martes, 21 de octubre de 2014

Lo que debes DEJAR de hacer para perder peso de verdad


Para perder peso la gente hace de todo, pero casualmente pocos hacen lo que deben hacer. Es decir, prefieren irse por la dieta del grano de arroz a la luz de la luna, el cero carb diabólico, la limpieza de jugos, etc. Porque siempre dicen que "han probado todo y nada les funciona". Porque es más fácil embarcarse en una dieta loca que prometa perder peso de manera rápida y "sin sufrimiento" que de verdad planificar el día, hacer las comidas que te tocan y moverte por lo menos una hora.

Y qué es lo que pasa con eso? Que seguro pierdes unas libritas (pruébalo, quitarte un nutriente te hará perder algo) que vas a recuperar como en dos minutos cuando lo vuelvas a incluir en tu dieta. Porque no son cambios de hábitos, son simplemente paños de agua caliente para tapar lo que realmente pasa: necesitas comprometerte contigo mismo. Y ese compromiso no es de un mes, es de mucho tiempo más.

Entonces, en qué consiste ese compromiso? En hacer lo correcto, y en un artículo buenísimo de Womans Health reseñaron lo que debes DEJAR de hacer para que este cambio sea real:

Prohibirte una comida: Todos tenemos una comida favorita que puede que no sea lo más adecuado cuando queremos perder peso. Pero esa idea de "prohibirte" algo es lo que te lleva a que las cosas se salgan fuera de control. Si no tienes alguna enfermedad, no deberías prohibirte algo, nunca. Una dona? Dale. Queso frito envuelto en tocineta. Lets go. Helado con doble topping de chocolate. Fino. Si todo eso te cae bien y no te da dolor de barriga, puedes comerlo. Lo que debes pensar es que NO debes comerlo todos los días. O al menos así lo veo yo. Date tus gustos, balancea entre esas comidas que vengan con plomo y comidas que te den más energía y no sentirás nunca que andas en una "dieta". Eres de los que sientes que una vez que te comes esa comida diabólica no puedes parar? bueno, justamente esto puede estar ligado a la privación que te das de ciertas comidas. Ese fruto prohibido que sientes que si lo dejas ir, se escapará de tus manos para siempre. Pero no es así. Y tu lo sabes.

No dormir: Yo sé que esto es súper difícil porque con la vida que llevamos todos, no es que podemos dedicar horas del día a echarnos en la cama a dormir. Y la falta de sueño hace que acumules grasa abdominal y que tus defensas se vuelvan nada cuando te ofrecen esa galleta triple chocolate cuando apenas acabas de desayunar. Porque tu cuerpo le falta energía y te lo hará saber de alguna manera. El consejo que te puedo dar es ponerte metas realistas, no tratar de ser "súper héroe" y lograrlo todo en el día. Delega y ve acostándote cada día más temprano. Al principio no sentirás sueño pero con el tiempo, como todo hábito, vas a poder lograrlo.

Tomar mucho: Muchos de nosotros disfrutamos de un trago, o dos, o tres. Pero lo que pasa con el alcohol es que al igual que te deja propenso a decir tonterías y bailar sin ritmo, te pone en una situación donde comer cualquier cosa grasosa y de manera desenfrenada parece ok. Y ni siquiera hablamos de las calorías de más. Si vas a beber tienes que utilizar en serio un poco de tu control mental.

Saltarte comidas: Lo he dicho antes, pero tanto esto como la dieta loca del momento no son técnicas para bajar de peso que puedas usar por mucho tiempo y así las uses "una vez a la cuaresma" tendrán sus consecuencias. Puedes pensar que perdiste dos libras fáciles dejando de comer la cena o tomando sólo agua en un día. Pero eso es una ilusión. Esa pérdida es parte del proceso de deshidratación que sufre el cuerpo al no recibir alimentos. Cuando vuelvas a comer, los vas a volver a engordar. En el camino de la pérdida de peso, lento y constante le gana a rápido y sin rumbo.


Llenarte de comidas "light": Primero que light no significa "sin calorías" y la verdad es que el cuerpo necesita las calorías correctas para poder "encender" su metabolismo. Esto es, comida real que ponga a tu sistema digestivo a trabajar y con él, a generar muchas reacciones que se resumirán en una pérdida de peso real para ti. Mientras más real (Completa) sea la comida, metabólicamente más exigente para tu cuerpo.


Foto http://www.prevention.com/sites/default/files/imagecache/492x285-slide-main/lose-10-492x285_0.jpg

No hay comentarios:

Publicar un comentario