miércoles, 23 de julio de 2014

Las cosas que están haciendo que NO te dejan peso.


Hacer listas es divertido. Nos ahorra tiempo y nos ayuda a que organicemos las cosas. Además que funcionan tanto para lo bueno (la lista del mercado es un éxito) como para lo malo. Como esta donde te cuento las cositas que están haciendo que NO te dejan peso.

Lee bien, agarra tu lápiz y papel y empieza a darle check (o no check) a estos puntos. Si marcas muchos, pues nunca es tarde para que empieces a mejorar las cosas:

No haces un desayuno de campeones: Quizás oyes esto y piensas en un desayuno con salchichas, pan, tocineta y huevos. Ese está bien, pero no todos los días. Lo que pasa es que la mayoría de las personas se van pal otro lado y comen como pajarito, o por falta de tiempo, o porque no tienen hambre o peor aún, porque piensan que si comen mucho van a engordar. Un desayuno piche se traduce en ganas de comer algo (muchas veces no tan bueno) al ratico. Lo mejor que puedes hacer es comer carbohidratos complejos y proteínas (les he contado que avena y huevos es uno de mis desayunos favoritos?, pues ahí tienen)

Levantas pesas, pero muy livianas: Finísimo si ya estás claro que las pesas son escenciales en tu rutina de ejercicio y que sí, te van a ayudar a perder grasa, tanto o más que el ejercicio cardiovascular. Pero si tus pesas son tan livianas que no te hacen ni daño en los pies cuando se te caen, es hora de que le pongas un poco de sabor a las cosas. Eso de muchas repeticiones con poco peso no te llevará muy lejos.

No comes antes del ejercicio: Si, hay muchas personas que juran por el cardio en ayunas y si, a muchos fisicoculturistas esto les funciona mejor que los contratos que tienen las Kardashian con E! Entretaiment Television. Pero la verdad es esta: cuando haces ejercicio en ayunas lo puedes hacer sólo hasta cierto nivel de esfuerzo (no más del 70 % de tu capacidad cardica) y por un período de tiempo (no más de 40 a 45 minutos). Esto se traduce en que tienes que estar muy pendiente de esas variables y que lo que quemas en realidad es poco. En cambio si comes algo antes de tu entrenamiento y haces tu rutina, puedes darle más duro que Silvestre Stallone repartiendo piñas en Rocky IV. Te paras demasiado temprano para hacer ejercicio? Usa esta técnica.

Vives estresado por tu peso: Claro que es importante que lleves un control del peso, es una medida que te puede dar una referencia sobre dónde estás parado. Pero el peso puede ser más inestable que hormonas en un 15añero. Puede verse afectado por tu consumo de sal, de agua, de carbohidratos, si vas o no vas para el baño. Y el estar sólo pendiente de la balanza todos los días te puede llevar a ansiedad, a tener más estrés (que significa liberar cortisol), a querer dejar tu plan por la mitad o a hacer cambios cuando todavía debes esperar para ver resultados.

Tomas refresco de dieta: Me imagino que si estás perdiendo peso estas clarísimo que los refrescos con plomo (las versiones con azúcar completa) son un súper No No en tu lista. Pero no vayas a creer que tomar refrescos de dieta es mejor. Los refrescos están llenos de sustancias artificiales que pueden hacer que quieras consumir más calorías. Además está el factor "hinchazón" que viene con todas las bebidas carbonadas.



Fotos
http://3.bp.blogspot.com/-JMhbFfHb4iY/UiiAubsuZiI/AAAAAAAAO9U/b3PIUha4Ym0/s1600/to+do+list.png
http://global3.memecdn.com/rmx-breakfast-of-champions_fb_1618549.jpg
https://sweatsandthecity.files.wordpress.com/2014/06/7c470b1810b30adb4bc85a95b8616096-jpg.gif
https://i.chzbgr.com/maxW500/7373806336/h159C431A/
http://gifsec.com/wp-content/uploads/GIF/2014/03/-stress-GIF.gif


No hay comentarios:

Publicar un comentario