martes, 2 de septiembre de 2014

Hábitos que molestan a tus hormonas


Las hormonas son las reinas en nuestro cuerpo. Ellas son una mezcla de Obi Wan Kenobi con Gandalf, con Jack Bauwer y Harry Potter. Hacen de todo y su trabajo parece mágico. Claro, esto es cuando están funcionando bien, porque cuando empiezan a ponerse como malucas, lo sientes en el cuerpo. rapidísimo.

Muchos malestares que tenemos, que pueden ir desde cambios de humor, grasa en el pelo y aumento de peso, pueden atribuirse a desequilibrios hormonales. Si estas mensajeras químicas de nuestro cuerpo no funcionan como debe ser, vas a sentir las consecuencias.


Lo peor es que hay cosas que hacemos que justamente fastidian los niveles de nuestras hormonas. Hábitos que te pueden parecer inocentes pero que de verdad, hacen que tu cuerpo se vuelva loco. Lee aquí un poco de esto:

Comes muchas golosinas: Comer comidas con mucha azúcar agregada se relaciona con aumento de peso y también puede llevar a tu cuerpo a hacerse resistente a la insulina, la hormona que mueve el azúcar a través de tu torrente sanguíneo para que tus células reciban la energía que necesitan. Pero las personas que son resistentes a la insulina pueden desarrollar el síndrome metabólico y hasta diabetes tipo 2.
Quedarte despierta trabajando hasta tarde: Yo creo que todos lo hemos hecho al menos alguna vez en la vida, pero pasa lo siguiente. En la noche, los niveles de cortisol (que es la hormona del estrés) bajan, y eso es lo que nos ayuda a poder dormir tranquilitos. Pero si te pones a terminar trabajos, revisar noticias terribles, o hacer cualquier actividad que te ponga tenso en la noche, tus niveles de cortisol no bajarán, y por eso te costará más dormir.

Noches sin dormir: Otro detallito que pasa con tus hormonas cuando no duermes, es que te da más hambre. Lo que pasa es que cuando estás dormido, los niveles de leptina, que es una hormona "supresora" del apetito están en alto, pero si no duermes, no produces la cantidad de leptina suficiente y qué pasa? Atacas la nevera para calmar esos "mochis nocturnos".
Tomar mucho café: El café es bueno, no piensen lo contrario. Malo son los excesos, como todo en el mundo. Y cuando tomas un bojote de café en el día para "mantenerte despierto" pero también sientes que tu ansiedad está al tope, es porque el cortisol anda como loco en tu cuerpo. Esto se forma parte del círculo vicioso, no duermes, liberas más cortisol, luego la mañana siguiente necesitas más café para mantenerte despierto y esa rueda sigue rodando.


Eres inconstante con tus ejercicios: Quizás eres de esas personas que van al gimnasio cada día feriado o "cuando tienes tiempo" (Que es como nunca pues) y eso hace que tu cuerpo no produzca las hormonas de la felicidad, endorfinas. Ellas te hacen sentir contento, alerta, positivo y hasta incrementan las hormonas sexuales así que tu lívido estará donde debe ser también.

Haces dietas locas: Si las dietas locas son malas por un sin fin de motivos, por tu producción de hormonas también. Hacer la dieta de la aceituna en ayunas a las 10 de la noche te puede parecer una idea buenísima para perder peso pero también afectará con tu producción de las hormonas tiroideas, testosterona y aumento de otra vez, cortisol (Que además ama la grasa abdominal, por lo que se te hará dificilísimo perder grasa en esa zona)



Con info de
http://www.womenshealthmag.com/health/things-that-mess-with-your-hormones?cm_sp=Hotlist-_-Health-_-9ThingsThatMesswithYourHormones
Fotos
http://www.prevention.com/sites/default/files/imagecache/628x363-news/images/articles/featured_images/hunger-hormone-628x363.jpg
http://static.someecards.com/someecards/usercards/b2f4aee2440e46cb4f778dcbec143749f9.png
http://jessiescafe.com.au/wp-content/uploads/2014/06/Too-much-coffee.jpg
http://i.dailymail.co.uk/i/pix/2012/02/05/article-2096844-119A20AE000005DC-44_468x313.jpg

No hay comentarios:

Publicar un comentario