas fluctuaciones  o picos de azúcar en tu sangre, lo que se va a traducir en un bombeo extra de insulina y hambre al ratito de haberte comido tu desayuno.
Eres un bagel fan: A mí me encantan, y de hecho si son con queso crema, pues mejor! Pero no los como todos los días. Ni siquiera las versiones "integrales". Porque la mayoría de los bages equivalen a 5 rebanadas de pan, hablando de valor nutricional, y eso sin contar lo que le pongas encima. Así que cuando comas un bagel opta por las versiones integrales y sobretodo, déjalos para un "de vez en cuando" y no un "día a día!.
Comes cereal: Tu me dirás, pero qué puede tener de malo comerse un ceralcito? Malo, malo no es, es sabrosísimo en realidad. Pero la mayoría son una bomba de azúcar y además, las porciones reales son mucho más pequeñas que tu plato de desayuno. Qué pasa con eso? que así sea el cereal mas cero azúcar y sano del mundo en tu libro, seguramente te comerás más de la porción que te toca. Lee en la caja para que te asustes. Las porciones son de tres cuartos a máximo media taza de cereal (los menos densos). Y eso seguramente te llenará una muela. En cambio, un plato de media taza de avena, cruda cocinada en agua, con un poco de leche y digamos, dos claras de huevo o un huevo entero, te dejará satisfecho por mucho más tiempo de lo que crees (y de cerecita en el helado, es mucho más barato!)

Te gusta el yogurt con plomo: Esta es la cosa, la gente cree que la palabra yogurt significa inmediatamente sano, sin calorías, perder peso o algo de eso. Y no es así. Muchos de los yogures que consigues en el mercado vienen con una gran carga de grasa saturada (de la leche) y de azúcar (de la misma leche). Si a eso le sumas el azúcar de la fruta, si pensamos en un yogurt natural o peor aún, los azúcares agregados que le ponen a la mayoría de los yogures son una bomba de azúcar. Mi recomendación es buscar la versión más light del mercado y picarle tu la fruta. Eso es más trabajo (leer etiquetas y picar una frutica) pero el esfuerzo en serio, lo vale.



Con info de http://www.womenshealthmag.com/weight-loss/breakfast-foods?cid=socWL_20140727_28507266

viernes, 25 de julio de 2014

Viernes de aroma: Sanduche Elvis Presley sin plomo



Como lo he dicho en otras ocasiones, a veces es mejor dejarle a los expertos esto de la cocinadera. Y en este caso la experta es una ya "habitual" invitada en el Blog, mi querida Xioly que nos brinda hoy sus "sanduchote" porque la vida es mucho más que pollo y brocoli!

Yo leí por ahí que Elvis Presley adoraba los sanduches de mantequilla de maní y plátano/cambur fritos. Pero claro, su cocinera se los hacia con mucho plomo... Seguro si se comía esta versión más sana hasta nos hubiese durado más (Elvis, no el sánduche)

La idea de este sándwich vino de una receta que posteó hace un par de días @tastyhealth.

Es un sándwich de pan integral relleno de 1 cdta. de mantequilla de cacahuete, medio plátano (Cambur) y una loncha de queso de cabra.

El sándwich ya armado lo pasé por esta mezcla:
1 huevo, chorrito de leche de almendras
5 gotas de stevia
1/2 cucharada de vainilla en pasta

Lo batí todo, remoje el sándwich por los dos lados y lo hice vuelta y vuelta en una sartén con aceite de oliva. Con la mezcla de huevos que me sobró, hice una tortillita, puse encima el medio plátano que tenía por allí pagando, y una salsita de frambuesa+stevia+agua que puse un minuto en micro.
Me encantó, el sabor del queso, el plantando, el toque de mantequilla de cacahuete y legó la tortilla con fruticas... MMMM MMMM MMMM....

Ojala un día la Xioly pueda visitarme (o yo a ella) para ver si le pongo ojitos de vaca triste y me hace un desayuno de campeones como este.


Ahh, para los que están pendientes de recetas fáciles,sanas y DIVINAS, síganla que ella es la campeona!


Feliz fin de semana!

miércoles, 23 de julio de 2014

Las cosas que están haciendo que NO te dejan peso.


Hacer listas es divertido. Nos ahorra tiempo y nos ayuda a que organicemos las cosas. Además que funcionan tanto para lo bueno (la lista del mercado es un éxito) como para lo malo. Como esta donde te cuento las cositas que están haciendo que NO te dejan peso.

Lee bien, agarra tu lápiz y papel y empieza a darle check (o no check) a estos puntos. Si marcas muchos, pues nunca es tarde para que empieces a mejorar las cosas:

No haces un desayuno de campeones: Quizás oyes esto y piensas en un desayuno con salchichas, pan, tocineta y huevos. Ese está bien, pero no todos los días. Lo que pasa es que la mayoría de las personas se van pal otro lado y comen como pajarito, o por falta de tiempo, o porque no tienen hambre o peor aún, porque piensan que si comen mucho van a engordar. Un desayuno piche se traduce en ganas de comer algo (muchas veces no tan bueno) al ratico. Lo mejor que puedes hacer es comer carbohidratos complejos y proteínas (les he contado que avena y huevos es uno de mis desayunos favoritos?, pues ahí tienen)

Levantas pesas, pero muy livianas: Finísimo si ya estás claro que las pesas son escenciales en tu rutina de ejercicio y que sí, te van a ayudar a perder grasa, tanto o más que el ejercicio cardiovascular. Pero si tus pesas son tan livianas que no te hacen ni daño en los pies cuando se te caen, es hora de que le pongas un poco de sabor a las cosas. Eso de muchas repeticiones con poco peso no te llevará muy lejos.

No comes antes del ejercicio: Si, hay muchas personas que juran por el cardio en ayunas y si, a muchos fisicoculturistas esto les funciona mejor que los contratos que tienen las Kardashian con E! Entretaiment Television. Pero la verdad es esta: cuando haces ejercicio en ayunas lo puedes hacer sólo hasta cierto nivel de esfuerzo (no más del 70 % de tu capacidad cardica) y por un período de tiempo (no más de 40 a 45 minutos). Esto se traduce en que tienes que estar muy pendiente de esas variables y que lo que quemas en realidad es poco. En cambio si comes algo antes de tu entrenamiento y haces tu rutina, puedes darle más duro que Silvestre Stallone repartiendo piñas en Rocky IV. Te paras demasiado temprano para hacer ejercicio? Usa esta técnica.

Vives estresado por tu peso: Claro que es importante que lleves un control del peso, es una medida que te puede dar una referencia sobre dónde estás parado. Pero el peso puede ser más inestable que hormonas en un 15añero. Puede verse afectado por tu consumo de sal, de agua, de carbohidratos, si vas o no vas para el baño. Y el estar sólo pendiente de la balanza todos los días te puede llevar a ansiedad, a tener más estrés (que significa liberar cortisol), a querer dejar tu plan por la mitad o a hacer cambios cuando todavía debes esperar para ver resultados.

Tomas refresco de dieta: Me imagino que si estás perdiendo peso estas clarísimo que los refrescos con plomo (las versiones con azúcar completa) son un súper No No en tu lista. Pero no vayas a creer que tomar refrescos de dieta es mejor. Los refrescos están llenos de sustancias artificiales que pueden hacer que quieras consumir más calorías. Además está el factor "hinchazón" que viene con todas las bebidas carbonadas.



Fotos
http://3.bp.blogspot.com/-JMhbFfHb4iY/UiiAubsuZiI/AAAAAAAAO9U/b3PIUha4Ym0/s1600/to+do+list.png
http://global3.memecdn.com/rmx-breakfast-of-champions_fb_1618549.jpg
https://sweatsandthecity.files.wordpress.com/2014/06/7c470b1810b30adb4bc85a95b8616096-jpg.gif
https://i.chzbgr.com/maxW500/7373806336/h159C431A/
http://gifsec.com/wp-content/uploads/GIF/2014/03/-stress-GIF.gif


martes, 22 de julio de 2014

Abre los ojos, y despierta tu metabolismo


Si, soy medio fastidiosa con mi amor mañanero. Esto de de que hagan ejercicio en la mañana para mi es un éxito. Mentira, ustedes saben que en el gym Notelocomas el mejor ejercicio es simplemente el que se hace. El malo es el que no haces. Así que no importa tu horario, total que sudes un poquito, vas bien. Pero no es sólo el ejercicio, la mañana es una súper oportunidad no sólo de levantarte a duras penas sino de despertar tu metabolismo también.
Y si de verdad la luz del sol del amanecer es tu kriptonita, igual si haces algo de esta lista, estarás despertando tu metabolismo quema grasa como los grandes desde que los gallos cantan:

El ejercicio mañanero ayuda a tu metabolismo: Estudios han mostrado que aquellos que hacen ejercicio en la mañana queman más calorías que quienes hacen ejercicio a otra hora del día. Además de mi super ventaja de "ya salí de eso". Es decir, una vez que haces ejercicio en la mañana, ya te salvas de todas las excusas de "no tengo tiempo", "salí tarde del trabajo", "había mucho tráfico", "ya empezó Greys Anatomy" etc, etc, etc...
La intesidad te hará quemar más grasa: Estudios recientes revelaron que tan solo unos pinches 2.5 minutos de ejercicio intenso pueden llevarte a un aferburn (a seguir quemando pues) durante el resto del día. Hasta 200 calorías más (échale!)
Come rápido tu desayuno: Ok, no quieres hacer ejercicio pero no dejes de desayunar (que es una de las excusas de las de "no tengo tiempo"). Comer desayuno te ayuda a mantener tu metabolismo como plancha de restaurante chino. Si comes un desayuno bueno (no súper grasoso) al principio del día, pondrás a tu cuerpo a quemar calorías durante el día.

No olvides las pesas: Claro que el cardio te pondrá a sudar y ayudará a la quema de grasas. Pero recuerda que es el músculo el que hace esta función y que si agregas una sesión de levantamiento de pesas temprano en la mañana, pues ese metabolismo estará despierto hasta que te vayas a la cama. Un circuito de pesas te ayudará a construir músculo y a trabajar tu sistema cardiovascular también.


Con info de http://www.fitsugar.com/How-Boost-Metabolism-Morning-26087711
Foto de http://www.riseandgrind.com/

lunes, 21 de julio de 2014

Haces todo bien y de repente... Sube la balanza!

Esto le seguro le ha pasado a más de uno: se meten en una dieta y programa de ejercicios; ropa lista para la batalla; zapatos de goma nuevecitos; nevera digna de un participante de The Biggest Loser (pero que coma); Ipod listo con canciones de "ejercicio"; horarios cuadrados; ánimos listos. La primera semana te sientes como de 10mil puntos, todo un ninja. Vas y te pesas y "tah..dah..." LA ESCALA SUBÍO UNAS LIBRAS. Por supuesto que después de eso lo único que puedes pensar es qué carrizo está mal.

La verdad es esta: Nada. Aunque te sientas totalmente descorazonado, no debes preocuparte. Para algunas personas que empiezan una rutina dura de ejercicios es normal que la balanza aumente en números un poquito al principio y aquí te cuento por qué.

La clave aquí es entender que la escala puede aumentar, pero eso no significa un aumento de peso (grasa de más quiero decir). Y eso no es el cuento de que el músculo pesa más que la grasa. Primero no es así. El músculo y la grasa pesan lo mismo, lo que pasa es que el primero ocupa menos espacio. Y segundo, en una semana es poco probable que hayas ganado libras de músculo. No es por descorazonar a nadie, pero el músculo es difícil de ganar.

Cuando empiezas un programa de ejercicios, es normal que sientas esa molestia en el cuerpo, ese dolorcillo que te indica que te moviste, que despertaste algunos músculos que al parecer estaban dormidos. Mientras más "raro" o diferente sea ese programa de ejercicios (levantar pesas por primera vez en tu vida por ejemplo), más dolor en tu cuerpo. Ese dolor que aparece de 24 a 48 horas después de una sesión de ejercicio en las primeras semanas de un nuevo programa, es tu cuerpo tratando de proteger y defender el tejido atacado. Este dolor se llama DOMS por sus siglas en ingles (delayed-onset muscle soreness) o dolor muscular tardío en español.

Este dolor es causado por la ruptura microscópica de tejido muscular. Cuando esto pasa, tu cuerpo protege el tejido, este se inflama y se vuelve un poco doloroso por la retención de líquidos. Esta retención de líquidos puede resulte en un aumento } de de 3 a 4 libras las primeras semanas del nuevo programa. Pero es eso, retención de líquido a nivel muscular. Pero no es necesario que te duelan los músculos para que estos se inflamen. Así no te sientas que te paso un camión por encima, puedes experimentar la inflamación de los tejidos musculares y la retención de líquido.

Claro, esto puede ser una de las razones por las que las personas digan: nada, renuncio. Si después de hacer ejercicios y dieta, que requiere gran esfuerzo, el resultado es dolor y aumento en la balanza, muchos sentirán que esto simplemente no vale la pena. Cierto?

La verdad es que a todo el mundo le puede pasar eso, y más cuando el programa de ejercicios que empiezan es exigente y mucho más si los varían con cierta frecuencia (Cosa totalmente recomendada para lograr avances a nivel de desarrollo muscular). Y como todo en la vida la clave está en no abandonar. Esto no es un "bache" más, es una medida de protección de tu cuerpo, pero no es pero es que ni de cerca el fin de la pelea, es de hecho el comienzo de los frutos que va a dar tu esfuerzo.

Foto de http://www.myvmc.com/wp-content/

Con info de http://www.sparkpeople.com/blog/blog.asp?post=why_the_scale_goes_up_when_you_start_a_new_workout_plan

viernes, 18 de julio de 2014

Viernes de aroma: Panquecas de zanahoria


Hoy intenté hacer unas panquecas de pera que quería poner en el blog pero fueron un fracaso total, así que dije "nada, mejor me voy por lo seguro...tengo que buscar alguna receta de expertos". Y si bien estas no tienen pera, tienen zanahoria y por lo original por supuesto que me llamaron la atención, así que aquí tienen:

Ingredientes:
1 zanahoria mediana rallada
2 huevos talla L
1 taza de leche de soja sin azucar ni edulcorantes
1/4 de taza de azúcar (puede ser morena)
1 cucharadita de esencia de vainilla
1 pizca de canela
1 pizca pequeña de nuez moscada
1/2 de taza de harina integral
1/2 de taza de avena en hojuelas

Instrucciones:
Rallar la zanahoria. Meter en la licuadora la leche, los huevos, la vainilla, el azúcar, la canela y nuez moscada y la zanahoria rallada.
Trasvasar a una cuenco la mezcla de la licuadora e incorporar con una varilla o con una cuchara de madera la harina, tamizándola (para por un colador) mientras revuelves.
Incorporar ahora la avena. Revolver, revolver, revolver.
Cocinar en una sartén plana con un poquito de aceite para que no se pegue. Normal, como una panqueca cualquiera. Voltear la primera vez cuando puedas ver que se crean las burbujas en la parte de arriba.
Comer con miel o mermelada. (Los tolerantes pueden echarles queso crema).


La receta es de http://www.todareceta.es/r/panquecas-de-zanahoria-con-avena-9474667.html 
Ahí tienen varias recetas divertidas, todo es meterse y ponerse a buscar!

Feliz Viernes!

miércoles, 16 de julio de 2014

Pasos sencillos para un abdomen de lujo


Perder grasa abdominal y esculpir tu barriguita? Si se puede. Si tienes mucho sobrepeso quizás esto te suena lejano, pero fíjate en esto: el tener un abdomen marcado no es cosa de cuántos abdominales hagas, es el conjunto de la dieta y el ejercicio adecuado. Sí, todos tenemos esos cuadritos, lo que pasa es que hay una capita de grasa que los tapa (lástima)

Y si, todos podemos darle formita a esa zona. Y si piensas que eso no pasará en tu vida, pon primero en práctica estas técnicas.

Dale duro al cardio: Siempre hablo de la importancia de las pesas pero el cardio es fundamental cuando quieres perder grasa. Lo bueno de una sesión de cardio bien hecha es que puedes quemar grasa al rededor de todo tu cuerpo, si, incluso en tu barriguita.
Aprieta esa barriga: suena básico pero funciona! Una manera fácil de "apretar" tu abdomen es justamente, apretándolo. Toma aire y aprieta tus abdominales por 10 a 15 segundos, suelta y relaja. Repite esto al menos 4 veces al día y vas a ver maravillosos resultados.
Toma tu agua: Si, ya sabes que tomar agua es importante para un sin fin de funciones en tu cuerpo. Pero lo principal es que te mantengas hidratado. El agua te mantendrá hidratado, hará que sueltes toxinas y esto reducirá cualquier tipo de inflamación. Apunta de 10 a 12 vasos diarios.
Dile adiós al azúcar: El azúcar refinado se encuentra normalmente en tortas, pastelillos, galletas y muchos de los productos procesados que consumes en la calle y causan inflamación. Y si, el azucar es sumamente adictiva y es difícil de decirle adiós, pero no es imposible. Es un reto que debes tomar un día a la vez.
Ataca los plank: El plank es un ejercicio que puede parecer simple pero no te dejes engañar por lo sencillo que se ve. Lo bueno de este tipo de ejercicios es que te ayudará a trabajar no sólo los abdominales sino todos los músculos de tu core (Que implican todo el abdomen y espalda baja). Mira aquí el básico plank y trata de ir haciendo de a 10 segundos diariamente.


Evita los snacks nocturnos: Esto pasa a más de uno, pero cuando pasamos horas levantados en la noche, es normal que te den ganas de comer algo. Pero muchas veces optamos por lo que no nos conviene. si ya comiste lo que te tocaba en el día es mejor que cierres esa santamaría. Si te quedas despierto hasta tarde, toma una infusión caliente para calmar las ansias.

Con info de http://womanitely.com/ways-lose-belly-fat-sculpt-abs/
Foto de http://www.clubfym.com/DSC_0108.jpg

lunes, 14 de julio de 2014

Plan para empezar a perder peso en 1, 2, 3...



Como ando en mi plan de recuperación después de las vacaciones, toda ayuda sirva. Así tu mea sean 10 kilos o sólo dos, el hecho es que acciones hay que tomar, y esto va un poco más allá de leer esto en el blog. Es decir, léanlo, pero hagan algo también.

Y antes que te metas en un plan de esos locos de "baja cuatro kilos en un día" que por más atrayente que suene sabemos que simplemente, no es real, aquí te dejo algunas técnicas que te pueden ayudar a perder una cantidad considerable de peso. Pero más que un plan de pérdida de peso inmiedito, velo como estrategias para que hagas un cambio real en tu vida.

-Ten un diario de alimentos: Si esto te suena a quinceañera enamorada, por alguna razón es que esas niñas se acuerdan de la ropa que tenían puesta hasta el día más normal de sus vidas. El tener un registro nos ayuda a mantenernos enfocados en lo que de verdad comemos y también podemos ver con facilidad cuando nos estamos pasando de la raya. Esto no es algo que tienes que hacer toda la vida pero funciona muy bien cuando tienes un objetivo en específico (perder x cantidad de peso). Eso sí, olvídate de mentirte a ti mismo. La clave aquí es la sinceridad.
-Come comidas que te llenen: Si, ese pastelito se puede ver delicioso, o más ese jugo de naranjas recién exprimido. Pero eso no te hará llegar a las dos horas sin tener hambre. Escoge comidas con más fibra que te mantengan satisfecho por más rato y evites estar comiendo lo-primero-que-te-pase-por-el-frente cuando sientas hambre. Fibra, carbohidratos complejos, proteinas magras y grasas saludables son la clave
-Llena tu plato, de vegetales: Claro, una pasta es algo delicioso. Pero si llenas tu plato con cuatro porciones de carbohidratos, no le das espacio a tu cuerpo para más nada. Usará lo que necesite y guardará el resto para más tarde. Si llenas tu plato de vegetales, que están compuestos en su mayoría por fibras no solubles, te darán la sensación de saciedad que hablaba en el punto anterior, con sabores diversos y muchas texturas. Sólo date un paseo por el pasillo de los vegetales y verás de la diversidad de la que hablo.
-Espera: Tus ansias te van a decir "todavía tienes hambre" pero no es así. Hacen falta al menos 20 minutos para que tu cerebro diga que estás lleno, y claro, esos 20 minutos puedes decir que todavía tienes hambre. Así que cómete tu porción, toma agua o té y espera.
-Baja o elimina el alcohol: Esto duele pero es así, el alcohol son calorías vacias. Sobre todo cuando estás más cerca de tu meta es importante que cuides mucho el consumo de alcohol, no sólo por las calorías vacías sino por el tiempo que tu cuerpo pasa limpiando las toxinas. Y eso de la dieta mediterránea y las ventajas de tomarse una copita de vino tinto al día, déjalas para cuando ya hayas alcanzado tu peso ideal, no para el proceso mientras llegas a el.
-Muévete todos los días: Ok, si bien hay directrices que dicen que caminar 30 min tres veces a la semana es lo ideal para mantenerse sano, pues si, es así, para mantenerse sano, no para bajar de peso. Así que si quieres bajar peso en serio debes ejercitarte de 5 a 6 veces a la semana. Y tu día de descanso no quiere decir que te eches a invernar. Alguna caminata o actividad física ligera también te caerá de lujo.

-Agrega pesas a tu rutina: El ejercicio cardiovascular es importante por un sinfín de razones que van más allá de la estética (perder grasa). Pero el ejercicio de resistencia ayuda a este proceso estético mientras que cuida tu cuerpo (fortalece tu sistema esqueletomuscular). Y mientras más músculo, más grasa se quema, así sea en descanso. Así que dale duro a las pesas.


Foto de http://www.endthistrend.com/wp-content/uploads/2013/10/Triumph-Wt-Loss1.jpg
Con info de http://www.livestrong.com/slideshow/550985-lose-20-pounds-in-60-days/#slide=11

viernes, 11 de julio de 2014

Viernes de aroma: Smoothie cura resaca



Miren, no les estoy diciendo que salgan a beber, pero bueno, de vez en cuando pasa no? Te tomas uno, dos, tres traguitos de más. Buenísimo la noche anterior, pero al día siguiente, la cosa no parece tan divertida verdad?

Bueno, como todos o muchos de nosotros hemos pasado por eso, aquí te dejo este smoothie cura resaca. Y no lo digo yo, lo saqué Fitsugar.com donde pusieron esta receta que al parecer, no tiene pérdida!

Ingredientes:
1 cucharada de aceite de coco para ayudar al balance de los niveles de glucosa y la función del cerebro.
1 taza de yogurt griego con probióticos que ayuda al sistema digestivo
1 cucharada de semillas se chía, también para el balance digestivo
1 cambur/plátano, el potasio ayuda a la hidratación y a tu estómago
1/2 taza de espinaca o kale, que ayuda a la desintoxicación
1/2 taza de blueberries, los antioxidantes ayudan a reparar el daño del día anterior
1 taza de agua de coco, para ayudar a la hidratación y los electrolitos
Una cucharada de miel y de canela, para el sabor y ayudan a elevar el humor.


Pues esta es una receta casi científica y rápida: mete todo en la licuadora y disfruta!


Foto y receta http://www.fitsugar.com/Hangover-Smoothie-Recipe-35182764

miércoles, 9 de julio de 2014

Plan post vacaciones!


Como ya llegué de mis súper vacaciones, ahora lo que queda es ponerse en los papeles otra vez. Y con esto me refiero a volver a mi rutina, mis porciones, mis ejercicios diarios y mis súper litros de agua.

Así hayas o no aumentado mucho en vacaciones, seguramente te sientes un poco hinchado, por el exceso de carbohidratos refinados, sodio y demás cositas de esas que uno no come todos los días. Si tu viaje fue corto, seguramente lo que engordaste no es grasa, es más esa inflamación que te hablo, pero si fue un viaje más largo (el mío fue bastante largo) es un poco normal que uno si se venga con unos kilitos más de grasa. En mi caso digo "a lo hecho pecho" y empiezo otra vez.

Y como no son 20 kilos sino unos cuantos kilitos que siento de más (los siento y los veo en mi cintura y piernas!) pero no me siento fuera de forma (hice bastante ejercicio mientras estuve de viaje) es un poco más fácil agarrar la rutina y ocuparse en atacar esas "grasitas" indeseadas que tiene tu cuerpo. Y para eso puedes aplicar este plan que vi en Fitnessrxwomen.com donde explican paso a paso cómo atacar esos últimos kilos demás.

Come tus comidas pequeñas: Esta es una técnica que a mí me gusta aplicar mucho, yo no hago tres comidas, prefiero hacer cinco y divido mi consumo calórico en esas cinco comiditas. Así mantienes los niveles de azúcar en la sangre estables y los niveles de insulina minimizados lo que significa que la quema de grasa puede elevarse en el transcurso del día.
Come de manera regular: Mantener un horario te ayuda a mantener los niveles de Cortisol (que es la hormona del estrés) a raya. A mí me gusta cada 3 horas, empiezo a las 5 (pero me tomo un batido de whey antes del ejercicio) y termino a las 8 PM. Pero la idea tampoco es estresarse. Es decir si es cada tres horas y media, pues cada tres horas y media es. Ajusten el horario a sus necesidades y estilo de vida.
Come proteínas: Comer proteínas en cada comida le proporciona a tus músculos los aminoácidos necesarios para la construcción de músculo y ayuda a la recuperación. Porque más músculo significa un metabolismo más activo). Además que la proteína necesita cierto proceso metabólico para poder ser digeridas, es decir que se necesita energía para poder digerirlas (más que las que necesitamos al comer carbohidratos). Y recuerda que no necesitas que todas las proteínas vengan de fuentes animales, hay proteínas de fuentes vegetales, en granos y en algunos frutos secos)
Tomar mucha agua: Esta es bastante básica en esto del fitness pero estar hidratado es de suma importancia para asegurar que tu cuerpo y metabolismo funcione correctamente. La falta de hidratación puede hacer hasta que tus entrenamientos sufran. Toma tus dos litros al día y si te cuesta tomar agua, aplica estas técnicas
Baja las calorías, pero no demasiado: Para poder bajar de peso tienes que estar en un déficit calórico, pero este no puede ser muy bajo. Nunca puedes bajar a menos de 1200 calorías diarias
Juega con tu consumo de carbohidratos: Para esta etapa puedes jugar comiendo los carbohidratos almidonados en las primeras comidas y dejando las últimas sin carbos. Esto funciona de lujo sobre todo si entrenas en la mañana. Si entrenas en la tarde, guarda un poco de los carbohidratos para ese momento. La idea es que los bajes un poco pero no que los elimines de tu dieta.
No comas carbohidratos almidonados con grasas: Puedes jugar con el horario de tus carbohidratos haciendo una carga buena en la mañana y al rededor de tu ejercicio. Pero trata de no comer grasas con esa carga. Come las grasas junto a una proteína. Esto te ayuda a acelerar la digestión de la proteína y el carbohidrato cuando los necesitas más, que es rompiendo el ayuno de la noche y como gasolina y recuperación de los ejercicios. Las grasas te van a ayudar a mantener tu azúcar en la sangre estable durante las comidas sin carbohidratos almidonados.

Foto http://www.beautymd.com/beautymdImages/lifestyle/the-last-10-pounds-4-questions-to-ask-yourself-as-you-continue-to-battle-the-bulge/The_Last_10_Pounds_620x413.jpg

miércoles, 2 de julio de 2014

Ya regreso!



Bueno, me fui a comer una comida grandiiiisima y ya regreso!
Sigan ahi que Notelocomas vuelve en un ratito!

martes, 1 de julio de 2014

Un cuerpazo como Cameron


Esto lo vi en Womens Health y son los consejos de Teddy Bass, el entrenador de Cameron Díaz para tener un cuerpazo. Y vaya que esta rubia lo lleva. Claro, estos consejos sirven para todo color de piel, si los acompañas con una alimentación saludable y por sobretodo, orientada  a tus objetivos.

Y los pongo aquí porque son justamente unos consejos que yo les daría, porque así Cameron no sea mi cliente, estos consejos son totalmente Notelocomas también.

Dale a las pesas, y pesadas: Muchas mujeres ya piensan que levantar pesas es simplemente cargar unas mancuernitas de dos libras. Y no, la cosa no es así. Hay que ponerle tesón y fuerza al entrenamiento. Y eso es no hacer el típico "pesas livianas, muchas repeticiones". Si quieres ver crecimiento muscular tienes que levantar pesas pesadas con pocas a moderadas repeticiones. Lo ideal es hacer cuatro días de pesas a la semana para tener días de descanso que ayudarán justamente con el crecimiento muscular.

Cambia tus ejercicios de brazos: Si quieres brazos fuertes y poderosos, tienes que cambiar cada cierto tiempo los ejercicios. Y por supuesto, variar peso y rango de repetición. Si haces normalmente de15 a 20 repeticiones, pues ponle más hierro y haz 10.

Siente el poder: Si quieres que tu booty se vea poderoso, tienes que trabajarlo, y eso no se hace sentada en la bicicleta de Spinning. El entrenador de Cameron dice que el error más común que cometemos las mujeres es no darle al trabajo de glúteos, no lo contraemos y no sentimos ese "poder" (la palabra en ingles es burn pero decir sentir esa quemazón en los glúteos es muy chinazo). Pero si no sientes esa súper presión en los glúteos es porque no los estás trabajando lo suficiente. Una manera de saber que los estas trabajando es hacer el puente y contraer los glúteos. Ya sabes esa sensación cuando los contraes? Bueno contráelos así cuando estés haciendo sentadillas también.

Incorpora movimientos eficientes: Hacer circuitos de full body (Donde trabajas varias partes de una vez) es un éxito y si a eso le metes ejercicios polimétricos como burpees y jump squats, listo, tendrás un entrenamiento super poderoso.

No le huyas al cardio: Ok, yo le digo a la gente que no puede hacer solo cardio, pero tampoco la cosa es que vas a hacer pesas y justamente te vas a olvidar del cardio. Incluye en tu rutina de 20 a 45 minutos de cardio. Si estas en modo perder peso, hazlo por lo menos de 4 a 5 veces a la semana. si estas en modo mantenimiento, hazlo unas tres veces a la semana.


Concéntrate: Cuando vayas a hacer ejercicio, sácale provecho a cada segundo. No vayas al gimnasio a "medio hacer ejercicio". Dale con todo. Claro que hay días en que uno dice "es que no puedo" y te toca es hacer una caminata y listo. Pero esos días tienen que ser la excepción. La idea es que vayas a sudar y a disfrutar. Y usar el teléfono mientras ejercitas? Un super NO NO.

Foto http://caracteres.mx/wp-content/uploads/2013/08/29/55105/cameron-diaz.jpg
Info de http://www.womenshealthmag.com/fitness/cameron-diaz-trainer-tips?cm_mmc=POP