jueves, 27 de marzo de 2014

Soluciones a tus problemas de ejercicio



 
Yo se que hacer ejercicio no es el "cup of tea" de un gentío, pero como lo he dicho en otras ocasiones, es súper necesario si queremos estar sanos y ver cambios positivos en nuestro cuerpo (si estamos en un proceso de pérdida de peso). Pero puede que estes con el ánimo bajito o que simplemente no sepas por dónde empezar.  Si todavía andas llorando por las esquinas como niñito que no quiere ir el lunes a clases porque no quieres hacer ejercicio, aquí te dejo algunos tips para que renueves tu rutina, o la empieces por lo menitos.

-No tengo tiempo para entrenar: Haz HIIT (Hight Intensety Interval Training), es decir, entrenamiento de alta intensidad por intervalos. Puedes hacerlo con estos movimientos: planchas, burpees, squat o sentadillas y lunges. Empieza por un ejercicio, haz el máximo de repeticiones por 40 segundos, descansas 20, y pasas al siguiente ejercicio. Repite esta rutina por 25 minutos y listo. Estarás entrenando varios grupos musculares y además tu sistema cardiovascular.



-Cuando sientes que no puedes "ni un minuto más": CONTINÚA! Tu cerebro le va a decir a tu cuerpo que se pare primero, pero tus músculos tienen la energía para seguir. No le prestes atención a ese cerebro malvado y haz esa repetición o ese minuto que te falta.


-Te sientes aburrido como un ascensor sin espejos: Para mí lo más básico es darle volumen a la música. Buscar alguna canción con un ritmo acelerado (que te guste) hará que le pongas ese empujón que te falta para hacer ejercicio en "modo bestia". Mis recomendaciones musicales son un poco esquizofrénicas porque van desde Beyonce hasta Metallica pasando por The Ramones. Busca tu tumbado y canta "Hey, ho, lets go!".


-Te sientes muy desanimado: Busca un mantra. Busca una frase que te repitas y que te haga sentir poderoso. Yo digo una, pero implica una grosería y no la puedo poner aquí (upss!) Y si no me crees mañana usa esta: Yo si puedo. Es súper simple pero efectiva.


-No tienes ni idea de qué hacer: Busca un video o clase. No sólo te motivarán las personas en el salón llenas de endorfinas, o los que están haciendo el video (Que por cierto, siempre sonríen mientras tu estas sufriendo) sino que son una guía básica para que sepas cómo moverte y a qué ritmo.


-Te da pena mostrar tus carnes: Si esa es la excusa para no hacer ejercicio, te cuento algo pero no te ofendas, no todo el mundo está pendiente de ti. Es decir, en un gimnasio, el 90 por ciento de las personas están ahí, pagando, para mejorar SU condición física, no para ver que tan fuera de forma estás tú. Y si, hay un porcentaje de esos que van al gimnasio a hablar, a hacer amigos y todas esas cosas que no entiendo cómo pasan cuando estoy sudando como si no hubiera un mañana y no puedo oír ni mis pensamientos. Pero son justamente esas personas las que menos te tienen que interesar, porque si tu objetivo es ponerse en forma, obviamente el de ellos no. Así que haz lo tuyo y listo. Y recuerda, siempre puedes entrenar en tu casa. Te lo digo yo.










Fotos tomadas de
http://cheezburger.com/6940236288
http://www.designcatwalk.com/
http://static2.businessinsider.com/~~/f?id=51895f72eab8ea4633000027
http://global3.memecdn.com/Yes-Eye-Can_o_13713.jpg
http://justgif.com/tags/3562/exercise

1 comentario:

  1. Clemen, que post mas divertido y útil!
    nunca me voy de "no te lo comas" sin una sonrisa!
    un beso!

    ResponderEliminar