lunes, 29 de abril de 2013

Viajar y no engordar

Irse de viaje y mantenerse en el peso, no es fácil, pero si se puede. Ojo, aquí voy a habla de cómo mantener tu peso, porque perderlo es otra historia. Aunque hay alguno que otro que si le pasa, se va en un viaje de mochilero donde come un pedazo de sánduche al día y bueno, llegas a tu casa flaco como perro de rancho. Pero ese no es el caso aquí. Este post es de cómo tratar de mantener tu peso cuando estas de viaje.

Lo que pasa es que cuando salimos de casa, nos atacan miles de tentaciones. Comidas que no estamos acostumbrados a ver, olores divinisimos que vienen de cada tienda, dulces, salados, redondos, cuadrados. Si bien para algunos tanta novedad les da miedo y prefieren comer lo que conocen, para otros es un festival de diversión, el apetito se despierta y la fuerza de voluntad queda olvidada en lo más profundo de la maleta.

Pero un viaje no tiene que ser un debacle para tu peso. Si puedes disfrutar y mantenerte. Seguramente llegarás un poco más inflamado, por los carbohidratos refinados y sodio de la mayoría de la comida procesada, pero eso no tiene que traducirse en kilos de grasa de más.

Estas son mis técnicas para cuando me voy de viaje, ojo, a veces me paso y me engordo un poco, pero nada lamentable. Pero quizás a otras personas esto les puede ayudar para mantenerse en su peso ideal.
-Por supuesto, muévanse. Esto es fácil porque si están conociendo un lugar, van a dar más pata que un perdido. Y eso es bueno. Caminen como si no hubiese un mañana, tomen el metro o el transporte público para conocerlo pero traten de hacer todos los trayectos a pie que puedan. A eso puede añadirle una sesión de ejercicios en la mañana. Suena extremo pero funciona buenísimo. Llévense unas ligas y hagan alguna rutina de resistencia con ligas, y si le pueden sumar una caminatita adicional, mil puntos. Si se quedan en un hotel y tiene gimnasio, no tienen excusa. También pueden bajar alguna aplicación de podómetro a sus teléfonos y traten de hacer mínimo 10mil pasos diarios.
-Balanceen las comidas. No hagan el festival de los carbohidratos refinados de todo el viaje. Si van a comer pasta en la noche, traten de comer más proteínas en el desayuno. Por ejemplo, si quieren comerse una pizza en la tarde, ese día desayunen un omellet de claras de huevo y vegetales. Si se quedan en un hotel siempre pueden pedir eso, avena sin azúcar, frutas, y si se quedan en un departamento, hagan sus comidas healthy y balanceen.
-Aprovechen la comida local. Claro si vas al festival internacional de la fritanga dirás que no hay nada que escoger sano. Pero en todos los lugares hay frutas de ese lugar, o quizás un pan integral artesanal, yogures caseros… En la mayoría de los mercados tienen ofertas amplias de productos bajos en grasa o sin azúcar preferiblemente que puedes probar. Fíjate en las tablas nutricionales y no compres algo con mucha azúcar. También pregunta si hay mercados de vegetales frescos, pregunta cuales son los platos tradicionales de donde estas. No te quedes en lo básico de comer solo comida rápida.
-Averigua que hay en los menús. Muchos lugares tienen los Venus online donde puedes ver que opciones tienen los restaurantes, ve si tienen algunas opciones más sanas o bajas en calorías. Y si quieren irse por lo seguro, pues pidan una porción de proteína con vegetales. Ahí no tienen perdida. Claro, esten atentos a las preparaciones.

Pero recuerden, también hay que disfrutar. ¿Se quieren comer una dona? Pues háganlo, y disfrútenlo. Claro traten de comer otra cosa más sana después. Pero disfruten porque si son sus vacaciones no tienen porque martirizarse. No tienen que volverse locos tampoco. Todo esta en equilibrar y listo.




2 comentarios:

  1. Genial, Clemen, :)
    Muchísimas gracias por los tips. Mañana vuelo a Munich asi que intentare lidiar entre salchichas y cervezas, Jejejeje.
    Un abrzo!
    Leti

    ResponderEliminar
  2. Es importante desayunar abundante y bien! Tomar abundante agua y caminar! Asi no sólo se quemarán las calorias extras sino que se ahorrará en pasaje y se conocerá más!

    ResponderEliminar