lunes, 11 de agosto de 2014

Más razones para empezar el día sudando



Siguiendo en la onda de "haz ejercicio temprano antes que tu cerebro se dé cuenta de lo que estás haciendo", aquí les dejo otras ventajas más para ponerse a sudar en horario AM.

Puedes hacer tus ejercicios antes del happy hour: No es que te esté aconsejando que salgas a beber todas las tardes, pero si pasa que tus amigos te invitan a "un traguito", tu novio te deja, la jefa te grita o cualquier excusa que quieras usar para tomar una copa, si ya hiciste ejercicios en la mañana, no te sentirás que no cumpliste con tus objetivos. Es más, sentirás que los cumpliste doble! (sudar y reponer los líquidos perdidos). Basicamente, si hiciste ejercicio temprano, ya saliste de eso y el resto del día puedes hacer lo que te venga en gana.
Hacer ejercicio en la mañana "despierta" tu metabolismo: Si empiezas la mañana moviéndote, tu metabolismo también sufrirá el mismo sacudón que tu mente cuando sale de la comodidad de tu cama. Y si a esa sesión le pones pesas o HIIT, te aseguras quemar calorías durante el día, no sólo en el momento del ejercicio.
Vas a estar más enfocado: Aunque quizás en la mañana te puedes sentir que ni tu cuerpo ni tu mente está muy despierta, la verdad es que el ejercicio mañanero te enfoque. Tienes menos chance de estar distraído en la mañana que a cualquier hora del día y te puedes enfocar en lo que haces, no en lo que pasó en tu jornada.
Te ahorras el gentío: Yo sé que muchos usan el gimnasio como el centro de entretenimiento y reencuentro con tus amigos de sudor. Pero si tu focus es de verdad esforzarte en tu entrenamiento, nada más fastidioso que tener que esperar porque suelten una máquina o un set de pesas. En la mañana muchos de los gimnasios están vacios. Un patio de juegos para ti sólo! Y si haces ejercicio en tu casa, seguramente puedes hacerlo antes de que empiece el caos mañanero del resto de los habitantes de tu hogar.
Te sentirás en la nota saludable el resto del día: Esto es lo que pasa, el ejercicio intenso hace que liberes endorfinas, te sentirás como si te hubieses tomado 2 tazas de café negro. Esto hará que el resto del día te sientas mejor sobre las decisiones que tomes a nivel alimenticio. Porque si ya empezaste con toda esa energía el día, no lo vas a dañar con mala comida a medida que avanzan las horas, cierto?

Tu cuerpo se acostumbrará rapidito (y te lo empezará a pedir): Somos animales de costumbre. Todo lo que hacemos de forma repetida, se vuelve un hábito (y en algunos casos, un vicio). Hacer ejercicio temprano te puede parecer un sacrilegio de horas desperdiciadas de sueño, pero verás que poniendo cada vez el despertador más temprano, tu cuerpo se irá adaptando. Y si, también te irás a la cama más temprano, por lo que no habrá tal cosa como horas perdidas de sueño. Y verás que cuando ya lleves unos meses en esta rutina, te sentirás raro cuando no empieces el día sudando. Haz la prueba.


Con info de http://www.womenshealthmag.com/fitness/morning-exercise?cid=socFit_20140808_29333576
Foto de http://www.amish-shah.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario