miércoles, 21 de mayo de 2014

Errores que NO te dejan perder peso




Un gentío ha pasado por esto: siente que ha hecho todo el esfuerzo que puede con la "dieta" pero nada, eso como que no funciona. Justo en ese momento pensamos en que vamos a mandar todo al carrizo viejo y que es mejor comprarse una talla más grande de pantalón. Pero no tiene que ser así. Fíjate si estas cometiendo estos errores de dieta para ver si vuelves otra vez al camino de la pérdida de peso.

Comes comida falsa: Claro que la idea es hacernos la vida más fácil y no complicada, pero comer demasiada comida dietética "ready to eat" (léase batidos, barras de proteína, comida lista) puede no ayudarte en tu pérdida de peso. La idea de estas comidas es que las comas cuando de verdad no tienes nada que comer por ahí, porque mientras más natural sea tu comida, más metabólicamente eficiente es. Es decir, más trabajo pasa tu cuerpo digiriéndola.
Te saltas las horas de sueño: Esto lo he hablado y claro que tienes que buscar el horario para hacer ejercicio, pero hacer menos de seis horas puede hacer que tu metabolismo se ponga más lento que el caballo del malo y además, alborote las hormonas que hacen que tu hambre y la acumulación de grasa se active en tu cuerpo (gerlina y cortisol)
Haces demasiado ejercicio: Si, puede que pienses que hacer tres horas de ejercicio te va a poner más duro que Rambo en la primera película, pero demasiado ejercicio puede hacer que te canses de más, lo que hará que tus sesiones no sean tan efectivas, que generes cortisol (por el estrés continuado del ejercicio) y que no te enfoques en otras cosas que acompañan a tu pérdida de peso como la panificación de tus comidas.
Cortas demasiado los carbohidratos: Cortar los carbohidratos te puede hacer perder peso, pero no te hará mantener esa pérdida por periodos prolongados. Tus músculos no se alimentarán adecuadamente y a menos músculos, mas posibilidades de que tu metabolismo se vuelva más lento.
Comes demasiadas nueces: Las grasasbuenas son necesarias, pero en su justa medida. Si bien esa concepción de que las grasas engordan ya "paso de moda", la grasa es densamente calórica, y si, cualquier exceso, hasta de algo bueno, puede hacerte engordar. Debes apuntar a dos o tres raciones de grasas al día para que las cosas no se salgan de control.
Cenas demasiado temprano: Por ahí se corre esa idea de que debes cenar temprano para que te acuestes ya con "la digestión hecha". ¨Pero si adelantas demasiado tu hora de la cena y te quedas despierto por más tiempo, lo que puedes lograr es que te de hambre y vuelvas a comer o "picotees algo". Porque si pasas otras cuatro horas despierta tu cuerpo va a buscar más gasolina.
Eres uno en un millón: Como la canción del cantante venezolano Ilan Chester pues. Claro que el trabajo de perder peso es tuyo y nada más que tuyo, pero llevar esa carga solo te puede disparar en contra. No tienes que reclutar a todo el mundo pero hacerlo público te ayudará a que la gente te acompañe o por lo menos te de apoyo, sobretodo esas personas que realmente te quieren. Dale, no te de miedo, el apoyo te va a ayudar. Y si sientes que no tienes un alma que comparta tus metas, busca online que siempre encontraras otro "uno en un millón" como tú.
Te saltas comidas: Este es otro aprendizaje que nos quedó de las revistas femeninas de los 80 donde la gente decía que si no cenaba adelgazaba. Pero la verdad es que no cenar te hará sentir flaco en el momento, pero te levantarás con un hambre más duro que un remordimiento. Peor si es el desayuno o el almuerzo. El hacer varias pequeñas comidas la día te ayudará a mantener tu metabolismo despierto y te llenará de energía.
No llevas un control: Comer sano es una cosa, pero perder peso o grasa es otra y para eso, necesitas llevar un control de lo que comes. Así, y solamente así es cuando puedes ver en qué estas fallando (Quizás te comes dos porciones de algún nutriente cuando en realidad te toca una). Eso sí, la única manera que esto funcione es cuando eres realmente sincero contigo mismo, porque mentirte en lo que escribes, no te ayudará a perder peso.
No te gusta el agua: Sustituir el agua por bebidas gaseosas, refrescos, sodas, jugos, sólo logrará que te bebas las calorías que podrías comerte. Trata de usar esta técnica para que puedas incluir el agua en tu vida.


Foto e info de http://www.health.com/health/gallery/0,,20584613,00.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario