lunes, 27 de mayo de 2013

Ver si de verdad estas sudando lo que debes…



 Aunque la dieta de verdad es la parte fundamental de una sana pérdida de peso, nadie puede decir que dejar el ejercicio de lado es la respuesta que necesita tu cuerpo para poder tener músculos torneados, cinturas pequeñas y el corazón bombeando a toda mecha, ¿verdad? Pues sí, es así de duro: hay que ejercitarse para poder cumplir esa ecuación de cuerpo sano.

Y muchos lo hacen pero no ven resultados, piensan que le están echando un camión de ganas y aún así se sienten igualitos que el primer día que se pusieron los zapatos de goma y empezaron a "sudar". Si bien ahora veo con súper ojos pelados como hay personas que piensan que para estar en forma tienen que hacer hasta tres horas de ejercicio diario  o cosas como "voy a hacer una clase de spinning después de esta sesión de crossfit"(really?) hacer poquitísimo ejercicio y pensar que con eso vas a conseguir algo, tampoco es la respuesta. Para saber si de verdad estas ejercitándote por debajo de lo que necesitas lee esto. Es hora de echarle pichón y ver por qué las cosas no están funcionando:

Consistencia: ¿Eres de los que haces ejercicio solo dos veces a la semana?, y si es que ¿De esos que piensan que si se fajan el sábado en la mañana hacen todo el ejercicio que necesita su cuerpo en la semana? Bueno, si eres de este grupo por ahí puedes ver por qué es que no estás viendo resultados. El ejercicio para que funcione tiene que ser constante y debes hacer de 4 a 6 sesiones de ejercicio a la semana (Siendo 4 lo mínimo y 6 el máximo, siempre debes dejar un día para que tu cuerpo se recupere)
Intensidad: ¿Eres de los que te sientas en la bicicleta estática y vas tan lento que casi vas pa tras? Lo he visto, de hecho, más de una vez que estoy súper floja lo he hecho. Y si, se que lo que estoy es perdiendo el tiempo. Tienes que hacer el esfuerzo, tiene que costarte un poco. Tienes que sentir que algo se está moviendo y que no es inercia lo que lleva a tus piernas.
Progresión: Ahí ves como el avance de tu ejercicio. Si cada mes ves que puedes levantar más peso, puedes hacer ejercicio por más tiempo, la clase que hacías al principio de tu entrenamiento y que de dejaba con la lengua por fuera ahora es una cosa de niños, entonces vas por buen camino. Si no, es hora de que aprietes si de verdad quieres avanzar.

Analicen si van por ahí y no le echen la culpa a todo lo demás si es que el ejercicio no está funcionando. Asumir nuestra parte a veces es más difícil que levantar las pesas pero es lo que de verdad nos puede llevar  a que los cambios de verdad se vean.

No hay comentarios:

Publicar un comentario