martes, 25 de noviembre de 2014

Full Músculo: Cómo ponerte en forma a los 40

 Como una de las preocupaciones de muchas mujeres es lo que pasa después del 4to piso, es normal que busquemos información sobre el tema. Bueno, yo llevo ya 39 primaveras y la verdad es que quiero que el big 4-0 no me agarre desprevenida.


Por eso me pareció buenísimo este artículo de mis amigos de Fullmusculo.com donde nos cuentan cómo ponernos en forma a los 40. Y si todavía no has llegado a esa edad gloriosa, igual guarda esta información porque tarde o temprano, también llegarás a las 4 décadas:


Los 40 son los nuevos 30. Que se lo digan si no a Elle McPherson o Heidi Klum o Sofia Vergara y otras tantas que han entrado en la cuarentena. Es cierto que, con los 40, lo normal es que tu cuerpo se vaya quejando de alguna zona. No pasa nada -es ley de vida-, pero es momento de escuchar a tu organismo y de hacer deportes más sostenibles y  plantearte dejar ciertos ejercicios (sobre todo aquellos que sean de gran impacto y/o te ocasionen alguna molestia). Se acabó entrenar con grandes cargas y grandes esfuerzos.

Tu cuerpo sigue en forma y te pide ejercicio, pero ya no como un Ferrari, más bien como un elegante Rolls Royce. Y no decimos que, de vez en cuando, no venga bien un esfuerzo intenso, pero no debe ser la tónica habitual de tus sesiones como lo era a los 30.

También a los 40 se abre un nuevo capítulo en el terreno del entrenamiento: el de la compensación. Si, por ejemplo, te gusta mucho correr, es bueno que hagas ejercicios de fortalecimiento de tu espalda y tus rodillas. Busca siempre que al final de la semana tu cuerpo haya realizado un ejercicio equilibrado en cuanto a fuerza-elasticidad.

Desde un punto de vista más estético, los 40 son muy exigentes, puesto que no te perdonan errores. A los 40 el colágeno de la piel va perdiendo densidad y la piel pierde elasticidad. Esto significa que si en una época nos dejamos y cogemos unos kilitos de más, la piel va a dar de sí y le va a costar bastante más volver a la posición original cuando perdamos esos kilos (o directamente, no lo hará). Precisamente por eso no son convenientes las pérdidas de peso importantes y rápidas a esta edad.

A los 40 también hay que empezar a ser prudente con la higiene postural, para mantener un aspecto joven trata de mantener la postura y realizar los gestos de siempre. No caigas en la dejadez, en hacer movimientos menos amplios y adoptar posturas más cerradas y encorvadas, eso sería fatal para tu aspecto futuro y salud postural.

El calentamiento y la vuelta a la calma con sus estiramientos son mucho más necesarios a esta edad que hace diez años, así que intégralos en el entrenamiento.
Si no has hecho deporte antes, no pasa nada, lo bueno es que todo lo que tienes por delante es nuevo y vas a comprobar cómo te quitas años con cada semana de entrenamiento. Sé prudente, pero constante, y déjate asesorar por un profesional.
En contra de lo que se piensa habitualmente, a medida que cumples años el tiempo dedicado al entrenamiento no tiene que bajar. 

Si bien es cierto que la intensidad debe ser algo más moderada, pero el tiempo invertido en ejercicio de los 40 para arriba es mucho más rentable que a los 20. Así que no caigas en el error de pensar que con un poco de ejercicio es suficiente; hay que dedicarle el mismo tiempo o incluso más que en las décadas anteriores.

Este articulo fue tomado de Fullmusculo.com








No hay comentarios:

Publicar un comentario