martes, 24 de junio de 2014

Te faltan proteinas?



Aunque muchas personas la comen a diario, otras le temen. La relacionan con engordar, o con que se le dañen los riñones, uno que otro la relaciona con una dieta para perder peso, pero la verdad es que como sea, este nutriente no debe faltar en tu alimentación. Y hablo de la proteína.

No importa si la consumes de manera vegetal o animal, lo importante es, consumirla. Y si no estás segura que estás comiendo lo que te toca de proteína, chequea si no tienes alguno de estos signos de deficiencia de proteínas:

Tienes muchos antojos de dulces: Tu dirás, entonces todo el mundo tiene deficiencia de proteína en su dieta. Pero no es así. Muchas personas tienen antojos de dulces y sienten que nunca están lo suficientemente llenos. Una de las funciones de la proteína es mantener los niveles de azúcar en la sangre estables. Lo que significa que cuando te falta este nutriente, tus niveles de glucosa se desbalancean haciendo que ataques los dulces. Si por ejemplo te desayunas un poco de cereal en la mañana sin ningún acompañamiento proteico, es más probable que sientas más hambre a mitad de la mañana y quieras comerte una galleta o un dulcito.
Te sientes un poco perdido: Aquí no hablo de perdido de direcciones o cuando decimos lo que no debemos. Hablo de cuando tenemos el cerebro no muy claro y nos cuesta enfocarnos. Cuando no consumimos suficientes proteínas y tus niveles de glucosa fluctúan, tu cerebro no funciona muy bien, ya que le hace falta la energía para pensar claro, literalmente. 
Se te cae mucho el pelo: La proteína es el ladrillo para las células de todo tu cuerpo, incluyendo tus folículos capilares. Si sientes que se te cae mucho el pelo o lo sientes muy débil, puede ser que tengas un poco de carencia de este nutriente. Claro, en este caso tienes que descartar otros problemas como alguna deficiencia tiroidea.
Te sientes muy débil: Ya que la proteína es esencial para formar músculo, al no incluirla en tu dieta, puede que te sientas más débil ya que tus músculos se irán disminuyendo con el tiempo. Como resultado, no podrás hacer ejercicios como debes.

Te enfermas constantemente: La proteína no sólo ayuda a que tus músculos se pongan fuertes. También ayuda a tu sistema inmunológico, por lo que una deficiencia de proteína te puede poner más propenso a infecciones y enfermedades. También si eres muy propenso a que te salgan los "respingones" en las uñas (esos cositos duros en los lados de las uñas que duelen como el diablo)  y que también te hacen propenso a más infecciones.


Con info tomada de http://www.womenshealthmag.com/nutrition/protein-deficiency-sig
Foto http://woman.thenest.com/DM-Resize/photos.demandstudios.com/getty/article/129/42/86511378.jpg?w=600&h=600&keep_ratio=1

No hay comentarios:

Publicar un comentario