lunes, 2 de septiembre de 2013

Un nuevo mes, un nuevo comienzo!

Ok este fin fue mi cumple y lo celebré a lo grande. Llevaba tiempo sin celebrar un cumpleaños, y además me había impuesto una ley seca de un mes y tanto (para acelerar la pérdida de grasa, ya que el alcohol y la grasa son buenas amigas, pero no quieren mucho a la "pérdida"). Y como era mi 1er cumple aquí en Chile quise hacer una choripanada. Mi esposo hizo unas salsas divinas, una amiga trajo un pan de masa madre, otra un queso relleno, mi hermano me trajo mis cervezas favoritas y mi cuñada, una torta que estaba demasiado buena. Fue mucha rumba y diversión es la verdad. Ayer domingo todavía quedaban cosas divinas que comer y la verdad es que en vez de volver a la rutina, me tomé también ese día de relax.

Y aunque goce más que un muchachito en Disney, por supuesto que están las voces de "ay te pasaste" rondando mi cabeza. Porque uno es así. Aunque mi aproach es bastante relajado porque yo invito a la gente a que coma sano pero también disfrute de las otras cosas buenas de la vida, igual es fácil que uno empiece a recriminarse por lo que hizo. Y la verdad es que quejarse o lamentarse por lo que pasó no te hace mejorar, no llegas a nada. El perdonarse los errores es parte de avanzar, y con eso podemos entrar más rápido a cumplir las metas que nos hayamos propuesto.

Y qué mejor manera de salir del sopor de la culpa que empezar el mes con planteamientos positivos? Eso hará que le des a tu vida todo un sentido distinto, te llenes de ánimo y también de expectativas positivas hacia lo que viene en el futuro.

Así que a dejar la quejadera, y empezar a moverse. Nadie lo va a hacer por ti (ni  por mi)

A este mes le voy a poner todos estos anímos para bailar y disfrutar como Mick Jagger


1 comentario: