miércoles, 17 de diciembre de 2014

Saca energía esta Navidad


En esta época navideña las energías parecen las hormonas de una niña de 15 años. Un día estamos a tope, y otro día nos sentimos bajísimos. Esto es, en su mayoría, por el exceso de obligaciones sociales, las malas elecciones de comida, el alcohol y la falta de sueño. Mucha gente necesita vacaciones después de estas fiestas y con razón, porque más de uno termina con el cuerpo cansadísimo.
Pero para no ser un Grinch y no decirte que dejes la rumba de lado, aquí te doy algunos tips para que esta época de celebración sea realmente eso, una celebración y no sólo un triatlón de cansancio para tu cuerpo.

Duerme: Si dormir es importante en toda época del año (más cuando quieres perder peso) en esta etapa de fiestas vas a necesitar aún más tu descanso y no sólo dominical. Si estas descansadito vas a ver que vas a poder con más cosas, porque no te va a faltar la energía. Y cómo lógralo? Apagando la TV temprano cuando estés en tu casa, no llenar tu agenda de 20 compromisos para el mismo día, arreglando las cosas para que no salgas el último día de la Navidad a comprar regalos y tomándote algunos días off. Es decir, NO tienes que ir a TODAS las fiestas, el mundo no se va a terminar por eso.

Muévete: Dirán "pero no me acabas de decir que descanse?" Pues si, pero una cosa no quita la otra. Tratar de seguir con una rutina de ejercicios también te dará mucha más energía durante el día. Tendrás tus endorfinas a tope, lo que te hará sentir feliz y no sólo porque es Navidad y además, es una ayudita a quemar ese montón de calorías extra que estás tomando en estas fechas. Trata de hacer al menos media hora de actividad diaria. Si no tienes los 30 minutos seguidos, trata de dividirlo en 3: levántate 10 minutos más temprano y muévete, camina 10 minutos en el break del almuerzo y haz algo por 10 minutos cuando llegues a tu casa, así sea una sesión de baile intenso con el primer sujeto que se te atraviese (preferiblemente, que sea conocido)

Hidrátate: Muchas personas piensan que entre ponche, vino, wisky y café ya están listos con su cuota de líquido durante las fiestas. Y pues claro que no es así. Tanto el licor como la cafeína deshidrata un montón y si bien te puedes sentir con más energía que el conejito de Duracell después de esa tacita de café a las 4 PM (listo para tomarte los vinitos más tarde) si no te hidratas durante el día todo esto se va a traducir en cansancio y dolor de cabeza. Así que no creas que tomar agua es bueno para tu cuerpo sólo de enero a noviembre.

Prioriza: Ok, lo básico para lograr todo esto es que tienes que priorizar y darte cuenta de esto (eso creo yo), la navidad, no tiene que ser sólo fiesta. Es decir, claro que es sabrosísimo reunirse con los amigos y familiares y beberse un trago mientras comes Panettone así sea martes. Finísimo. Pero más allá de la rumba tienes que entender que a tu cuerpo (y mente) no le importa que sea Navidad. Escúchalo cuando te dice "estoy súper cansado", cuando te dice que no puede comer más o que ya ese último trago va a ser que la noche pase de divertida a resaca diabólica al día siguiente. A estas alturas de tu vida sabes bien lo que te conviene. Y así la mente te diga "rumba 24/7" y te de "cosa" decirle a tus amigos que esta noche no puedes salir, tu cuerpo te va a decir "vamos a darle con calma". La Navidad no es sinónimo de se acabó el mundo y tu prioridad debe ser cuidar de tu cuerpo y tu salud. No sólo en este mes, también el resto del año.

Foto de http://kelp.chandlertravis.com/wp-content/uploads/2008/01/exhausted-santa.jpg


No hay comentarios:

Publicar un comentario