lunes, 30 de junio de 2014

Cuánto debo perder?


Esto lo escucho a menudo: quiero pesar tantos kilos. A veces tenemos ideas sobre cuánto tenemos que pesar basados en expectativas poco realistas, en imágenes de revistas, en números que echamos al ojo por ciento o en nuestros recuerdos (cuando yo tenía 15 años pesaba tanto)

Y está bien que tengas guardados tus pantalones de antes de tu embarazo, pero si tu hijo tiene 20 años, ya podemos decir que los debes dejar pasar.

Según un nuevo estudio en el  Journal of Human Nutrition and Dietetics las mujeres nos ponemos expectativas de pérdida de peso irreales. Mujeres en forma decían que 123 libras era su peso "feliz", aunque admitían que 132 libras era un peso más realista y razonable. Y el promedio del peso de la encuesta era 152 libras. Es decir, las encuestadas tendrían que perder cerca del 20 por ciento de su masa muscular para poder alcanzar su peso "ideal".

Y aunque una reducción del 10 por ciento del peso es un punto donde la mayoría de las personas con sobrepeso empiezan a ver mejoras de salud, la mayoría de las encuestadas encontraron ese número como "malo" o "poco". Esto también se debe a que cada día recibimos ideas equivocadas: anuncios de Pierde peso rápido, fotos de mujeres con abdominales marcadísimos, y shows tipo "The Biggest Loser" donde la gente pierde de a 5 kilos cada semana.


Entonces cómo calcular tu peso ideal? Lo puedes hacer con un aproximado: piensa en tu mayor peso y en tu menor peso. Ese sería el peso ideal, al que puedes llegar y sobretodo pensar en mantenerte comiendo sano pero sin obsesionarte con la dieta. Ese es un numero real y en el cual puedes dirigur tus esfuerzos de pérdida de peso.


Foto de http://loseweight101.org/wp-content/uploads/2014/06/How-Much-Protein-Do-I-Need-Lose-Weight.jpg

viernes, 27 de junio de 2014

Viernes de aroma: Super vegetalada


Este es un plato que vi en Shape Magazine, y según ellos, es un desayuno con veggies. Yo lo veo tan bueno que con poco de pollo, atún o carne me lo comería a cualquier hora del día!
Ahí le ponen como una carne vegetal que yo sustituí por mas vegetales
2 tazas de batata en cubitos
2 cucharadas de aceite de oliva
1/2 taza de cebolla picadita en pedazos
340 gramos o una bolsa de vegetales (las que tienen repollo, repollo morado, zanahoria)
2 dientes de ajo picaditos
1/4 de cucharadita de cayenne pepper
2 cucharaditas de paprika
3 tazas de repollitos de Bruselas en cuarticos
1 pimentón rojo picado en cubitos
2 cucharadas de jugo de limón
1/4 de taza de perejil
Sal
Pimenta

Instrucciones:
En una olla, pon a hervir 8 tazas de agua y agrega la batata hasta que esté lista, como 8 minutos y lo dejas de un ladito

En un sartén calientas un poco el aceite de oliva y echas el ajo y la cebolla como por dos minutos, luego echas los vegetales, la paprika, la cayena y cocinas por otros tres minuticos, echas los repollos de Bruselas y cocinas otros 5 minutos. Luego echas el pimentón y la batata, revuelves y cocinas todo por unos 3 o 5 minutos. Le pones el perejil, el jugo de limón, la sal y la pimenta y listo el platón!

Foto y receta http://www.shape.com/healthy-eating/meal-ideas/12-vegetable-breakfasts-arent-omelets/sweet-potato-and-brussels-sprouts-hash

miércoles, 25 de junio de 2014

Mitos de la dieta que te hacen engordar

La información está allá afuera, es así, pero que sepamos cómo usarla es otro cuento. Porque hay mucha. Hay mucha gente que dice cosas útiles, otros que dicen barbaridades. Y lo que debería empezar por un "lo que funciona para mí" son para muchos afirmaciones casi científicas.

Aquí les dejo algunos de esos mitos de las dietas que nos hacen engordar en vez de perder los kilos sobrantes:

Si haces ejercicio puedes comer todo lo que quieras: Para las personas que les gusta el ejercicio, esto es sabrosísimo. Pero lamentablemente no es así (al menos no para el común de las personas, hay algunos freak of nature #puromusculo que se pueden escapar con esta). Cuando haces ejercicio la verdad es que debes cuidar más lo que comes. Porque puede que pase el cuento del gordo papeado de gimnasio: un bojote de músculo atrapado debajo de un bojote de grasa. Y es cuando decimos "pero es que yo hago ejercicio y no veo cambios". Si usas el ejercicio como excusa para todas las pizzas que te quieres comer, no te preguntes por qué no pierdes peso.


Sáltate una comida para perder más peso: Eso es como una técnica de adolecente para que te entren unos jeans al día siguiente. Fino, puedes pensar que no comer la cena digamos te va a hacer estar más flaco al día siguiente. Y si, hay cierta ilusión de pérdida de peso, pero es eso, es una ilusión. Porque la verdad es que no hay pérdida de grasa real, lo que hay es deshidratación. Y esos "kilos" los ganas con el agua y la primera comida que hagas. Y en dado caso, lo que puedes hacer es poner tu metabolismo más lento cuando tu cuerpo intente ir a full velocidad con sólo la gasolina para un ratito. Gastarás tu tanque de reserva y no, tu cuerpo no acudirá a la grasa como fuente de energía. Guardará más para más tarde (no vaya a ser que le dejes de dar comida por siempre!)

Si te metes a vegetariano vas a perder peso: No porque no comas proteínas vegetales vas a adelgazar. Muchas veces el ser vegetariano significa comer más carbohidratos y muchas personas acompañan estos vegetales con grasas lácteas como quesos y cremas. Y claro que puedes sacar las proteínas con las llamadas proteínas incompletas (que mezclas dos carbohidratos para poder tener la cadena completa de aminoácidos de la proteína) pero si no eres cuidadoso con las porciones, igual puedes ganar peso.


Puedo comer todo lo que quiera porque es comida "sana": Esta es la cosa, toda comida, si no se come en la porción correcta, engorda. No hay tal cosa como "comida libre". Puede que las calorías provengan de fuentes más saludables pero comer harina de almendra con mantequilla de maní y avena, igual es un montón de calorías. Y esto lo he tratado ya en el blog. No digo que sean malas pero esos platos fitness, las mantequillas de frutos secos, la palta, la avena, etc., tiene calorías.

Si como todo "light" no engordo: Claro que comer algo "light" puede salvarte algunas calorías, pero hold your horses. Muchas de las comidas light lo que hacen es quitar algún ingrediente para subir otro. Es decir, muchas de estas versiones bajas en azúcar digamos que le suben la grasa. Y si es un producto "bajo en calorías" no quiere decir que no tenga calorías. Claro que tiene y si te fijas bien en la etiqueta, seguramente será alto en sodio, aditivos químicos y endulzantes artificiales.



No debes comer después de las 8 PM: Yo estoy lista porque yo ceno a esa hora, o a partir de esa hora. Y si me toca a las 9, pues a las 9. Y no es que a penas el reloj marca las 8 tu cuerpo se vuelve en una máquina atrapa grasa. Tu cuerpo necesita un numero de nutrientes y calorías durante el día, sin importar a qué hora las consumas. Si te excedes de lo que te corresponde en tu jornada, es cuando los alimentos empiezan a acumularse como grasa.
Fotos
http://randommization.com/wp-content/uploads/2013/09/goldfishtreadmilleater.gif
https://p.gr-assets.com/540x540/fit/hostedimages/1382106160/5669017.gif
http://www.funnyjunk.com/funny_pictures/2969390/Vegetarian/
http://media.giphy.com/media/y4KkjRwzb3ooo/giphy.gif
http://media.giphy.com/media/y4KkjRwzb3ooo/giphy.gif
https://lh4.googleusercontent.com/ZFHnCeXaKTqKASKXEqDw1DAqlwcoBvAsdl3kGgEkBhSdrdQ2OO0uU-sfSeKAZf3gw1eaORXEJ7IvxH8gDllZxUdL2nwdK5gm_YP8wQTJW4woizkuTqKf_lKBGg

martes, 24 de junio de 2014

Te faltan proteinas?



Aunque muchas personas la comen a diario, otras le temen. La relacionan con engordar, o con que se le dañen los riñones, uno que otro la relaciona con una dieta para perder peso, pero la verdad es que como sea, este nutriente no debe faltar en tu alimentación. Y hablo de la proteína.

No importa si la consumes de manera vegetal o animal, lo importante es, consumirla. Y si no estás segura que estás comiendo lo que te toca de proteína, chequea si no tienes alguno de estos signos de deficiencia de proteínas:

Tienes muchos antojos de dulces: Tu dirás, entonces todo el mundo tiene deficiencia de proteína en su dieta. Pero no es así. Muchas personas tienen antojos de dulces y sienten que nunca están lo suficientemente llenos. Una de las funciones de la proteína es mantener los niveles de azúcar en la sangre estables. Lo que significa que cuando te falta este nutriente, tus niveles de glucosa se desbalancean haciendo que ataques los dulces. Si por ejemplo te desayunas un poco de cereal en la mañana sin ningún acompañamiento proteico, es más probable que sientas más hambre a mitad de la mañana y quieras comerte una galleta o un dulcito.
Te sientes un poco perdido: Aquí no hablo de perdido de direcciones o cuando decimos lo que no debemos. Hablo de cuando tenemos el cerebro no muy claro y nos cuesta enfocarnos. Cuando no consumimos suficientes proteínas y tus niveles de glucosa fluctúan, tu cerebro no funciona muy bien, ya que le hace falta la energía para pensar claro, literalmente. 
Se te cae mucho el pelo: La proteína es el ladrillo para las células de todo tu cuerpo, incluyendo tus folículos capilares. Si sientes que se te cae mucho el pelo o lo sientes muy débil, puede ser que tengas un poco de carencia de este nutriente. Claro, en este caso tienes que descartar otros problemas como alguna deficiencia tiroidea.
Te sientes muy débil: Ya que la proteína es esencial para formar músculo, al no incluirla en tu dieta, puede que te sientas más débil ya que tus músculos se irán disminuyendo con el tiempo. Como resultado, no podrás hacer ejercicios como debes.

Te enfermas constantemente: La proteína no sólo ayuda a que tus músculos se pongan fuertes. También ayuda a tu sistema inmunológico, por lo que una deficiencia de proteína te puede poner más propenso a infecciones y enfermedades. También si eres muy propenso a que te salgan los "respingones" en las uñas (esos cositos duros en los lados de las uñas que duelen como el diablo)  y que también te hacen propenso a más infecciones.


Con info tomada de http://www.womenshealthmag.com/nutrition/protein-deficiency-sig
Foto http://woman.thenest.com/DM-Resize/photos.demandstudios.com/getty/article/129/42/86511378.jpg?w=600&h=600&keep_ratio=1

lunes, 23 de junio de 2014

Resaca y ejercicio? Yes you can! (un poco)


Bueno a todos nos ha pasado. Ese "traguito" se volvió en dos, tres, en cuatro, en "vamos a llamar a fulanito" en "te acuerdas de esa canción", en fin, en una noche de esas que en la mañana siguiente decimos "bueno creo que me pasé". Pero muchas veces queremos seguir con nuestras rutinas, volver a meternos en "la senda" y nos preguntamos, qué podemos hacer? Podemos hacer ejercicios con resaca?

La verdad es que si estas tirado con ganas de vomitar, pues es como bastante difícil que quieras hacer cualquier cosa, pero puede ser que incluyas un poco de movimiento al día siguiente y no te sientas tan mal y aquí te digo cómo.

Hidrátate, hidrátate mucho: Esto es lo principal porque después de una noche de tragos lo que tendrás es mucha deshidratación. Cuando tomas, pierdes líquido y de hecho esa sensación de hinchazón que tienes es tu cuerpo tratando de aferrarse al agua que te queda (acompañada a la retención de líquido que viene con el consumo de carbohidratos simples y comidas saladas). Si sientes que el agua no te hace nada puedes probar con agua de coco. Al mejor estilo #Notelocomas, prepárate y si sabes que vas salir de fiesta, ten agua de coco lista en tu nevera para el día siguiente. (el agua de coco te ayudará también a reponer potasio y electrolitos)
No te saltes el desayuno: Quizás te sientas que no quieras comer mucho pero desayunar es parte del proceso de recuperación. Muchas personas optan por el desayuno grasoso pero si lo haces, esto no te ayudará a estar listo para ejercitarte por que la digestión de las grasas es sumamente lenta. Tienes que despejar la mente e irte por lo que tu cuerpo necesita (no lo que tu mente quiere) y lo mejor es un plato de avena, frutas y alguna proteína. Si la fruta que escoges es un plátano pues mejor porque le estás metiendo potasio a la ecuación.
Escoge el ejercicio correcto: Esto es así, no vas a poder hacer ni un maratón ni una clase de crossfit con resaca. Una sesión muy fuerte de ejercicio no te hará sentir bien inmediatamente, de hecho la intensidad hará que te sientas peor. Pero puedes escoger un poco de cardio suave, una caminata o trote suave en la treadmil, bicicleta estacionaria, elíptica, yoga suave o una caminata al aire libre. Otra vez, recuerda que la hidratación es súper importante, antes, durante y después de tu ejercicio.


Lo más seguro es que moverte te hará sentir un poco mejor. Y si, la mejor opción para evitar la resaca es la moderación. Pero la verdad es que decir "nunca más" no es muy real. A lo hecho pecho y recuerda que cada día es una nueva oportunidad para empezar!

con info de http://www.fitsugar.com/photo-gallery/35032213/Hydrate-Hydrate-Some-More
Foto http://www.heavyeggs.com/uploads/files/2010/October/24/387/4f0/0bde7660970b23476082ae2bfdb68741e4/1287959994t-HAngover%20640.jpg

viernes, 20 de junio de 2014

Viernes de aroma: Smoothie de uvas y arándanos


Los que me conocen y concen este blog saben que me encanta un batido. Y cuando hablo de batido hablo de una comida completa: que tenga frutas, proteína, mucho sabor y si tiene grasas saludables, pues más exitoso.

Encontrpe este que me pareció un exito porque tiene básicamente todo eso que les acabo de nombrar.

Mucha gente le tiene miedo a las uvas porque tienen "mucha azúcar", yo digo "mucha azúcar tiene un helado" y ni siquiera eso es malo. Lo malo es comer todo en exceso, pero si te quedas en tus porciones, no tienes que temerle a nada.

1 cucharada de chia
1 scoop de proteína de vainilla
1 taza y media de uvas (sin semilla o se las quitas)
1/2 taza de arándanos
1 taza de agua

Mezcla todo en la licuadora y disfruta!

Foto y receta de http://dailyburn.com/life/recipes/grape-berry-protein-smoothie/

miércoles, 18 de junio de 2014

El peso no te define


En mi blog siempre van a leer sobre la balanza y el peso. Es una idea recurrente en este espacio. Y no porque la ame sino justamente por los dolores de cabeza que trae. Ella nos hace sentir bien, mal, tristes, feas, bonitas. Nos hace cambiar más de opinión que de zapatos una quinceañera.
El problema es que si, nuestro peso "puede" ser importante. Podemos llevar cierto control de en qué situación estamos gracias a él. Peor no puede mandar en nuestra vida y es justamente lo que muchas veces pasa. El gana. Esos números deciden nuestra felicidad (o desdicha)
Y por eso es que cuando estamos perdiendo peso, debemos fijarnos en lo que NO nos dice la balanza. Esas pequeñas cosas que nos avisan que vamos bien, que somos hermosos, fuertes y poderosos. El peso es una medida, no es una condición de vida.
La balanza no te dice como te queda la ropa: Puede que cuando veas ciertos números sepas que tu pantalón favorito puede quedarte un poco más apretado, o que simplemente no te queda. O puede que sencillamente la balanza no te diga que has perdido grasa y ganaste músculo, y que si bien esos números pueden estar altos, la ropa te está quedando cada vez más suelta
La balanza no te dice qué tan sano estás comiendo: Puedes sentirte inflamada. Puede que bebiste mucha agua, o puedes estar en esos días del mes. Y si estás comiendo vegetales, frutas, carbohidratos integrales, proteínas magras y grasas saludables, eso no te lo va a decir la balanza. Te va a dar un aproximado de cómo van las cosas, pero no te va a felicitar por tus buenas elecciones-

La balanza no te dice lo fuerte que te estás poniendo: Ella no se levanta contigo para ir al gimnasio. No ha cambiado rutinas, no a sufrido para levantar ese último set, hacer esas últimas repeticiones, ella no corre más rápido ni sube las escaleras sin cansarse. Eso lo has logrado tu. Así que no le des el poder a ella, el poder lo tienes tu, y no hay número que te lo quite.


Foto de http://kristenbentson.com/

martes, 17 de junio de 2014

Perder peso en el verano


Ayer les conté sobre las razones por las que engordamos en invierno y qué hacer para controlar que la grasita se quede pegada a nuestro cuerpo. Créanme, yo se que fácil no es controlar las ganas de comer algo calentito y reconfortante cuando el frio ataca. Pero con dedicación si se puede.

Ahora vámonos para el otro lado del espectro. Si hablamos de ganar peso en invierno, la verdad es que perder peso se nos puede hacer mucho más fácil en verano. Y si, algunos podemos ganar algunos kilitos de más, pero la verdad es que es más por mala costumbre que por que no podamos soltar los kilos.
Aquí les cuento por qué es más fácil perder peso en verano:

El clima puede entusiasmarte a mantenerte activo: Claro que quizás piensas que con ese calorón no quieras moverte, pero la verdad es que el sol brillante y la temperatura alta puede hacerte querer mover mucho más que cuando no sale el sol. Puedes hacer ejercicio temprano en la mañana con una luz agradable o al final de la noche cuando se está ocultando el sol. Lo que tienes que evitar es hacer ejercicio al medio día o a las horas más calientes para evitar un golpe de calor, si haces ejercicio en la calle.
Estarás menos propenso a atracones de comida por "tristeza": La verdad es que a muchos el clima frio les da como un despecho, como una nostalgia. Y es que la verdad es que la falta de sol para muchos significa cierto tipo de depresión, llamado depresión de invierno. Y estas depresiones muchas veces llevan a las personas a comer demás en los meses fríos. Así que puedes aprovechar la luz del sol para controlar más tus ansias de comidas con carbohidratos y tratar de hacer elecciones más inteligentes estando con la mente en claro.
El calor puede ayudarte a reprimir tu apetito: Claro que quizás querrás un poco más de helado o alguna cerveza fría a cualquier hora del día, pero la verdad es que tu apetito puedes controlarlo cuando la temperatura sube. En un estudio del 2013 se concluyó que las personas que hicieron ejercicio en temperaturas altas, comieron menos que las personas que hicieron ejercicio en temperaturas más bajas. Así que si en tu gimnasio le suben a al aire acondicionado, pídeles que le bajen dos.
Muestras más piel: Quizás esto te suena muy superficial pero es la verdad, en verano mostramos más la piel. El pensar en ponerse el bikini para ir a la playa o andar con shorts y camisas sin mangas por la calle pueden darte más motivación para perder peso, mantenerte o moldear tus músculos.

Claro que en todo esto hay mucho juego mental. No es que inmediatamente el invierno te haga engordar o el verano te haga adelgazar, hay mucho de lo que tú quieras hacer en realidad. En invierno tienes que seguir moviéndote, pero debes estar atento a cualquier resfrío y cambio de temperatura. Mientras que en verano tienes que tener cuidado de no deshidratarte. Todo queda en ti y en las ganas que tengas de lograr tus metas.


Foto de http://www.theskinnyonhealth.com/wp-content/uploads/2013/06/morning-exercise-3.jpg

Con info de http://www.womenshealthmag.com/weight-loss/summer-weight-loss

lunes, 16 de junio de 2014

Los kilos de invierno


En invierno engordamos, no todo el mundo, pero si muchas personas. En otras partes del mundo, el invierno a es asociado a las fechas de fiestas como el día de acción de gracias y navidades. Pero si sacamos el factor "fiestas" de la ecuación, por qué a las personas que vivimos en invierno como en el sur nos cuesta perder peso o ganamos unos kilos de más?

En invierno hay un aumento en los niveles de melatonina, la hormona que le da la señal a tu cuerpo de que es hora de dormir y se activa por la oscuridad. Como invierno significa menos horas de luz, la melatonina aumenta.

En verano y primavera los niveles de esta hormona bajan mientras que suben en invierno y otoño. Y la melatonina también puede afectar tu apetito.

También la baja exposición a la vitamina D, que tomamos del sol, juega parte en esta ecuación. La falta de vitamina D reduce la capacidad de desglose de las grasas y activa la capacidad del cuerpo de acumular grasa, así que las calorías que consumes se guardan como depósitos de grasa en vez de ser usados como energía.
Nos provocan comidas altas en calorías porque era lo que nuestros ancestros hacían. En épocas antiguas, el invierno significaba nevadas y la poca posibilidad de salir a cazar animales o buscar alimento. Así que era mejor comer comidas altas en calorías (grasas de los animales) para mantener el cuerpo caliente. Pero ahora no necesitamos salir a cazar y podemos mantenernos calientes de diversas formas. Pero nuestra mente se dirige directamente a galletas, chocolate caliente, pastas y no a lechugas y pepinos.

Pero todo esto no es una carta abierta a que te llenes de kilos en invierno, porque si, a pesar de lo difícil que puede ser hacer elecciones "dietéticas", la decisión está en ti. Y estos son mis tips para que el invierno no signifique 20 kilos de más:
Come vegetales, calientes: Brócoli horneado, coliflor calentito, zapallo, judías verdes (vainitas) berenjenas, acelga. Hay muchos vegetales que puedes comer calientes  y que además por su composición fibrosa te llenan más que los de composición más acuosa como la lechuga.
Toma té: Te puede parecer aburridísimo pero desde que vivo en el sur, el té se volvió uno de mis mejores amigos. Y lo bueno es que hay muchas versiones y sabores así que ponte a jugar con eso.
Toma cacao caliente: No hablo de chocolate caliente, hablo de agarrar una taza de agua caliente, ponerle una cucharada de cacao sin azúcar y listo (edulcorante al gusto)
Haz ejercicio: Ok, no me digas "tu lo que estas es loca" pero el moverte genera calor. Te va a costar? Pues claro. Pero igual tienes que hacerlo y si, vas a ver que te sentirás mejor.
No olvides tus grasas buenas: No te pases de la porción pero las grasas buenas te van a dar sensación de saciedad, ya vas a ver.


Mañana les cuento la contra parte te esto, por qué es más fácil perder peso en verano!

viernes, 13 de junio de 2014

Viernes de aroma: Warps de pollo y durazno al pesto!

Esta receta la vi en Fitnessmagazine y puede que la mezcla a la primera te suene rara pero estoy segura que debe saber a gloria, porque esta gente sabe de lo suyo pues!

3 tazas de albahaca fresca en hojas
1/2 taza de queso parmesano
2 cucharadas de aceite de oliva
1 ajo picadito
1/4 de cucharada de sal
1/4 de cucharada de pimienta
2 cucharadas de jugo de limón
2 cucharadas de aceite de oliva
2 tazas de pollo en cubitos cocido
2.5 de tazas de durazno picado
2 palos de celeri
4 hojas de lechuga
4 wraps integrales

Pon la albahaca, el parmesano, ajo, aceite de oliva, sal y pimienta en un procesador de comida. Mientras mezclas, ponle el jugo de limón y dos cucharadas de agua y sigue mezclando hasta que se forme una pasta. Cuando ya esté listo mezcla el pollo, el celeri y los duraznos y haz como una mezcla con todo eso. En cada warp pones una hoja de lechuga y un poco de la mezcla del pollo y listo, te disfrutas tu súper warp de pollo y durazno al pesto!

Foto y receta

http://www.fitnessmagazine.com/recipe/chicken/pesto-peach-chicken-salad-wraps/

jueves, 12 de junio de 2014

Por ESTO no pierdes peso?



Entre las historias de pérdida de peso, muchas comienzan con "es que hago todo y no pierdo nada". Y es verdad, a veces está en nosotros (Ese "todo" que estamos haciendo no es tan todo y es más bien "sólo un poquito") pero otras veces tenemos todas las buenas intenciones, tenemos un plan, hacemos ejercicio y aún así, esa escala nada que se mueve. Eso puede ser porque estás haciendo esto:

Siempre el mismo ejercicio: Puede que sea yoga, spinning, body pump, patada voladora. Lo que sea. Pero tu cuerpo se acostumbra y a menos que estés haciendo siempre crossfit donde además de cambiar los ejercicios diariamente combinan cardio con fuerza, hacer un ejercicio como yoga (sorry no me caigan encima) o sólo spinning (sólo cardio) no hará que tus números se muevan en la dirección correcta (Es decir, pa bajo)


Comes muchos carbos: Yo amo los carbohidratos y la verdad es que quién no? Y puede que en tu dieta sólo tengas "carbos buenos" pero todo en exceso puede engordarte o al menos, no dejarte perder peso. Y esto lo veo mucho con la fruta. Son más buenas que el carrizo, pero comerte 6 porciones de fruta al día, un poco de arroz integral por aquí, un poco de avena por allá, pues listo, te estás comiendo tus raciones y las de la persona que tienes sentada al lado.



Te saltas comidas: La matemática es como simple ahí. Si no como mucho, pierdo peso. Todo es comer menos calorías de las que necesito no? Pues en esta matemática cero no mata cero. Es decir, al no comer alguna de tus comidas diarias, lo que seguramente pasará es que te comerás el doble de lo que te toca en la comida siguiente. Porque no vas a aguantar el hambre, trust me in that. Llegarás a la próxima comidita con más hambre que garrapata en muñeco de plástico.


Foto de http://www.fitbie.com/sites/default/files/woman-scale-frustration-art.jpg
http://i.ytimg.com/vi/dkHJKakHMpo/0.jpg
http://www.rantlifestyle.com/wp-content/uploads/2014/01/Bad-Pussy-Cat-Yoga-Gif1.gif
http://24.media.tumblr.com/tumblr_lrokdvyv9i1qdw1bro1_500.gif

martes, 10 de junio de 2014

Errores en tu zona abdominal




Atacar la pancita es algo que todos queremos. Quien quiera estar por ahí con una panza de San Nicolás está mintiendo, o es San Nicolás y es su trabajo.
Y si ya estás trabajando en ver cómo haces que esa panza vuelva a su estado natural (es decir no hinchada y redonda porque nadie la tiene que tener hinchada pues, pero sigues viendo que nada de lo que haces parece funcionar, puede que estés cometiendo estos errores con tus abdominales.

-No atacas tu centro desde varios ángulos: Muchas personas se fajan a hacer sólo "abdominales", pensando en el six pack pero la verdad es que tener unos buenos abdominales implican también tus abdominales oblicuos y la parte baja de la espalda. Tienes que trabajar rutinas de la parte superior, inferior, los lados y la espalda para que tu conjunto se vea como debe ser.

-Haces muchos crunches: El crunch es el ejercicio por excelencia para los abdominales, los hacemos desde chiquitos, no nos gustan y además, muchas veces los hacemos mal. Esos retos de 100 cruches en un día no te dejarán con el abdomen más liso, quizás te puedan dejar es con dolor de espalda.

-Confías demasiado en los ejercicios para el abdomen: Es decir, claro que tienes que trabajar los abdominales pero también puedes trabajarlos con ejercicios más complejos como deadlifts, clean and pres, over head squats y todo lo que haga que tengas que usar tu "tronco" para hacer fuerza y mantener la postura. Aunque muchas veces pienses que esos ejercicios "no tienen nada que ver con tu abdomen" la verdad es que si tienen que ver.

-Confías demasiado sólo en el ejercicio: Claro que el hacer ejercicio es parte de una vida sana y de un cuerpo más esbelto. Pero la verdad es que gran parte del trabajo de "quema de grasas" se hace en la cocina. Si no tienes una dieta adecuada, esa grasa abdominal va a permanecer ahí, igualita.



Con info de http://www.womenshealthmag.com/fitness/ab-sculpting-tips?cid=social_20140604_25343456&cm_mmc=Facebook-_-womenshealth-_-content-fitness-_-AbsSculptingTips
Foto de http://abdominalworkoutexercises.com/beginner-abdominal-workout-exercises/