miércoles, 12 de febrero de 2014

Comer sano vs Comer para un objetivo





Ayer hablamos sobre "Perderpeso" y "Perder grasa", y para mi, por supuesto que gana la segunda opción. Y ok, ya tienes claro lo que quieres hacer, estas encaminado hacia tu objetivo, te compraste los libros de comida sana que encontraste en el mercado y has copiado cuanta receta de panquecas proteicas o muffins poderosos que has visto en el Instagram. Buenísimo. Ahora, es eso lo que te va a hacer llegar a tu objetivo?

Hay una diferencia muy importante entre "comer sano" y "comer por un objetivo". Comer sano es lo que "debemos" hacer todos los días, y sí, creo que las redes sociales han puesto muy de moda esto. Convertir recetas que antes sonaban a dos kilos en la cintura en una oportunidad de llenarte de nutrientes. Eliminar la idea de que comer sano significa comer sólo pollo y brócoli, que es aburrido, que no tiene sabor. Eso es un éxito.

Pero cuando comes sano, no necesariamente comes hacia tus objetivos. La comida sana que vemos en estas redes tienen todos los nutrientes necesarios, por lo que harán de tu alimentación un buen reflejo de salud. Pero eso no quiere decir 1) que no engorden y 2) que estés comiendo los nutrientes que necesitas en las cantidades para poder logar tus objetivos.

Claro que haciendo el cambio de una dieta, digamos "distinta" (para no usar la palabra "mala") a una dieta natural e integral, vas a ver cambios en tu cuerpo. El sólo cambiar el pan blanco por el pan integral te va a traer beneficios incontables. El incluir proteínas magras a tu dieta también. Y ni hablar de las grasas saludables. 

Pero un carbohidrato es un carbohidrato, y tiene al igual que la proteína 4 calorías por gramo. Y las grasas, así sean del aguacate o almendras, tiene 9 calorías por gramos. Entonces comer "saludable" no es la carta abierta para comer estas delicias todos los días, a toda hora.

El otro punto llega cuando ya estas comidas son parte tradicional de tu dieta. Cuando las panquecas es tu día a día de desayuno y las brownies proteicas son tu merienda perfecta. Pero te estancas o quieres perder grasa. Ahí es cuando con más razón tienes que estar pendiente de los macronutrientes que estas consumiendo y que estén ellos en las cantidades correctas, dirigidas a tus objetivos. Porque como siempre lo digo, el cuerpo se acostumbra a todo, y también a lo bueno.

Por eso es que es tan importante planificar tu alimentación con respecto a tus objetivos. Quieres comer saludable? Pues come todas esas delicias, escápate el 20% o el 10% de tus comidas, haz ejercicio y gózalo todo. Si ya comes así todos los días, pero quieres perder más grasa, mejorar tu figura, lo que sea, quizás es hora de fijarnos más en las porciones, de dirigir la alimentación y apretar con las comidas libres.  No es física quántica, es más organizarse, planificar e ir al ataque!


Foto tomada de http://www.craftyminx.com/food_and_drink/
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario