viernes, 31 de mayo de 2013

Viernes de aroma: Sanduche de berenjena



Este sánduche se ve demasiado bueno para ser verdad. Seguro que cuando lo haga se me sale todo por los lados pero igual, ¡lo voy a intentar!

2 cucharadas de requesón o queso cottage
2 cucharadas de albahaca fresca
1 cucharada de aceite de oliva
1 berenjena picada en 8 rodajas
4 rebanadas de pan integral
4 rebanadas de jamón de pavo
1 pimentón picado en lonjas
4 rodajas de cebolla morada
Sal y pimienta al gusto

Prende el grill a temperatura media
Combina el requesón o cottage con la albahaca y un poco de sal y pimienta. Le pasas un poquito de aceite a cada rodaja de berenjena y también le pones sal y pimienta.
Pones en el grill las rebanadas de berenjena, dándole vueltas de lado a lado hasta que esté suavecita.
Pones las lonjas de pimentón a asar por unos minutos también y retiras del fuego.

En dos de los panes le pones un poco de tu mezcla de cottage con albahaca, dos rebanadas de jamón de pavo, dos de cebolla, pimentón y las berenjenas. Les pones las tapas y listo, tienes tus súper sánduches

¡Feliz fin de semana!

jueves, 30 de mayo de 2013

Sin perder tiempo en el gimnasio





Siguiendo con el ejercicio, hay otras cosas que nos pueden echar la partida pa trás cuando andamos en nota "sudar". Y esto está dirigido a todos aquellos que pasan tiempo en el gym pero no ven ningún cambio en el tamaño de sus cinturas, o si lo ven, no lo están viendo en la dirección correcta. Porque puede ser que pasen más tiempo dando vueltas que haciendo lo que deben hacer: ejercitarse.

Aquí les dejo algunos errores que te hacen perder tiempo en el gimnasio.

Socializar demasiado: Mira, ok, si tienes tus panas de gimnasio pues finísimo. Es perfecto que tengas un grupo de gente que te entusiasme a hacer ejercicio. Pero si de las dos horas que pasas allá se te va una y media en chismear con los cuentos, es hora de que cuadren una reunión el fin de semana para que se pongan al día y hagan lo que tienen que hacer en realidad. Haz tus ejercicios, y el cuento sobre "sabías que fulanito  llamo a fulanita" lo dejas para cuando estén en los vestidores.
Te quedaste pegado: Puede ser que de verdad, pero de verdad ames esa clase de spinning. Que la zumba es lo máximo que hay en tu vida o que te sientes como Hulk después de cada sesión de body pump pero para ver avances en tu cuerpo, pues tienes que variar un poco. En la variación es que está el gusto y de verdad que hacer distintos ejercicios llevarán a tu cuerpo a otro nivel. Prueba cambiando clases cada 6 semanas. Te sentirás como nuevo (si, literalmente el nuevo de la clase cada cierto tiempo)
Vas sin un plan: Quizás no te gustan las clases, o te gustan pero no sabes cuales. Quizás quieres hacer pesas pero no tienes ni idea de por dónde empezar. Entonces vas y pierdes tu tiempo. Lo mejor que puedes hacer es tener un plan, algo que te diga que hacer primero, que hacer después. Así no te pasas el tiempo "manguareando" sin saber que hacer.
Te tomas muchas pausas: La cosa es que tienes que tomarte tu tiempo entre repeticiones, si estas usando las pesas por ejemplo, pero si esas pausas se vuelven media hora entre set y set, no vas a ver resultados. Trata de sentarte en tu ejercicio y que te cueste realizar el circuito completo. Eso hará que de verdad sientas el esfuerzo en tu entrenamiento.
Usar sólo las máquinas: Cuando hablamos de levantar pesas, es las máquinas pueden ayudarte y asistirte con ciertos movimientos, pero estos movimientos son en su mayoría de músculos aislados. Haciendo ejercicios con pesas libres obligas a tu cuerpo a mover otros músculos así estés haciendo un ejercicio aislado. Siempre es un buen combo.

Ahora te toca a ti, revísate y ve si en tu rutina estas metiendo algunas actitudes. Si es así, pues córtalas como si fuese mala hierba y sácale más provecho a tu rutina de ejercicio.

martes, 28 de mayo de 2013

Lo que cuesta quemar...



Ok no es que este loca y un día les digo que hagan ejercicio y otro les digo que lo más importante es la dieta… No, la cosa no es así. Sino que es una ecuación y todo tiene su peso, el ejercicio y la dieta. Yo ya les dije, para mí es como un 70/30 o 60/30 dejando al menitos el 10 por ciento a LA ACTITUD!

Pero para que vean que sudar no es todo, píllense esta tabla y vean cuánto tienen que sudar para comerse esas cosas ricas que nos tientan día a día… A ese paso pasarías el día sudando en zapatos de goma…



PS. La foto la agarré de FB, de la página Fitness Workouts & Exercises...

lunes, 27 de mayo de 2013

Ver si de verdad estas sudando lo que debes…



 Aunque la dieta de verdad es la parte fundamental de una sana pérdida de peso, nadie puede decir que dejar el ejercicio de lado es la respuesta que necesita tu cuerpo para poder tener músculos torneados, cinturas pequeñas y el corazón bombeando a toda mecha, ¿verdad? Pues sí, es así de duro: hay que ejercitarse para poder cumplir esa ecuación de cuerpo sano.

Y muchos lo hacen pero no ven resultados, piensan que le están echando un camión de ganas y aún así se sienten igualitos que el primer día que se pusieron los zapatos de goma y empezaron a "sudar". Si bien ahora veo con súper ojos pelados como hay personas que piensan que para estar en forma tienen que hacer hasta tres horas de ejercicio diario  o cosas como "voy a hacer una clase de spinning después de esta sesión de crossfit"(really?) hacer poquitísimo ejercicio y pensar que con eso vas a conseguir algo, tampoco es la respuesta. Para saber si de verdad estas ejercitándote por debajo de lo que necesitas lee esto. Es hora de echarle pichón y ver por qué las cosas no están funcionando:

Consistencia: ¿Eres de los que haces ejercicio solo dos veces a la semana?, y si es que ¿De esos que piensan que si se fajan el sábado en la mañana hacen todo el ejercicio que necesita su cuerpo en la semana? Bueno, si eres de este grupo por ahí puedes ver por qué es que no estás viendo resultados. El ejercicio para que funcione tiene que ser constante y debes hacer de 4 a 6 sesiones de ejercicio a la semana (Siendo 4 lo mínimo y 6 el máximo, siempre debes dejar un día para que tu cuerpo se recupere)
Intensidad: ¿Eres de los que te sientas en la bicicleta estática y vas tan lento que casi vas pa tras? Lo he visto, de hecho, más de una vez que estoy súper floja lo he hecho. Y si, se que lo que estoy es perdiendo el tiempo. Tienes que hacer el esfuerzo, tiene que costarte un poco. Tienes que sentir que algo se está moviendo y que no es inercia lo que lleva a tus piernas.
Progresión: Ahí ves como el avance de tu ejercicio. Si cada mes ves que puedes levantar más peso, puedes hacer ejercicio por más tiempo, la clase que hacías al principio de tu entrenamiento y que de dejaba con la lengua por fuera ahora es una cosa de niños, entonces vas por buen camino. Si no, es hora de que aprietes si de verdad quieres avanzar.

Analicen si van por ahí y no le echen la culpa a todo lo demás si es que el ejercicio no está funcionando. Asumir nuestra parte a veces es más difícil que levantar las pesas pero es lo que de verdad nos puede llevar  a que los cambios de verdad se vean.