lunes, 8 de septiembre de 2014

Por qué esa grasita en tu barriga no se va!


En la revista Health.com me leí un artículo buenísimo sobre esas razones por las que no puedes perder grasa abdominal. Es decir, porque a pesar de todo tu esfuerzo y sudadera, sientes que esa barriguita te ama más que novio de quinceañera. Y aunque la respuesta podría ser "porque como mucho", para muchas personas hay otros factores que hacen que las cosas como que no caminen, al menos hacia donde uno quiere.

Te estás poniendo viejo: Guao, se que esto es como duro pero ES VERDAD. Y no lo tomen a mal, ni se pongan con esos cuentos que la edad es sólo un número. Cuando vas cumpliendo años tu cuerpo cambia y también cambia la manera en que pierdes y ganas peso. Hay una disminución en la taza metabólica porque además hay una disminución de tu masa muscular, por lo que tu cuerpo quema menos calorías. Pa rematar, las mujeres tenemos que enfrentarnos a la menopausia que si bien no es una sentencia de ganar peso, si puede verde cierta acumulación de peso en la barriguita por los cambios hormonales, que hace que nostras las chicas acumulemos más grasita en la barriga. Maravilloso.

No estás haciendo el ejercicio correcto: Fíjate que la palabra clave aquí es "correcto" porque seguramente ya haces ejercicios. Lo que pasa es que si haces mucho o sólo cardio, esto no hará maravillas por la reducción de tu cintura. Lo ideal es hacer una mezclita de pesas y ejercicio cardiovascular. El ejercicio de resistencia (pesas) ayuda aumentar tu masa muscular lo que hace que quemes más grasa. Y si leíste el punto anterior, es importantísimo que trabajemos en preservar y estimular la masa muscular para que los años no nos caigan como un camión de carga pesada.

Comes bien, pero muy procesado: Si, ahora es más fácil comer "sano" porque en el mercado te puedes encontrar hasta tocineta "light". Pero ese es el problema, esa cantidad de comida súper procesada, azucares artificiales y colorantes, no hacen maravillas por nuestro metabolismo. Mientras más procesado, más fácil de digerir. En cambio la comida súper natural hace que tu cuerpo pase trabajo para digerirla y por eso, mantenga en alto tu taza metabólica. Esto es, más quema de grasas.

Comes grasa, pero no la correcta: Quizás ya estas enterado que la grasa es buena para tu cuerpo. Pero esto no es la carta blanca para comerte cuatro kilos de mantequilla. Si bien la grasa saturada no es que sea el "top of the top" la verdad es que una yema de huevo no te hará daño. Pero si no incluyes las grasas mono y polisaturadas en tu dieta, no verás grandes cambios en la distribución de la grasa en tu cuerpo. Estas grasas buenas, como las que encuentras en nueces, semillas, pescados grasos y aceites vegetales como el de oliva, tienen propiedades antiinflamatorias. Y si, puedes ver una disminución de tu cintura si las incluyes en tu dieta. Pero recuerda, moderación es la clave. Porque las grasas, por mas buenas que sean, también están cargadas de calorías.

No te esfuerzas tanto como crees: O tu cuerpo ya está súper acostumbrado al ejercicio que haces. Soy fiel creyente en que tienes que amar el ejercicio que haces porque si no, no vas a pasar mucho tiempo haciéndolo. Pero amarlo "demasiado" puede ser un error. Porque tu cuerpo sabe más por cuerpo que por diablo. Y si, así como lo acostumbras a cosas malas (tener adicción a la soda, al cigarro, a los dulces, al alcohol) también se acostumbra a hacer la misma clase de ejercicio todo el tiempo. Y deja de ser "esfuerzo" para él. Cambia tu rutina por lo menos cada 6 semanas, cambia los pesos que usas, los periodos de descanso. Algo que te haga pensar en whatthehellishappeninghere!


Estas estresado y no duermes: Esto es como una bola de nieve y puede ser un círculo vicioso. El estrés hace que nuestro cuerpo genere cortisol, que es la hormona de estrés pues. Esta hormona es súper amiga de la grasa abdominal y si tienes niveles de preocupación altos, pues más difícil se te hará perder esa grasita. Y como si no fuese suficiente, el dormir mal también hace que tus niveles de cortisol se disparen. Si bien esa solución de "no te preocupes" no funciona para la mayoría de nosotros, si funciona incluir en nuestras rutinas actividades que sean 100% positivas y relajantes, que pueden ir desde la meditación hasta leerse un libro, y tratar de trabajar en mejores patrones de sueño (irse a la cama más temprano y apagar todas las fuentes de distracción que tengas por ahí).


Fotos
http://www.writeonedge.com/wp-content/uploads/2014/08/Best-Way-to-Lose-Belly-Fat.jpg
http://www.dumpaday.com/wp-content/uploads/2012/12/getting-old-funny-quotes.jpg
http://www.bantransfats.com/images/zeereo.jpg
http://www.conceiveeasy.com/uploads/how-stress-affects-fertility.png

No hay comentarios:

Publicar un comentario