lunes, 24 de marzo de 2014

Dale una mano a tu metabolismo




El metabolismo es una palabra que usamos todo el tiempo, pero tiene que ver con algo muy claro y simple: como regula tu cuerpo la energía, para todas sus funciones. Una persona con un metabolismo "alto" usa más energía durante el día, así esté descansando, que una persona con un metabolismo bajo. Y por eso esas personas no las queremos mucho porque comen más y todavía se ven delgados. Pero un metabolismo alto no es sólo un privilegio de unos cuantos favorecidos por la genética. Algunos de nosotros podemos "aumentar" nuestra taza metabólica, siguiendo estos tips:

Levanta pesas: Esto es un clásico en mi blog pero como todo en el mundo, seguro hay gente que dice "bueno si, puede ser bueno pero no es mi estilo". Pero esto va un poco más allá del estilo o lo que te guste hacer en el gym. Cuando levantas pesas hay como "rompimientos" en el musculo, que hace que gastes calorías tratando de repararlo y esto (la parte buena) no pasa sólo mientras estás haciendo ejercicio sino en las horas siguientes a tu rutina. Además levantar pesas aumenta la producción de hormonas anabólicas que estimulan la recuperación y la quema de grasas.
Muévete un poquito más: Si ya eres "activo", vas al gym, haces ejercicio y todo ese cuento, dirás que estás listo. Pero muchos de nosotros tenemos una rutina de ejercicios pero no una vida activa. Es decir, pasamos muchas horas sin movernos en nuestros trabajos o casas. Si agregas un poco de movimiento a tu día (tipo caminar un poco por cada hora que estás sentado, usar más las escaleras, etc) puedes aumentar considerablemente tu taza metabólica.
Dile NO a las dietas bajas en calorías o en carbohidratos: No me mal interpreten, tiene que haber un déficit calórico si quieres perder peso, pero si bajas mucho las calorías que consumes, tu metabolismo aprenderá a funcionar con lo poco que le des. Es una cuestión de supervivencia. Si restringes mucho, la producción de tus hormonas tiroideas bajan, lo que causará que quemes menos calorías. Y cuando comas de una manera "normal" tu cuerpo dirá "fiesta alegre" y guardará ese sobrante de calorías para usarlo más tarde. Y eso lo hace en forma de grasa. Lo mismo pasa con las dietas súper bajas en carbohidratos. Por eso es importante bajar tus calorías lentamente y cada cierto tiempo, hacer una "carga" de carbohidratos o comida libre para mantener a tu metabolismo con el espíritu en alto.
Date un gusto: No puedes pasar toda la vida "a dieta". Ni tu cuerpo, ni tu mente, lo va a soportar. Las comidas libres entran a jugar un factor súper importante en eso de "alborotar" el metabolismo. Lo importante es reducirla a una, no a una bacanal romana. Si ya estás en ese estado de tener más músculo que grasa, puede que puedas soportar más comidas libres que el resto de los humanos.
No te vuelvas loco con el cardio: Si, hacer ejercicios cardiovasculares es importantísimo para tu corazón, tus pulmones y para claro, quemar grasa. Pero si tu entrenamiento se basa en hacer una hora de spinning y otra en la caminadora, lo que puedes estar haciendo es sobrepasándote en el cardio, lo que lleva a que tus músculos sufran. Y si ellos sufren, tu metabolismo también.

Con info de http://www.mensfitness.com/training/lose-weight/the-8-best-things-you-can-do-for-your-metabolism
Foto de http://www.weightlossforall.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario