miércoles, 26 de junio de 2013

Ser OBESO

Hoy escuche en la TV que la obesidad ya es tomada como una enfermedad. No es nada nuevo porque siempre se ha hablado de eso, que si la obesidad puede causar colesterol alto, presión arterial alta, diabetes y todo lo que deriva de esas condiciones. Nada nuevo. Claro muchas personas con sobre peso dicen que están perfectas de salud hasta que se hacen un examen de sangre o les da un infarto (pero aún así no le van a echar la culpa a lo que se llevan a la boca)

Pero lo que me quedé pesando era en las implicaciones de la palabra obeso. Es decir, si eres obeso, tienes una enfermedad. Lo pinche está en llamar a una persona OBESA. Dirigirse a alguien con esas palabras es no malo, es malísimo. Mejor hazte pipi en la puerta de una iglesia pero no llames a una persona obesa. Utilizamos siempre un bojote de otros términos. Gordito, relleno, grande, sobrepeso, huesos largos, usted nombre. Pero obeso, no.

La obesidad es "es la enfermedad crónica de origen multifactorial prevenible que se caracteriza por acumulación excesiva de grasa o hipertrofia general del tejido adiposo en el cuerpo" *. Y la organización Mundial de la Salud define como obesidad "cuando el IMC (índice de masa corporal, el cálculo entre la estatura y el peso del individuo) es igual o superior a 30 kg/m².2 También se considera signo de obesidad un perímetro abdominal aumentado en hombres mayor o igual a 102 cm y en mujeres mayor o igual a 88 cm"**. Aunque suene un poco duro, esto no es tan raro, ni fuera de lo común, Agarre un CM y mídase la barriga. Si estas medidas se parecen a lo que acaba de leer, pues si, usted es OBESO. No gordito, no pasadito de peso, no es que tiene los huesos grandes.

Y si bien es una enfermedad, la obesidad no se puede tomar como un tabú. El ser obeso no quiere decir que eres menos que otra persona, no quiere decir que tus habilidades cognitivas son diferentes a los de los que te rodean. Lo que se tiene que entender es que si es una enfermedad, tienes que actuar para "curarla" y la única manera de hacerlo es tomando cartas en el asunto.

Quizás te sientas bien, quizás digas "es que yo no soy obeso así que que bruto" pero tu cuerpo, como en otras enfermedades, está sufriendo. Y si te suena demasiado fea la palabra, pues haz algo para eliminarla, tú tienes la decisión de hacerlo. No te sientas herido ni ofendido. Una palabra no te va a definir como persona, pero una enfermedad que te haga daño, si puede.



No hay comentarios:

Publicar un comentario