lunes, 20 de enero de 2014

El fitness y las redes sociales


No hay duda que el Fitness está de moda. En las redes sociales puedes ver como hay miles de cuentas, entrenadores, tips, fotos de gente que se puso durísima en cuatro semanas, madres de ocho hijos con abdominales de acero, recetas dignas de chef que prometen no sólo no hacerte engordar, sino endurecer tus carnes... Me imagino que hay tendencias contrarias (que si blogs y cuentas de Instagram dedicadas a la grasa saturada, por ejemplo) pero como no son mi objetivo, no me influyen. En cambio, las de fitness si. En todas partes lo veo y siento que es una tendencia que espero que dure y no una moda pasajera.

Hasta ahí todo bien, la motivación la tenemos literalmente al alcance de nuestros dedos, pero este buen mensaje muchas veces tiende a desvirtuarse. Con la misma rapidez que captamos todas estas informaciones, pensamos que nuestro cuerpo puede cambiar también en un dos por tres. Lograr los abdominales de acero de la madre trabajadora, ser un chef fitness con uñas arregladas porque no lava platos, y tener la estamina de Rocky en todas las secuelas en un dos por tres.

Por ejemplo, en Instagram es normal que se comparta la dieta que los atletas hacen, así como sus entrenamientos. Y más de una persona dice "si ella pudo, pues yo también" cosa que no está nada mal anímicamente, pero está tu cuerpo preparado para eso? Ahí es cuando al parecer obviamos leer la letrica chiquita: ellos, como atletas, se preparan para un fin específico. Comen y se mueven basados en sus objetivos que son, mucho más grandes que aquellos del que comienza una vida saludable.

Por eso debemos ver esos ejemplos de las redes sociales como fuente de inspiración, pero no son recetas "ready to go" para el común de las personas. Es eso, motivación y como tal debemos tomarlo. Son personas que han pasado años preparándose y esos cambios que vemos en sus cuerpos son objetivos de larguísimos plazos. Porque cuando trates de seguir su alimentación y rutina de ejercicios y no ves los mismos resultados a los pocos meses? Primero, si es que resistes el trote y no llegas con una herida a final de mes, al menos llegarás frustrado cuando veas que no obtuviste los abdominales de acero en 4 semanas. Y conclusión: a mandar todo para el diablo, porque fue mucho esfuerzo para lograr muy poco.

Debemos usar las redes sociales inteligentemente. A mí me encanta que me pregunten y siempre doy las respuestas que puedo a mis seguidores. Y de hecho este post me surgió porque una de mis amiguitas virtuales me dijo que posteara mi rutina, y yo se la medio expliqué pero justamente le explique que era una rutina para mis objetivos... Yo sé de vida sana, de cambiar hábitos, de tratar de hacer la parte de adentro del cuerpo más sana para que por fuera se vea mucho mejor (porque cuando andas sano y feliz eso se ve en todo, en tus ojos, tu piel, todo tu cuerpo!). Y si, llevo años en esto y quizás mis entrenamientos son más duros que los de otra persona que simplemente quiere verse mejor. Pero también pueden ser mucho más suaves que los que hace cualquier atleta. Porque eso no lo manejo: no preparo gente para concurso, no soy atleta de alta competición. Y el día que quiera hacerlo, pues tendré que buscar la guía adecuada, que seguramente tiene que ir más allá que ver lo que come y entrena X persona en las redes sociales. Ellos siempre me van a servir como un ejemplo finísimo, pero seguro mi cuerpo no es igual al de ellos (porque yo soy yo pues) Y por eso yo me dedico a lo que si se y lo comparto completamente: comer bien y hacer ejercicio, plantearnos metas y objetivos y sobretodo, disfrutar el camino, porque es bien largo y si no nos reímos un poco, vaya que puede ser aburridísimo.

Esto no es regaño, es como un consejo para usar estas redes. Disfrútenlas, pregunten, comparen pero de manera sabia. No se frustren por que las cosas no le salen igual que  el atleta que levanta 100 kg en una barra, o la que hace todas esas recetas fitness y le quedan de lujo, y las tuyas quedan como chucutas (por eso le tomo pocas fotos a mis comidas, me quedan de espanto y brinco!) Pero por sobretodo tengan claro, clarísimo sus metas y recuerden que poquito a poquito es que llegamos a ellas. No de un día para otro.

Y como yo me dedico a lo que se, esta semana les voy a dar unas guías de cómo iniciar esta vida saludable: van a ser pautas la triada que necesitas, que es
Alimentación

Ejercicios

Y mucha motivación

Feliz lunes!

No hay comentarios:

Publicar un comentario