jueves, 8 de mayo de 2014

Azúcar, azúcar y más azúcar!




Una de las cosas que yo creo que debemos estar más pendiente hoy en día es el azúcar agregado de la comida. Yo no digo "saquen el azúcar", porque no, no es normal, no es ni sano (a menos que tengas alguna enfermedad) y sobretodo porque muchos de los alimentos que comemos, ya tienen azúcares. Cuando comes carbohidratos, tomas leche, comes fruta, comes azúcar. Es mala? No, sobre todo cuando la comes en tus porciones correctas y vienen de estas fuentes naturales. Y puedes estar delgado y súper fit consumiéndolas. Con las que debemos tener cuidado es con los azúcares agregados, esos que utilizan en forma industrial en la preparación de alimentos y que muchas veces ni nos damos cuenta que está ahí, lista para atacar tu cintura. 

Pero eliminar el azúcar agregado no es fácil ni siquiera para el ojo entrenado. Y si, para muchos es súper difícil en el cuerpo. El azúcar nos da sensación de felicidad y eliminarla para muchos es como quitarle las drogas a un adicto. Porque irse por el camino del todo o nada (tratar de eliminar COMPLETAMENTE el azúcar) nos puede dejar más a medio camino que cerca de tu meta. Lee estos errores que comete la gente cuando trata de eliminar el azúcar de su vida:
-Tratar de eliminar todo lo azucarado: La idea es eliminar el azúcar agregada (digamos, comprar el yogurt que tiene 12 o 13 gramos de azúcar de la lactosa y frutas y no el que tiene 23 gramos) y no pensar que tienes que quitar todo lo dulce. Buscando cosas que te satisfagan pero que no sean una bomba de dulce, puedes ir eliminando el azúcar de tu vida poco a poco.
-Eliminar sólo las comidas azucaradas: Esto es lo que pasa, si es procesado, hay un porcentaje ENORME de que tengan azúcar. Desde la salsa de tomate y otros aderezos (como la mostaza), papas fritas, pretzel, sopas enlatadas, galletas saladas. Todo puede tener azúcar. Para evitar caer en la trampa escondida del azúcar lo que debes hacer es buscar la tabla nutricional y leer los ingredientes. Esa es la manera más segura de saber si estas comprando algo que no tiene este compuesto en sus ingredientes.
-No reconocer que el azúcar viene en diferentes formas: Claro, esto tiene que  ver directamente con el punto anterior. Lo primero que vas a buscar en la etiqueta de ingredientes es la palabra AZÚCAR. Pero hay otros ingredientes que pueden hacerte la vida de cuadritos como el jarabe de maíz alto en fructosa, edulcorante de maíz, Maltodextrina, Dextrosa, Jarabe refinado, Almíbar y otra lista GIGANTE que puedes leer aquí.

Yo no soy de las que opino que hay que sacar TODO el azúcar de la dieta. Yo como frutas a diario, tomo leche (aunque no todo el tiempo), como carbohidratos fibrosos con azúcar (como puede ser la zanahoria, la remolacha/betarraga) y también disfruto muchos postres proseados como galletas y helados los fines de semana. Para mí la clave es la moderación, no la eliminación completa.

Pero eso lo tienes que decidir tu!


Foto tomada de http://www.feastingonart.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario