lunes, 30 de septiembre de 2013

Las verdades duras sobre la pérdida de peso



Yo siempre les digo que perder peso no tiene que ser tan complicado, porque la verdad es que no lo es. Es simplemente comer bien y hacer ejercicio. Eso suena a matemática básica pues, dos más dos es cuatro, a-e-i-o-u. Cierto? Y es que es así. Pero tu cuerpo, sobre todo cuando lo tienes (mal) acostumbrado a hacer un bojote de cosas malas, no le parece tan fácil, ni tan divertido. El dice, ni de broma, y quiere echarse en el sofá con un pote de helado y decir que "esto no es para el"...
Por eso para mantener este juego con todas las cartas sobre la mesa, aquí les pongo las verdades sobre la pérdida de peso, bonitas no son, pero si las tienes presentes, es más fácil que ganes esa batalla.
 
Tu cuerpo se va a negar: Cuando quieres perder peso, tienes que dejar de comer varias cosas de esas que te fascinaban pero que sabes que no debes comer. Y peleas contra los antojos todos los días. Pues tu cuerpo también pelea, porque al hacer "dieta", bajas la hormona leptina, que le dice a tu cerebro que estas lleno, y aumentas la grelina que te alborota el hambre. Por eso es tan importante hacer un plan de pérdida de peso donde de verdad comas, y no que pases hambre como una garrapata en un peluche.
No hay soluciones rápidas: Si, esto es bien triste porque todo el mundo quiere la dieta de dos días que te quite 10 kilos. Y no existe. Es que ni el más profundo de los pensamientos positivos lo logra. Y eso de dietas tipo "la limpieza del limón" o cualquier cosa donde no ingieras alimento y te sientas "mágicamente" más delgado sólo hará que tu metabolismo se haga mucho más lento.
No se suda una mala dieta: Hay gente que quema 10000 calorías al día y siente que puede lograrlo. Y si, puede que no engorde tanto, pero para quemar tanas calorías al día tendrías que ser Michael Phelps entrenando para una olimpiada y pasar 12 horas de tu día en una piscina, por poner un ejemplo. Y esa excusa de que puedes comer porque estás haciendo ejercicio, tienes que cambiarlo por "tengo que comer distinto" porque estoy haciendo ejercicio, y así sí que vas a ver resultados.
La pastilla mágica no exise: Tan simple como esto, cuando compren un suplemento, se gasten sus reales debo decir comprando un suplemento, lean bien la etiqueta que tienen. Además de todas las palabras que no van a poder ni pronunciar verán que muchos "funcionan" con una dieta baja en calorías y ejercicio diario. Ahora, hagan sólo las dos últimas cosas y no se tomen la pastilla. Adivinen cuál sería el resultado? Por supuesto, perder peso. Y por eso la mayoría de las personas que compran este tipo de suplementos lo hacen esperando encontrar algo que mágicamente les haga perder peso mientras se comen un sanduche con mayonesa, tocineta y papas fritas. Ojo y lean bien buen, no estoy diciendo que funcionan, estoy diciendo que lo que funciona es comer bien y hacer ejercicio.
Es difícil construir músculo: esto le va de perlas a todas aquellas personas que piensan que si levantan una pesa de dos kilos se van a poner cuadradas. Pues no, no es así. Construir músculo y sobre todo para las mujeres es más difícil que saltarse las ofertas de tu tienda favorita, es decir, si se puede hacer, pero tienes que trabajar mucho en eso.
Hombres y mujeres comerán distinto: Si, es así de triste, pero las mujeres tenemos que comer menos que los hombres, a menso que tu pareja sea de menor talla que tu. E igual así, seguramente por su masa muscular el podrá quemar grasa mucho más fácil que tu, por lo que puede darse ciertos gustos más seguidos que lo que tú puedes. Tienes que trabajar con tus porciones y lo que realmente te corresponde a tu plato y a tu tamaño.

Por último tienes que recordar que, aunque suene a cliché, es un cambio en el estilo de vida, no es una dieta. Si crees que al terminar el régimen o cuando llegaste a tu peso ideal, finísimo, 20 puntos. Y aunque ahora puedas hacer aquello de 80/20, no puedes revertir esa ecuación, porque vas a ganar lo perdido. Suena terrible, pero es así. Nuestra alimentación es parte fundamental de nuestra salud, a mejor comida, mejor salud y eso se reflejará en un cuerpo lindo por fuera. No lo vean sólo como un medio para un fin. Es el camino, hay muchas cosas divertidas en él, pero es el camino.

Foto tomada de http://www.hunteryostmd.com/wp-content/uploads/2011/09/calorie-counting.jpg

2 comentarios:

  1. Realidad al 100%. Me causó gracia eso de "pasar hambre como garrapata en oso de peluche" jajaja Muy cierto!

    ResponderEliminar
  2. Excelente articulo Clement, gracias!

    ResponderEliminar