miércoles, 13 de noviembre de 2013

La balanza no se mueve? Pues a moverse!



Esto le pasa a todos. A toooooodos. Estás en tu súper plan de pérdida de peso. Todo parece un capítulo de la Isla de la Fantasía. Te sientes más fuerte, la ropa te queda de lo mejor, la comida te encanta, disfrutas tu día libre, la balanza y el cm siguen piropeándote, como lo hace la gente que te conoce. Y de repente, dos semanas en que no pasa nada. Todo se queda más quieto que una foto. Listo, llegaste a la Meseta o Plateau.

Ese es ese temido momento donde dices "pero si estoy haciendo todo bien, por qué no está funcionado". Y claro, empiezas a cuestionarte si tanto esfuerzo (que hace unas semanas ya ni te costaba) es necesario. Si igual "hagas lo que hagas" no vas a perder peso. Y empiezas a contemplar de manera muy real cenarte esa pizza con dos tazas de helado de postre. Porque hagas lo que hagas, no vas a adelgazar.
Pero no es así. El plaeau o meseta de verdad es un piropo que te está echando tu cuerpo. Te está diciendo que estás haciendo las cosas tan bien, que tienes que apretar más para volver a montarte en la carretera. Al igual que te habías acostumbrado a comer "el dulcito después del almuerzo" tu cuerpo se acostumbro al ejercicio y la comida que sana que estabas haciendo. Y lo que necesitas, es un empujoncito, no más.

Si bien muchos le dan ese empujoncito cortando cierto nutriente, a mi me gusta un poco más darle un cambio al ejercicio. Y ojo, un cambio, no hablo de sumarle dos horas más de ejercicio, hablo de cambio. Y me gusta más hacer eso con el ejercicio que cortar comida, porque cortar comida es muy maluco. Igual si estas en un plan largo de pérdida de peso en algún momento te va a tocar hacerlo. Pero si puedes apretar los ejercicios, mejor haz eso, y aquí te digo cómo.

Cámbialo todo: Si ya eres tan buena en esa clase de Zumba que la profesora piensa que le vas a quitar el trabajo, es hora de dejarla tranquila y cambiar de clase. Busca otro ejercicio donde preferiblemente tu cuerpo se sienta que está empezando de cero. Esto hará que utilices otros grupos de músculos y hasta tu mente le darás un sacudón. Si, puede ser que no sea cómodo salir de la zona de confort pero verás resultados en tu cuerpo que no te los vas a creer. Y esto aplica tanto para el cardio como para las pesas. Tienes que cambiar tu rutina para que ese preciado músculo, no se acostumbre a hacer lo mismo todo el tiempo.
Periodización: Esto suena un poco complicado pero de verdad no lo es. La periodización es planificar tus ejercicios en ciclos para lograr resultados por ciclo. Es decir planificas el ejercicio y tus metas de fitness por ciclos, con más intensidad, tiempo y distancia. Planes de entrenamiento tipo P90X y Chalean Extreme entre muchos otros, se basan en este concepto. Empiezas de cierta manera moderada y al término de todos los ciclos de entrenamiento (en estos programas son como tres meses y cada mes es un ciclo) deberías terminar como una Killer-Machine, es decir, más fuerte, con mas endurance, con más energía y más delgado. Esta técnica evita el plateau pero si ya llegaste a el, planificar tus entrenamientos de esta manera te ayudará a salir de ese "hueco":
Descanso y relajación: Descanso para perder peso? Pues sí. Puede que ya tu cuerpo necesite un descanso de tu súper ciclo de ejercicios y dieta. Y aunque no hay un parámetro para medir cuanto es demasiado para cada persona, a mi me parece que tomarse una pausa cada 12 semanas, es súper productivo para tu físico. Ojo, esa pausa no quiere decir hibernar, pero quizás una semanita donde camines un poco, hagas yoga para trabajar en tu flexibilidad, te muevas pero no sea un ejercicio donde estés mas focus en hacer relajar tu cuerpo que en la quema de calorías. Además, recuerda que el estrés genera cortisol, que es la hormona favorita de la grasa abdominal. Y largos periodos de ejercicios extenuantes, al igual que un trabajo que no te gusta, te hará generar más cortisol. Y además, cuando vuelvas a tu rutina, además de renovado, tu cuerpo quemará más calorías que muchachito de 7 años en un parque de juegos.

Así que si los números no se mueven, pues felicidades, te estás volviendo un experto. No desesperes y a moverse distinto, eso es todo.

Con info de http://caloriecount.about.com


 



1 comentario:

  1. Me encuentro justamente en esta situacion y me cuesta muchisimo cambiar el ejercicio y me cuesta hacer una semana de descanso, m gusta hacer rutinas hiit, hace poco hice un programa de 3 meses como el que explicas donde empiezas con resistencia muscular y terminas con entrenamientos por intervalos note cambios en mi cuerpo pero la bascula y la cinta de medir no cambio, seria que me jugo una mala pasada mi cerebro jajaj lo que si que mejore mi fuerza y puedo hacer ejercicios q antes ni hacia como una dominada (un par maximo).
    La verdad que si estas en este punto es poco motivante, ahora con el frio y sin ver resultados me da pereza hacer ejercicio, estoy haciendo solo 3 dias a la semanarutinas hiit de 20_30 min maximo y un dia a la semana senderismo en lugar de entrenar toda la semana, y aun no veo cambio. Crees que deberia considerar algo como zumba? O el fallo estara en la alimentacion (debere dejar mis comidas libres por un tiempo)? Solo tengo grasa en abdomen y un par de kilos son los que me quiero quitar, los ultimos son super dificiles. Laura

    ResponderEliminar